FAO.org

Inicio > Centro de conocimiento pastoril > Noticias y eventos > Detail
Centro de conocimiento pastoril

Reconocimiento institucional para los pastores

Los pastores argentinos deseosos de demostrar la valía de su labor mediante datos socioeconómicos recogidos por la comunidad


02/07/2018 -

Si bien Argentina cuenta con una larga tradición de pastoreo, los pastores sienten que, por un lado, los sistemas de producción ganadera intensiva a gran escala y, por otro lado, los agricultores les hacen sombra. Esta falta de reconocimiento institucional a nivel local y nacional les limita el acceso a servicios de apoyo tales como oportunidades de comercialización, instituciones financieras, atención sanitaria y educación. El proyecto “Sistema de Gestión de la Información impulsado por los Pastores” (PDDMS, por sus siglas en inglés), recientemente puesto en marcha, es especialmente importante en este contexto para dar voz a los pastores, los cuales han pasado desapercibidos a lo largo de los años.

Implementado por el Centro de Conocimiento Pastoril en colaboración con la Fundación Gran Chaco, el proyecto PDDMS fue puesto en marcha en el marco de un taller formativo celebrado en Buenos Aires (Argentina) del 29 al 31 de mayo. A este taller asistieron 30 representantes de los pastores de diferentes partes del país para debatir acerca de cómo recopilar, analizar y compartir la información sobre su sistema de producción y para influir en políticas favorables a los pastores a nivel nacional e internacional.

En Argentina, los pastores siguen rutas estacionales de trashumancia pero también practican la movilidad horizontal, rotando entre terrenos adyacentes cada pocos meses en áreas tales como la Patagonia, el Chaco, la Puna y la estepa andina. Crían todo tipo de ganado, incluidos pequeños rumiantes, ganado bovino y camélidos. Pese a los servicios que prestan al país en términos de comida segura y saludable, biodiversidad y legado cultural, los pastores se enfrentan cada vez más a la apropiación de sus recursos comunales por parte de productores agrícolas y ganaderos a gran escala y a la adquisición de tierras para el establecimiento de industrias.     

Los datos socioeconómicos y sobre el medio de subsistencia pueden constituir una herramienta poderosa con la cual abogar por políticas favorables a los pastores. Los asistentes al taller se mostraron especialmente entusiastas por participar en el proyecto para colmar esta carencia de conocimiento tan crucial. Sugirieron varias mejoras para las herramientas de la encuesta con el fin de incorporar más cuestiones específicas del contexto y lograr una mayor representación de las mujeres pastoras, incidiendo particularmente en la necesidad de incluirlas en los marcos jurídicos nacionales.

Financiado por el Fondo Internacional de Desarrollo Agrícola (FIDA) y desarrollado en colaboración con el Centro de Cooperación Internacional en Investigación Agronómica para el Desarrollo (CIRAD), el proyecto se está implementando en Chad y en Mongolia, así como en Argentina – tres contextos diferentes con tres configuraciones institucionales distintas. Los datos recopilados no sólo servirán para reforzar la capacidad de los pastores en estos países y para conferirles autoridad de cara a abordar sus problemas, sino que también resultarán útiles para mostrar la amplitud y el alcance del pastoreo a una comunidad internacional de gestores del desarrollo y legisladores.

Share this page