FAO.org

Inicio > Country_collector > FAO en Perú > Programas y proyectos > Programa
FAO en Perú

Programas en Perú

La cooperación técnica de la FAO se orienta a contribuir con la sociedad peruana en la implementación de políticas públicas para lograr la inclusión productiva y social de la población, especialmente en las áreas rurales.

El Marco de Programación de País 2018 - 2021 (MPP) de la FAO en el Perú fue consensuado con distintos sectores del gobierno (Agricultura, Ambiente, Producción, Desarrollo e Inclusión Social, Salud, Mujer y Poblaciones Vulnerables, Relaciones Exteriores y la Agencia Peruana de Cooperación Internacional) e instituciones del sector privado.

El MPP ha identificado las siguientes prioridades gubernamentales, que se alinean con los Objetivos Estratégicos FAO 2018-2021.

Prioridad Gubernamental 1. Seguridad Alimentaria y Nutricional

FAO apoya al gobierno peruano en la implementación de instrumentos de política que contribuyan al logro de la Seguridad Alimentaria y Nutricional en el país.

Se espera conseguir este resultado a través de las siguientes realizaciones:

Realización 1.1: MINAGRI, MIDIS y los gobiernos regionales y locales implementan mecanismos de gobernanza y coordinación para erradicar el hambre, la inseguridad alimentaria y todas las formas de malnutrición al 2030.

Realización 1.2: MINAGRI, PRODUCE, MIDIS y MIMP toman decisiones basadas en evidencia para erradicar el hambre, la inseguridad alimentaria y todas las formas de desnutrición al 2030.

Prioridad Gubernamental 2. Desarrollo productivo, conservación y aprovechamiento sostenible de los recursos naturales y la biodiversidad

El Estado peruano ha logrado importantes avances para enfrentarse a los desafíos del desarrollo sostenible y el cambio climático. La FAO contribuirá en la gestión de la agrobiodiversidad y la recuperación de ecosistemas vulnerables en regiones andinas aplicando el enfoque SIPAM, así como con políticas y mecanismos de gobernanza sobre producción, sostenible, recuperación de áreas degradadas en el marco de las NDC; igualmente, incidirá sobre políticas, planes y estrategias para la pesca, acuicultura, agricultura, ganadería y forestería.

Se espera conseguir este resultado a través de las siguientes realizaciones:

Realización 2.1: El MINAGRI y PRODUCE desarrollan y mejoran políticas de producción sostenible, cambio climático y degradación ambiental en agricultura, ganadería, pesquerías y forestería, con enfoque de género

Realización 2.2: MINAM, MIDIS, MINAGRI, MIMP y PRODUCE adoptan prácticas para incrementar sosteniblemente la productividad y articulación a los mercados, considerando cambio climático y degradación ambiental en agricultura y foresteríaamiliar).

Prioridad Gubernamental 3. Desarrollo e inclusión social en beneficio de la población rural

FAO ha participado en los procesos de formulación de políticas por lo que la continuidad de esta acción apuntaría ahora a la formulación de planes específicos y al fortalecimiento de la articulación intersectorial e intergubernamental; MIDIS (FONCODES, JUNTOS y otros), MINAGRI, PRODUCE, Gobiernos Regionales y Locales, etc., para su implementación en los tres niveles de gobierno, así como al desarrollo de las metodologías e indicadores para su monitoreo y evaluación. 

Se espera conseguir este resultado a través de las siguiente realización:

Realización 3.1: MINAGRI, MIDIS y otros sectores fortalecen sus capacidades para brindar apoyo a las poblaciones rurales.

Prioridad Gubernamental 4. Sistema alimentario sostenible y acceso a alimentos inocuos y nutritivos, preferentemente para la población más vulnerable

Una de las preocupaciones principales en este tema se refiere a la calidad e inocuidad de los alimentos generados por la actividad agrícola, pecuaria, pesquera o acuícola, buscando que se mejore cuantitativa y cualitativamente el acceso a los mercados, beneficiando tanto a consumidores (alimentos nutritivos e inocuos) como a productores (colocación de sus productos en mercados y nichos con mejores precios).

La FAO busca contribuir en la elaboración de una estrategia para el fortalecimiento de los sistemas alimentarios urbanos, en la prevención del sobrepeso y la obesidad en la población especialmente infantil. Igualmente, se incidirá en políticas, normativa y acciones para prevenir y reducir la pérdida y desperdicio de alimentos (ODS 12.3); hacer frente a la Resistencia Antimicrobiana, la seguridad química con énfasis en el sector agrario, la bioseguridad en el uso de la Biotecnología y en gobernanza, enfoque de género (ODS 5), tenencia y legalidad en el marco de la política Nacional Forestal y de Fauna Silvestre vinculada a SAN. La institucionalización del Frente Parlamentario de Lucha contra el Hambre es pieza clave en este contexto.

Se espera conseguir este resultado a través de las siguientes realizaciones:

Realización 4.1: MINSA, MINAGRI y PRODUCE garantizan inocuidad alimentaria a través del cumplimiento de estándares internacionales, acuerdos y lineamiento voluntarios.

 Realización 4.2: MINAGRI, PRODUCE, Congreso de la República y gobiernos regionales y locales implementan mecanismos para la sostenibilidad del sistema alimentario Climático.

Prioridad Gubernamental 5. Gestión integral de riesgos de desastres, adaptación y mitigación frente al cambio climático

Las variaciones climáticas afectan directamente a la población rural, más aún a aquella población de escasos recursos, cuya capacidad de respuesta o resiliencia a sus impactos se ve limitada por factores, físicos, económicos o sociales. La FAO busca contribuir en mejorar las capacidades de las autoridades para la respuesta; es decir, para la implementación de mecanismos de rehabilitación rápida-productiva, así como a la implementación de políticas y planes de gestión con enfoques de prevención de desastres y adaptación al cambio climático y de género. 

Se espera conseguir este resultado a través de las siguientes realizaciones:

Realización 5.1: MINAGRI y gobiernos regionales/locales reducen riesgos y vulnerabilidad a nivel de hogares en el marco del SINAGERD.

Realización 5.2: MMINAGRI, los gobiernos regionales y locales recuperan infraestructura natural de los ecosistemas de cuencas priorizadas para proveer servicios y bienes ecosistémicos.