FAO.org

Inicio > La Agenda de Desarrollo Post-2015 y los Objetivos de Desarrollo del Milenio > Contexto
La Agenda de Desarrollo Post-2015 y los Objetivos de Desarrollo del Milenio

Contexto

Los objetivos de desarrollo mundial actuales tienen su origen en la Declaración del Milenio, una visión compartida entre los líderes mundiales, que fue adoptada por la Asamblea General de las Naciones Unidas (AGNU) en el año 2000. Los Objetivos de Desarrollo del Milenio (ODM) que se formaron en base a la Declaración constituyen hitos para las estrategias de desarrollo mundiales y nacionales hasta finales de 2015.

Visto que esa fecha límite se está acercando, la atención se ha centrado en aquello que debería suceder a los ODM. La Agenda de Desarrollo Post-2015 está dirigida por los Estados Miembros de la ONU, con el apoyo del sistema de las Naciones Unidas y las contribuciones de las múltiples partes interesadas. Si los ODM estuvieron orientados hacia los países en desarrollo, los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) serán “universalmente aplicables a todos los países, teniendo en cuenta las diferentes realidades, capacidad y niveles de desarrollo nacionales y respetando las políticas y prioridades nacionales”. Los nuevos objetivos también deberán estar orientados a la acción, ser concisos, fáciles de comunicar, limitados en su número, ambiciosos y tener un carácter global. Los Estados Miembros deben alcanzar un acuerdo, al final de julio de 2015, sobre un documento final que será adoptado en una Cumbre de Jefes de Estado y de Gobierno, entre el 25 y el 27 de septiembre de 2015.

FAO y Post-2015

La FAO ha apoyado de manera activa a los Estados Miembros en el proceso de la Agenda de Desarrollo Post-2015. Codirigió una de las 11 Consultas Temáticas Globales (Hambre, Seguridad Alimentaria y Nutrición), mientras que también apoyó a las reuniones del Grupo de Trabajo Abierto aportando conocimientos e información técnica sobre temas relacionados con el desarrollo medioambiental, social y económico sostenible. La Organización ha identificado 14 áreas temáticas para organizar sus contribuciones técnicas al GTA y ha seguido aportando su competencia técnica, especialmente identificando indicadores viables y medios de ejecución apropiados para contribuir a las negociaciones intergubernamentales de la AGNU. La FAO también aporta recursos para patrocinar y organizar eventos para informar e involucrar a los Estados Miembros, las partes interesadas y el público en general en el proceso Post-2015.

Los orígenes

El proceso post-2015 se caracterizó inicialmente por dos ciclos distintos. En el primero, el Grupo de Trabajo Abierto (GTA) sobre los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) y el Comité Intergubernamental de Expertos en Financiación del Desarrollo Sostenible fueron iniciados por los Estados Miembros en junio de 2012, en la Conferencia de las Naciones Unidas sobre el Desarrollo Sostenible (Río+20), en Rio de Janeiro. Haciendo un llamamiento a la contribución de “las partes interesadas, así como de la competencia técnica de la sociedad civil, de las instituciones científicas y del sistema de las Naciones Unidas”, el GTA celebró ocho reuniones iniciales sobre temas claves relacionados con el desarrollo medioambiental, social y económico sostenible, que duraron unos 3-5 días al mes entre marzo de 2013 y junio de 2013, y luego a partir de noviembre de 2013 hasta febrero de 2014. El GTA entró en fase de negociación entre el mes de marzo y julio de 2014, resultando en un documento final, que consta de una introducción, 17 objetivos y 169 metas, que fue presentado a la AGNU en julio de 2014. El informe final del Comité Intergubernamental de Expertos en Financiación del Desarrollo Sostenible fue presentando en agosto de 2014, tras 8 reuniones, que tuvieron lugar entre agosto de 2013 y agosto de 2014.

