Europa

Producción, 2007
Área cosechada
7 473 628 ha
Cantidad
130 223 960 t
Rendimiento
17,4 t/ha
Fuente: FAOSTAT

Durante la mayor parte del siglo XX, Europa fue el primer productor mundial indiscutible del mundo, honor que ahora corresponde a Asia, si bien siete países de Europa están entre los primeros 10 productores del mundo. Europa también tiene el consumo más grande del mundo (casi 90 kilogramos por persona al año). En muchos países de Europa occidental se está produciendo un cambio, del cultivo a la elaboración de papas y la producción de tubérculos semilla.

1. Federación de Rusia

картофеля

Producción, 2007
Área cosechada
2 851 660 ha
Cantidad
36 784 200 t
Rendimiento
12,9 t/ha
Fuente: FAOSTAT

La leyenda cuenta que el zar Pedro el Grande, en su viaje por Europa occidental en 1697, mandó a Rusia el primer saco de papas. Pero durante más de un siglo después de eso, el nuevo tubérculo era considerado tóxico y rechazado con el mote de "manzana del diablo".

Cuando por fin los agricultores rusos aceptaron la papa, a mediados del siglo XIX, nadie pudo contenerlos. Para 1973 Rusia producía, con las entonces repúblicas soviéticas de Bielorusia y Ucrania, más de 100 millones de papas al año. Desde entonces, la superficie cultivada de papas ha disminuido sin interrupción, y la producción anual de Rusia en los últimos 15 años se ha estabilizado en 35 millones de toneladas.

Con todo, la Federación de Rusia sigue siendo un «titán de la papa», el segundo después de China en 2007. El ruso promedio consume 130 kilogramos de papa el año. Más del 90 por ciento de las papas rusas se cultivan en parcelas domésticas y en granjas privadas, con una producción promedio de 13 toneladas por hectárea. Las plagas y las enfermedades son un gran problema, se pierden al año hasta cuatro millones de toneladas a causa del escarabajo de las papas del Colorado, el tizón tardío y diversos virus.

2. Ucrania

картопля

Producción, 2007
Área cosechada
1 453 300 ha
Cantidad
19 102 000 t
Rendimiento
13,1 t/ha
Fuente: FAOSTAT

Si bien la papa se cultiva en Ucrania desde el siglo XVIII, este tubérculo se adaptó lentamente al clima ucraniano y al principio se utilizaba sobre todo para producir almidón y alcohol. Sólo en el siglo XX se difundió su producción como alimento, al grado de considerarse a menudo como el "segundo pan" del país, y los perogies (bolas de harina cocidas rellenas de papa) son un platillo nacional muy popular.

Hoy, Ucrania es el quinto productor mundial de papas, después de China, la Federación de Rusia, la India y los Estados Unidos de América, y consume una elevada cifra de 136 kilogramos per cápita al año. Cerca de la mitad de las 1,5 millones de hectáreas de superficie agrícola del país donde se producen papas, está en los suelos negros de las estepas de Ucrania central, aunque las cosechas más abundantes se producen en los humedales de Polesye, en el norte del país.

En 2004 la producción fue de 20,7 millones de toneladas, con cosechas medias de unas 13 toneladas por hectárea. Sin embargo, a pesar del gran volumen de la producción, Ucrania no es un país exportador de papa. Una gran parte de la cosecha anual se pierde a causa de las plagas, sobre todo el escarabajo de la papa, y por las condiciones deficientes de almacenamiento.

3. Polonia

ziemniak

Producción, 2007
Área cosechada
569 600 ha
Cantidad
11 791 072 t
Rendimiento
20,7 t/ha
Fuente: FAOSTAT

La introducción de la papa en Polonia, a mediados del siglo XVII, se atribuye al rey polaco Juan III Sobieski. Así comenzó una historia de amor que convirtió a Polonia en un titán de la producción mundial de papa.

Para 1970 el país recogía más de 50 millones de toneladas anuales de papa, cantidad que sólo la URSS llegó a superar, y hoy, Polonia es uno de los 10 primeros productores mundiales de papa. Sin embargo, en los últimos años las cosechas han disminuido, y en 2006 la producción cayó de los 36 millones de toneladas de 1990 a una cifra sin precedentes de menos de 9 millones en 2006. La cosecha de 2007, de casi 11,8 millones de toneladas, representó una recuperación bienvenida de la capacidad de la producción polaca.

La papa sigue en el centro de la agricultura polaca, la producen unos 2,2 millones de agricultores. Según estimaciones recientes, casi la mitad de la producción de papa se destina a piensos, mientras que el 25% es para consumo humano (unos 130 kilogramos per cápita en 2005).

4. Alemania

kartoffel

Producción, 2007
Área cosechada
274 961 ha
Cantidad
11 643 769 t
Rendimiento
42,3 t/ha
Fuente: FAOSTAT

La papa llegó a Alemania a fines del siglo XVI y se cultivó casi exclusivamente para piensos durante los siguientes 200 años. Pero después de una intensa hambruna en el decenio de 1770, los monarcas alemanes, sobre todo Federico el Grande de Prusia, promovieron el consumo de la papa como alimento básico.

