Conferencia mundial sobre la papa en Cusco

Perú
25-28 de marzo

La histórica ciudad de Cusco, Perú, situada en el origen geográfico andino de la papa, celebra en marzo una de las principales actividades del Año Internacional de la Papa, una importante conferencia mundial sobre "La ciencia de la papa para los pobres", patrocinada por el Centro Internacional de la Papa y la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación.

La conferencia tiene como objetivo aprovechar el potencial de la papa a fin de incrementar su presencia en la agricultura, la economía y la seguridad alimentaria, en especial en los países más pobres del mundo.

La papa tiene perspectivas brillantes. En el mismo Perú, la inflación de los precios de los alimentos ha estimulado al gobierno a reducir las costosas importaciones de trigo y alentar a la población a consumir pan con harina de papa. En China, primer productor mundial de papa (72 millones de toneladas en 2007), expertos agrónomos han propuesto que la papa se convierta en el principal cultivo alimentario de gran parte de las tierras agrícolas del país.

Sin embargo, extender los beneficios de la producción de papa depende de que se mejoren la calidad el material de siembra, contar con sistemas agrícolas que hagan un uso más sostenible de los recursos naturales, y tener variedades de papa que reduzcan la necesidad de agua, tengan mayor resistencia a las plagas y enfermedades, y capacidad de adaptación ante el cambio climático.

Productividad, rentabilidad, sostenibilidad. Durante los cuatro días de la conferencia, más de 90 de las principales autoridades mundiales de la papa y de la investigación para el desarrollo debatirán estrategias para aumentar la productividad, rentabilidad y sostenibilidad de los sistemas de producción de papa, prestando especial atención a los países en desarrollo.

Tratarán los desafíos que afrontan tres economías en particular –indicadas en el Informe del Banco Mundial sobre el desarrollo 2008– en materia de fomento de la papa en el mundo en desarrollo. La primera es la de los países agrícolas, principalmente de África, donde la población pobre se concentra en las zonas rurales y produce papa para consumo doméstico y para el mercado local. El CIP y la FAO consideran que para estos países es prioritario contar con resultados de investigación y tecnología, en apoyo a una "revolución sostenible de la productividad", así como establecer nexos entre los productores con los mercados interno y regional.

Son necesarias estrategias diferentes para las "economías en transformación" de África, Asia y el Oriente Medio, donde los sistemas de producción de papa comúnmente son granjas comerciales muy pequeñas de producción intensiva. Para estos países el reto consiste en la gestión sostenible de los sistemas intensivos, aumentar la productividad y reducir al mínimo los riesgos para la salud y el medio ambiente.

En las economías urbanizadas características de América Latina, Asia Central y Europa oriental, el desafío estriba en asegurar la sostenibilidad social y ambiental de los sistemas basados en la papa, y establecer nexos entre los pequeños productores de papa y los nuevos mercados de alimentos.

Investigadores-agricultores. Los participantes en la conferencia visitarán un "Parque de la papa" de 12 000 hectáreas que está cerca de Cusco, donde investigadores-agricultores han restablecido la producción de más de 600 variedades andinas tradicionales de papa y han aportado los elementos genéticos básicos para la obtención futura de otras variedades.

Uno de los resultados previstos de la conferencia recibe el nombre de "Desafío de Cusco", un diálogo de un año con la comunidad científica mundial especializada en la papa, que debatirá las cuestiones y las oportunidades para el desarrollo futuro de este cultivo fundamental.