El segundo ciclo del post-2015 respondió a la necesidad de ampliar la participación al proceso para definir objetivos mundiales, que también fue una de las lecciones clave del proceso de los ODM.  El Secretario General de las Naciones Unidas (SG), encargado por la AGNU, solicitó las contribuciones de una amplia gama de partes interesadas, incluidos la opinión del público en general, la sociedad civil, las instituciones científicas y de conocimiento, los parlamentos, las autoridades locales y el sector privado. Formando parte íntegra de este proceso inclusivo, los organismos del sistema de las Naciones Unidas han estado involucrados en la organización de dos series de consultas/diálogos. La primera tuvo lugar al nivel mundial, regional y nacional entre noviembre de 2012 y abril de 2013, en torno a las prioridades para un nuevo marco. La segunda serie, que se desarrolló al nivel nacional y local, entre abril de 2014 y abril de 2015, se centró en los medios de ejecución. Los resultados fueron presentados a los Estados Miembros y se reflejaron en el informe del Secretario General sobre los ODD así como en la Agenda de Desarrollo Post-2015, en ocasión de la 68a sesión de la AGNU, en septiembre de 2013. Un Grupo Asesor de Expertos Independientes sobre la Revolución de los Datos para el Desarrollo Sostenible  (GAEI), establecido por el Secretario General en agosto de 2014, presentó su informe en noviembre de 2014 con propuestas sobre las medidas necesarias para remediar las lagunas de datos y reforzar las capacidades estadísticas nacionales. 

La etapa final

Para unir a los dos ciclos iniciales del proceso, la AGNU adoptó una resolución el 10 de septiembre de 2014 estableciendo la propuesta del GTA como “la base principal para la integración de los objetivos de desarrollo sostenible en la agenda de desarrollo post-2015, reconociendo al mismo tiempo que otras contribuciones se tendrán también en cuenta en este proceso, en la ocasión del 69º periodo de sesiones de la AGNU”.

El Secretario General de la ONU presentó su informe final sobre el post-2015 en diciembre de 2014, sintetizando las diferentes aportaciones al proceso. Saludando al informe del GTA, propuso una serie integrada de seis elementos esenciales: dignidad; personas; prosperidad; planeta; justicia; y partenariado, que podrían contribuir a la comunicación en torno a los objetivos.

En la etapa final del proceso sobre la Agenda de Desarrollo Post-2015, las negociaciones intergubernamentales de la AGNU sobre el Post-2015 se celebrarán en la sede de la ONU en Nueva York, entre enero y julio de 2015. Después de las 8 sesiones previstas, los Estados Miembros deberán acordar un resultado que será adoptado en una Cumbre de Jefes de Estado y de Gobierno, entre el 25 y el 27 de septiembre de 2015. El documento final constará de una declaración; los objetivos (ODS) y las metas de desarrollo sostenible; los medios de ejecución y la alianza mundial para el desarrollo sostenible; y el seguimiento y la evaluación de la ejecución.

En la conclusión del documento final, las negociaciones intergubernamentales se coordinarán y estarán influenciadas por los resultados de las diferentes conferencias intergubernamentales y ejes de trabajo en este ámbito. Los Estados Miembros recibirán asesoría técnica por parte de la Comisión de Estadística de la ONU - un organismo intergubernamental – sobre un marco de indicadores antes de que se celebre la 3a sesión sobre los objetivos y las metas, del 23 al 27 de marzo.

Desempeñando un papel fundamental contribuyendo a diseñar un cuadro de desarrollo global transformador, el informe de la Tercera Conferencia Internacional sobre la Financiación para el Desarrollo (FfD3, por sus siglas en inglés), que se celebró del 13 al 16 de julio en Addis Abeba, dio lugar a un acuerdo negociado al nivel intergubernamental sobre el uso efectivo del financiamiento y la movilización de los recursos para el desarrollo. 

A pesar de tener lugar posteriormente a la adopción de los objetivos post-2015, el resultado de la Conferencia de Naciones Unidas sobre Cambio Climático (CMNUCC) que se celebrará del 30 de noviembre al 11 de diciembre de 2015, y donde los gobiernos apuntarán a un acuerdo jurídicamente vinculante sobre el clima, tendrá igualmente un impacto sobre la efectividad de la agenda post-2015. 

Más allá del 2015

Una de las cuestiones fundamentales relacionada con el proceso tiene que ver con el papel del sistema de las Naciones Unidas y su capacidad de actuar eficazmente para apoyar a los Estados en la ejecución de la Agenda de Desarrollo Post-2015. En los debates sucesivos, la Junta de los Jefes Ejecutivos del Sistema de las Naciones Unidas para la Coordinación (JJE), ha identificado cinco elementos claves característicos del denominado “fit for purpose”: universalidad, integración, derechos humanos, igualdad y datos para el desarrollo.

El Foro Político de Alto Nivel sobre el Desarrollo Sostenible (HLPF, por sus siglas en inglés), creado en Rio+20, ha sido citado con frecuencia para servir de plataforma potencial para el seguimiento y el examen de la Agenda de Desarrollo Post-2015. El Foro se reúne cada cuatro años al nivel de los Jefes de Estado y de Gobierno bajo los auspicios de la AGNU, y cada año bajo los auspicios del ECOSOC.