FAO.org

Inicio > Asociaciones > Casos de éxito > Success stories

Los esfuerzos del Ministerio Federal Alemán de Alimentación y Agricultura y la FAO para erradicar el hambre y la malnutrición


11/11/2016 - 

Con el objetivo de cumplir el Objetivo estratégico 1 de erradicar el hambre y la malnutrición, el Ministerio Federal Alemán de Alimentación y Agricultura y la FAO han adoptado soluciones para mejorar los efectos nutricionales de los sistemas agrícolas y alimentarios en todos los niveles, desde el comunitario hasta los nacionales y regionales, en el marco de un Fondo Fiduciario Bilateral establecido en 2002. Desde entonces, más de 100 proyectos han recibo apoyo a través de dicho Fondo.


Todo empezó en el Afganistán, donde el Ministerio Federal Alemán de Alimentación y Agricultura y la FAO colaboraron como parte de un proyecto formulado para fortalecer los sistemas de información para la seguridad alimentaria y nutricional. Ello dio lugar a que se prestara apoyo al Ministerio de Agricultura, Riego y Ganadería del Afganistán con el fin de mejorar la nutrición y sus políticas, sembrando las bases de un enfoque completo para integrar la nutrición y la agricultura, que comprendía la preparación de políticas gubernamentales y el fortalecimiento de la colaboración multisectorial. Asimismo, se elaboraron materiales educativos relativos a la nutrición sobre el modo de mejorar la alimentación infantil y la elaboración de alimentos, y se capacitó a cientos de profesionales que trabajaban para el Gobierno y organizaciones no gubernamentales a nivel comunitario con el objetivo de difundirlos. Además, la agricultura que tiene en cuenta el género llevó al Departamento de Economía Doméstica, cuyo personal está formado en gran parte por mujeres, a integrar este tipo de agricultura en el Ministerio de Agricultura, Riego y Ganadería.


Inspirado por el éxito de los proyectos ejecutados en Afganistán, el Ministerio Federal Alemán de Alimentación y Agricultura y la FAO aplicaron las enseñanzas adquiridas de esta experiencia en África subsahariana, donde la FAO trabajó junto con  la Nueva Alianza para el Desarrollo de África (NEPAD) de la Unión Africana con el fin de integrar la nutrición en las políticas agrícolas y en los planes de inversión. Entre 2011 y 2013, con el fin de incorporar la nutrición en la agricultura, 50 equipos nacionales multisectoriales —dirigidos por los centros de coordinación del Programa general para el desarrollo de la agricultura en África— diseñaron las hojas de ruta que actualmente orientan las inversiones en el país. Varios proyectos apoyados por el Ministerio Federal Alemán de Alimentación y Agricultura garantizan actividades de seguimiento en los ámbitos regional y nacional. Por ejemplo, mediante la integración de la nutrición en el derecho a la alimentación en la agricultura comercial de los pequeños agricultores en Sierra Leona, el apoyo directo para mejorar la resiliencia y la nutrición de la población vulnerable de Malí o a través de la Iniciativa para un África Occidental sin hambre, la cual coopera con la Comunidad Económica de los Estados del África Occidental para promover la agricultura que tiene en cuenta el género y fortalecer los vínculos entre la protección social y la agricultura.


El Ministerio Federal Alemán de Alimentación y Agricultura ha apoyado también a la FAO para que desarrolle una serie de materiales normativos como las Recomendaciones fundamentales para mejorar la nutrición a través de la agricultura y los sistemas alimentarios y el Diseño de inversiones en agricultura que tiene en cuenta la nutrición. Lista de comprobación y directrices para la formulación del programa (solo en inglés), que representa la base de un nuevo curso de aprendizaje en línea sobre Nutrición y sistemas alimentarios (publicado en septiembre de 2016).


Se lograron muy buenos resultados con el Proyecto de investigación y asesoramiento  “Mejorar la alimentación complementaria”, bajo el cual se llevó a cabo un estudio conjunto entre el Gobierno de Malawi, la FAO y la Universidad Justus Liebig  en Giessen (Alemania). El estudio se centró en evaluar los efectos de la producción agrícola en combinación con la educación en materia de nutrición sobre la dieta y el estado nutricional de los niños. La producción agrícola se combinó con actividades educativas sobre nutrición en Camboya y Malawi, los países en los que se llevó a cabo el proyecto. El estudio demostró que allí donde se había aplicado un enfoque educativo sobre nutrición había aumentado considerablemente la diversificación de la dieta y el consumo de alimentos de origen animal, legumbres y hortalizas.


En julio de 2017, el Ministerio Federal Alemán de Alimentación y Agricultura y la FAO celebrarán 15 años desde el establecimiento del Fondo Fiduciario Bilateral y sus esfuerzos duraderos y constantes dirigidos a eliminar el hambre, la inseguridad alimentaria y la malnutrición.