FAO.org

Inicio > Tratado Internacional sobre los Recursos Fitogenéticos para la Alimentación y la Agricultura > Áreas de trabajo > Derechos de los agricultores
Tratado Internacional sobre los Recursos Fitogenéticos para la Alimentación y la Agricultura

Derechos de los agricultores

Derechos de los agricultores

Los Derechos de los Agricultores son fundamentales para garantizar la conservación y el uso sostenible de los recursos fitogenéticos para la alimentación y la agricultura y en consecuencia para la seguridad alimentaria presente y futura. En el Artículo 9 del Tratado Internacional se reconoce la enorme contribución que han hecho y siguen haciendo las comunidades locales e indígenas y los agricultores de todas las regiones del mundo, en particular los de los centros de origen y diversidad de plantas cultivadas, a la conservación y el desarrollo de los recursos fitogenéticos que constituyen la base de la producción alimentaria y agrícola en el mundo. Traslada a los gobiernos la responsabilidad de aplicar los derechos de los agricultores y enumera posibles medidas para proteger y fomentar estos derechos:

  • La protección de los conocimientos tradicionales en lo referente a los recursos fitogenéticos para la alimentación y la agricultura.
  • El derecho a participar de manera equitativa en los beneficios obtenidos de la utilización de recursos filogenéticos para la alimentación y la agricultura.
  • El derecho a participar, a nivel nacional, en la toma de decisiones referentes a la conservación y la utilización sostenible de recursos fitogenéticos para la alimentación y la agricultura. 
  • El derecho que tienen los agricultores a conservar, utilizar, intercambiar y material de siembra o propagación conservado en las fincas, de conformidad con la legislación nacional y según proceda.

FGIA materiales por el desarrollo de capacidad:

Avances en la aplicación del artículo 9

A nivel nacional ha habido una creciente toma de conciencia y apreciación de las  organización de los agricultores y de su participación en la toma de decisiones a nivel nacional, así como en el Órgano Rector. La creciente toma de conciencia y la importancia de la aplicación de los derechos del agricultor se reflejan en las diferentes acciones contenidas en la Resolución 5/2015. Esto incluye las siguientes invitaciones del Órgano Rector:

  • A las Partes Contratantes y a las organizaciones pertinentes para que tomen iniciativas para convocar talleres regionales y otras consultas entre ellos con las organizaciones de agricultores, con miras al intercambio de conocimientos, opiniones y experiencias para promover la realización de los derechos del agricultor tal como se establece en el artículo 9 del Tratado Internacional;
  • A las Partes Contratantes para que consideren la elaboración de planes nacionales de acción para la aplicación del artículo 9, según el caso, y con sujeción a la legislación nacional, en consonancia con la aplicación de los artículos 5 y 6;
  • A cada una de las Partes Contratantes a involucrar a las organizaciones de agricultores y a las partes interesadas pertinentes en asuntos relacionados con la conservación y la utilización sostenible de los recursos fitogenéticos para la alimentación y la agricultura y a tener en cuenta sus contribuciones para la sensibilización y la creación de capacidad;
  • A las Partes Contratantes y las organizaciones de cooperación para el desarrollo a considerar la prestación de apoyo financiero y técnico para la aplicación de los derechos del agricultor tal como se establece en el artículo 9 del Tratado en los países en desarrollo, para permitir que los agricultores y representantes de las organizaciones de agricultores puedan asistir a reuniones en el marco de la Internacional Tratado.

La Resolución 5/2015 también solicita a la Secretaría del Tratado Internacional llevar a cabo varias actividades. Entre estas:

  • Facilitar el apoyo a las partes contratantes en el desarrollo de capacidad para la aplicación de los derechos del agricultor, a petición de éstas y en función de los recursos disponibles;
  • Preparar y consolidar un estudio sobre lecciones aprendidas en la implementación de los derechos del agricultor;
  • Finalizar el módulo educativo sobre los derechos del agricultor;
  • Poner en marcha el Programa conjunto de desarrollo de capacidad en colaboración con el Foro Global de Investigación Agropecuaria (FGIA) and otras organizaciones pertinentes; y
  • Continuar la colaboración y el apoyo recíproco con la Unión Internacional para la Protección de las Obtenciones Vegetales (UPOV) y la Organización Mundial de la Propiedad Intelectual (OMPI), en particular mediante un proceso participativo y consultivo, según proceda y con sujeción a disponibilidad de recursos, para finalizar el proceso de determinación de posibles esferas de interrelaciones entre sus respectivos instrumentos y el Tratado. 

El Secretario informaré sobre estos avances en la aplicación de la resolución 5/2015 en la próxima reunión del Órgano Rector.

Compartir esta página