FAO.org

Inicio > Tratado Internacional sobre los Recursos Fitogenéticos para la Alimentación y la Agricultura > Noticias > News Detail sp
Tratado Internacional sobre los Recursos Fitogenéticos para la Alimentación y la Agricultura

El Tratado Internacional y la Unión Europea visitan las áreas de sus proyectos en Kenia y Tanzania

25/05/2018

Visita a los pequeños agricultores

Nairobi, Kenya y Dar-es-Salaam, Tanzanía, 9-13 de abril de 2018 - La Unión Europea se ha asociado con el Fondo de distribución de beneficios del Tratado Internacional para ayudar a los agricultores de África y otros países a hacer frente al impacto del cambio climático a través de proyectos especiales de semillas, bajo un programa llamado "Líderes en el campo para la seguridad alimentaria y la adaptación al cambio climático". Entre el 9 y el 13 de abril de 2018, un representante de la Unión Europea, Juan Manuel Velasco, y el Secretario de Tratado Internacional de la FAO, Kent Nnadozie, realizaron visitas de campo a Kenya y Tanzanía para conocer a aquellos más directamente involucrados en estos proyectos: los agricultores.

La visita de cinco días comenzó con una sesión especial de medios de comunicación celebrada en Nairobi, el Secretario del Tratado, el Sr. Nnadozie, dijo: "Estamos encantados de poder visitar las áreas de los proyectos del Fondo de distribución de beneficios con nuestro socio de siempre, la Unión Europea, y estamos agradecidos por el apoyo constante hacia aquellos proyectos que tienen un impacto real sobre el terreno, ayudan a aumentar la resiliencia de los agricultores al cambio climático y benefician a la biodiversidad agrícola en general”.

En nombre de la Unión Europea (UE), Juan Manuel Velasco, Oficial de Políticas de la Dirección General de Cooperación Internacional y Desarrollo (DG DEVCO), dijo: "La Unión Europea se complace en asociarse con el Tratado Internacional sobre Recursos Fitogenéticos para la Alimentación y la Agricultura para ayudar a los agricultores a enfrentar el impacto del cambio climático".

Los sitios del proyecto y los bancos de germoplasma que visitó la delegación en Kenya y en Tanzanía, son parte de proyectos multinacionales respaldados por fondos de la UE a través del Fondo de distribución de beneficios (BSF). Los fondos proporcionados por la UE representan aproximadamente el 50% de los fondos totales, ligeramente superiores a 10 millones de dólares EE.UU. disponibles para el Cuarto ciclo de proyectos del BSF. El apoyo de la UE al BSF del Tratado Internacional proporciona la mayoría de los fondos para 13 de los 22 proyectos que se están implementando en el marco del cuarto ciclo de proyectos del BSF.

En el transcurso de una semana, los visitantes se reunieron con agricultores, gerentes de bancos de germoplasma nacionales y otras organizaciones asociadas directamente involucradas en la ejecución de los proyectos del BSF, y visitaron áreas de  Nyando y Kiboko, Kenya, y también se reunieron con partes interesadas en Dar-es-Salaam, Tanzanía. En Nyando, la delegación visitante se reunió con más de 150 agricultores locales y tuvo la oportunidad de ver cómo las variedades mejoradas de sorgo, mijo y frijoles proporcionadas a través del proyecto BSF han tenido un impacto positivo en los medios de vida de las comunidades locales - en términos de aumento de resiliencia y control de plagas, aumento en las cosechas y diversificación de la dieta. De manera similar, los agricultores que participan en un proyecto de yuca, tanto en Kenya como en Tanzanía, que han recibido material de yuca mejorado/limpio, informaron que ahora tienen cosechas más predecibles y están en mejores condiciones para controlar la propagación de enfermedades de las plantas. Además, la capacitación recibida en el envasado y el valor agregado de la yuca les ha ayudado a vender no solo tubérculos sino también flores, para las cuales existe demanda en el mercado. Varios agricultores informaron que sus ingresos netos se han multiplicado por diez, pasando de 100 dólares EE.UU./acre a 1000 dólares/acre, como resultado del cultivo de nuevas variedades de yuca, con beneficios generales en los medios de subsistencia de los hogares que participan en el proyecto BSF documentados. Los proyectos aún están en curso, y los resultados finales se esperan a largo plazo.

Hablando en una conferencia de prensa en Dar-es-Salaam al final del viaje, el Secretario Sr. Nnadozie agradeció especialmente a los pequeños agricultores, que son los más vulnerables a los cambios climáticos y ambientales y cuya contribución, señaló, es fundamental para el desarrollo y mantenimiento de variedades de cultivos.

"Al ayudar a los pequeños agricultores en Kenya y Tanzanía a enfrentar mejor el cambio climático, al aumentar la diversidad y calidad de los cultivos que cultivan en sus campos y aumentar la nutrición en sus comidas, estamos aumentando también su resistencia  frente a condiciones adversas y mejorar los medios de vida", dijo el Secretario Sr. Nnadozie. "Y al hacerlo, todos estamos trabajando para lograr los Objetivos de Desarrollo Sostenible de la ONU para Acabar con el Hambre y Proteger la Biodiversidad (agrícola). Los beneficios de tales proyectos se extienden más allá de las fronteras nacionales. Nos afectan a todos".

"Interdependencia por la comida"

Las semillas cultivadas y desarrolladas a través de los proyectos del Fondo de distribución de beneficios retroalimenta el Sistema multilateral de acceso y distribución de beneficios para que la comunidad mundial pueda compartir conocimientos, acceder a materiales y aprender unos de otros. El Tratado Internacional ayuda a conectar a las comunidades locales con la comunidad global en general.

"Las semillas son valiosas, no solo para los agricultores locales en Kenya y Tanzanía, sino para todos los agricultores y fitomejoradores de todo el mundo", dijo el Secretario Sr.Nnadozie.

Todas las variedades de cultivos utilizadas en proyectos patrocinados por el Fondo de distribución de beneficios también forman parte del Sistema multilateral de acceso y distribución de beneficios del Tratado Internacional.

"La Unión Europea está muy satisfecha de que las variedades únicas identificadas a través de estos proyectos BSF estén disponibles para la comunidad mundial en general a través del Sistema multilateral del Tratado Internacional", dijo el Sr. Velasco. "Nos complace asociarnos con el Tratado Internacional para el beneficio de todos", agregó.

Todos los países son interdependientes cuando se trata de alimentos. Para poder sobrevivir y prosperar, debemos trabajar juntos y compartir los beneficios de la generosidad de la diversidad agrícola en el mundo. El Tratado Internacional tiene un Sistema multilateral, que incluye un acervo genético mundial de más de 2,3 millones de semillas de cultivos y muestras de material fitogenético vital para la alimentación y la seguridad, a las que pueden acceder las 144 Partes Contratantes. Hasta la fecha, el Sistema multilateral del Tratado Internacional ha facilitado el intercambio de más de 4 millones de muestras de semillas e información esencial sobre este material a una tasa con un promedio de 1000 transferencias por día.

A través del Sistema multilateral de acceso y distribución de beneficios, los agricultores, fitomejoradores y científicos de todo el mundo pueden intercambiar información vital y material para la mejora de los cultivos que necesitan. Y a través del Fondo de distribución de beneficios, los agricultores de diferentes países pueden compartir las semillas y los conocimientos que necesitan en sus comunidades locales.

El Fondo de distribución de beneficios ha ya ayudado a casi un millón de personas a través de 61 proyectos en 55 países en los últimos nueve años.

 

Compartir esta página