FAO.org

Inicio > Country_collector > FAO en Perú > Noticias > Detail
FAO en Perú

FAO capacitó a países de la Comunidad Andina en registro de plaguicidas

20/10/2018

Más de 30 participantes de los sectores Agricultura, Salud y Ambiente de Bolivia, Colombia, Ecuador y Perú participaron del Taller Subregional Andino “Kit de herramientas de la FAO para el Registro de Plaguicidas y Convenio de Rotterdam”, organizado por la FAO y la Comunidad Andina.

 El evento contó con la participación de distinguidas autoridades y expertos en la materia, entre ellos, Gerold Wyral, representante de la FAO para la Secretaría del Convenio de Rotterdam; Luz Marina Monroy Acevedo, Secretaria General (a.i) de la Comunidad Andina; Maria Elena Rojas, Oficial a cargo de la Representación de FAO en el Perú; Alicia De La Rosa, experta en Plaguicidas de la FAO en el Perú; Gerard Blair, Director General de la Dirección de Insumos Agropecuarios e Inocuidad Agroalimentaria del SENASA del Perú; y Percy Rudy Montesentre, Director General de la Dirección General de Salud Ambiental e Inocuidad Alimentaria (DIGESA).

Durante seis días, los asistentes recibieron información y herramientas para un adecuado registro de plaguicidas, así como métodos de evaluación para dicho fin. Tras su participación en este taller, funcionarios representantes de los países de la Comunidad Andina cuentan con los insumos necesarios para optimizar el registro de plaguicidas en sus países, de manera conjunta con las Autoridades Nacionalmente Determinadas en cada país.

El Kit de herramientas desarrollado por la FAO, adicionalmente, forma parte de la asistencia técnica brindada desde esta Organización a los países para el cumplimiento de los compromisos y responsabilidades frente a Tratados Internacionales, como el Convenio de Rotterdam.

 

Convenio de Rotterdam

Tratado internacional que promueve la responsabilidad compartida y los esfuerzos conjuntos entre las partes involucradas en el comercio internacional de ciertos productos químicos industriales incluidos los plaguicidas, a fin de proteger la salud humana y el ambiente frente a posibles daños y, contribuir a su utilización ambientalmente racional, facilitando el intercambio de información acerca de sus características. El Convenio establece un proceso nacional de adopción de las decisiones sobre la importación y exportación de dichos productos, así como sobre la difusión de dichas decisiones a las Partes.