FAO.org

Inicio > Apoyo en materia de políticas y gobernanza > Temas de políticas > Pérdida y desperdicio de alimentos
Apoyo en materia de políticas y gobernanza
© FAO photo library

Pérdida y desperdicio de alimentos

Aproximadamente un 30% de los alimentos producidos para el consumo humano en todo el mundo se pierde o desperdicia cada año. Esto equivale a 1300 millones de toneladas de comida, 1 billón USD en costes económicos, cerca de 700.000 millones USD en costes ambientales y alrededor de 900.000 millones USD en costes sociales.

Prevenir y reducir activamente la pérdida y el desperdicio de alimentos.

El enfoque de la FAO, consistente en prevenir y reducir la pérdida y el desperdicio de alimentos, está movido por la concepción, más amplia, de unos sistemas alimentarios sostenibles y seguridad alimentaria y nutricional para todos.

La Organización trabaja con toda la cadena de suministro alimentario, desde la producción, la postcosecha, el almacenamiento y el procesamiento hasta la distribución y los consumidores finales.

La FAO apoya políticas globales, regionales, nacionales y locales adecuadas e intervenciones técnicas, y fomenta la consecución de resultados mediante incentivos y marcos regulatorios. 

La Organización colabora con el sector público, el privado y la sociedad civil a través de la Iniciativa mundial sobre la reducción de la pérdida y el desperdicio de alimentos.

Principales mensajes de políticas

  • La pérdida y el desperdicio de alimentos se pueden y se deben prevenir y reducir drásticamente. Invirtiendo en prevención se consiguen unos alimentos más seguros y nutritivos para el consumo humano que invirtiendo solo en el incremento de la producción alimentaria.
  • La pérdida y el desperdicio de alimentos supone pérdidas económicas para todas las partes interesadas de las cadenas de suministro alimentario, consumidores finales incluidos. También representa un uso extremadamente ineficiente de los recursos (p. ej. la mano de obra, el agua, la energía y las tierras), así como un cambio climático y un impacto social evitables.
  • Atajar la pérdida y el desperdicio de alimentos es un objetivo definido en los Objetivos de Desarrollo Sostenible (meta ODS 12.3, que también contribuye directamente a la meta ODS 12.5 y al ODS 2), acordados internacionalmente, y un elemento fundamental del Reto del Hambre Cero
  • Los factores que impulsan el cambio son la sensibilización y políticas basadas en pruebas objetivas que faciliten la identificación de incentivos específicos y marcos regulatorios. Las políticas, las estrategias, las intervenciones y las tecnologías se beneficiarán de una mayor disponibilidad y calidad de los datos y de la armonización de la terminología, las definiciones y las metodologías.
  • Para que sea más fácil fijar objetivos a nivel local, nacional, regional y global, aumentar la concienciación, concentrar esfuerzos, movilizar recursos y garantizar la actuación, los procesos deberán implicar conjuntamente al sector público, al privado y a la sociedad civil.

Recursos destacados

Compartir esta página