FAO.org

Inicio > Asociaciones > Por qué nos asociamos

Por qué nos asociamos


"Ninguna organización puede acabar con el hambre por sí sola”

José Graziano da Silva, Director General de la FAO

Los Estados miembros han subrayado la importancia de que la FAO trabaje en colaboración con otros actores para poder cumplir su mandato, mejorar su eficacia para ayudar a sus miembros a alcanzar sus objetivos, y garantizar que desarrolla su nuevo marco estratégico.
Este marco establece un sistema de gestión basado en resultados que define las funciones básicas de la FAO como medios fundamentales para la consecución de resultados, aprovechando al máximo las ventajas comparativas de la Organización.
Las asociaciones estratégicas se erigen como catalizador fundamental para el cumplimiento de los objetivos estratégicos, y en este sentido, la facilitación y promoción de asociaciones para la seguridad alimentaria y nutricional, la agricultura y el desarrollo rural es una función básica del nuevo marco estratégico de la Organización.

Aunando fuerzas y trabajando en conjunto, la FAO y sus socios pueden contribuir a la consecución de los cinco objetivos estratégicos de la FAO.

Al asociarse, la FAO puede contribuir de manera más efectiva a los esfuerzos globales para erradicar el hambre y reducir la pobreza, mejorando el acceso a los alimentos para los pobres y vulnerables mediante el trabajo conjunto con sus socios. Las asociaciones también permiten movilizar los mejores conocimientos y capacidades disponibles y proporcionar los servicios más eficaces en el trabajo hacia metas comunes.

Entre las asociaciones se incluyen aquéllas con los organismos, fondos y programas de la ONU, las instituciones académicas y de investigación, las instituciones financieras internacionales (IFIs) y las entidades intergubernamentales. La FAO también se asocia con los gobiernos y la sociedad civil, incluyendo las organizaciones populares y ONGs, las organizaciones de productores y cooperativas, y el sector privado.