Alemania es hoy el séptimo productor más grande de papa del mundo, y el principal de Europa, con una producción de poco más de 11,6 millones de toneladas en 2007. De todas formas, la producción alemana de papa ha venido disminuyendo constantemente desde 1960, año cuya cosecha fue de 33 millones de toneladas y la producción de papa ocupaba el 10 por ciento de las tierras agrícolas, respecto a menos del 3 por ciento de hoy.

Alemania es de los principales fabricantes y exportadores de productos de papa. En 2005, elaboró 6,5 millones de toneladas de papas, de los cuales 3,3 millones de toneladas se destinaron a la fabricación de almidón, y se exportaron 1,3 millones de toneladas de papas frescas y 2 millones de toneladas (de materia prima) en productos elaborados. Alemania también es de los principales importadores de papa temprana (en 2005 casi 550 000 toneladas, la mayor parte de Francia, Italia y Egipto).

5. Belarús

бульба

Producción, 2007
Área cosechada
412 553 ha
Cantidad
8 743 976 t
Rendimiento
21,2 t/ha
Fuente: FAOSTAT

A los belarusos les gustan mucho las papas. Su consumo per cápita es mayor que el de cualquier otro país: unos 180 kilogramos anuales o casi medio kilo diario. Se cree que la papa llegó a Belarús desde Holanda, y que para el siglo XIX se había convertido en alimento básico y alma de la cocina nacional.

Hoy en día, Belarús es el octavo productor mundial de papa, con una producción anual –de 8,7 millones de toneladas en 2007– casi del doble de las del trigo y la cebada juntas. En los últimos 15 años ha disminuido la superficie agrícola del país destinada a la papa, de 780 000 a 400 000 hectáreas, pero la producción se ha mantenido en un promedio de 8,6 millones de toneladas al año, gracias al aumento de la productividad.

En la época soviética, Belarús mejoró las variedades de papa producidas en una tercera parte de las tierras destinadas a este cultivo en la Unión Soviética, y exportaba más de 500 000 toneladas de papa fresca. Hoy, esos días ya son historia, en 2005 las exportaciones de papa no superaron las 17 000 toneladas.

6. Países Bajos

aardappel

Producción, 2007
Área cosechada
161 000 ha
Cantidad
7 200 000 t
Rendimiento
44,7 t/ha
Fuente: FAOSTAT

En un siglo desde que llegó a los Países Bajos, en el siglo XVII, la papa se convirtió en uno de los principales cultivos alimentarios de los Países Bajos, que hoy son uno de los primeros 10 productores mundiales. La cosecha de papas de 2007 fue de alrededor de 7,2 millones de toneladas.

Si bien casi en toda Europa ha disminuido la producción de papas,
los neerlandeses siguen produciendo papas en casi el 25% de sus tierras agrícolas -unas 160 000 hectáreas-, y han logrado récords mundiales de producción de más de 45 toneladas por hectárea. El sector de la papa está muy mecanizado y produce cerca de 250 variedades.

Sólo la mitad de la producción neerlandesa de papas se destina al consumo humano, un 20% se usa como material de siembra y con el otro 30% se elaboran almidones. Cerca del 70% de las papas para consumo humano se exportan en forma de tubérculos frescos y productos de papa, como hojuelas y harina de papa. Los Países Bajos son el principal proveedor mundial de papas para siembra certificadas, con una exportación de 700 000 toneladas al año.

7. Francia

pomme de terre

Producción, 2007
Área cosechada
145 000 ha
Cantidad
6 271 000 t
Rendimiento
43,2 t/ha
Fuente: FAOSTAT

La papa llegó a Francia a inicios del siglo XVII, pero su auténtico valor alimenticio no se reconoció sino a fines del siglo XVIII, cuando un famoso químico, A.A. Parmentier, recomendó su consumo como solución a las hambrunas endémicas que devastaban el país.

El cultivo de la papa despegó, y la producción aumentó de 1,5 millones de toneladas en 1803 a 14 millones de toneladas en 1960. Desde entonces, la producción ha disminuido sin interrupción, hasta apenas 6,3 millones de toneladas en 2006. Unos dos millones de toneladas de las papas francesas van al mercado interno de productos frescos, y un millón a la industria. Francia es el primer exportador europeo de papas frescas, con un volumen aproximado de 1,5 millones en 2005-2006.

La papa mantiene hoy un sitio importante en la alimentación nacional, los franceses consumen al año unos 30 kilogramos per cápita de papas frescas, y otros 25 kilogramos de productos elaborados.

8. Reino Unido

potato, taten, buntàta

Producción, 2007
Área cosechada
139 000 ha
Cantidad
5 635 500 t
Rendimiento
40,5 t/ha
Fuente: FAOSTAT

La papa llegó al Reino Unido a fines del siglo XVII, y en 1597 ya se cultivaba en Londres. Este nuevo cultivo se estableció con rapidez en Irlanda, aunque menos en Inglaterra y Escocia.

El auge de la papa en la Reino Unido vino después, durante la revolución industrial, en los siglos XVIII y XIX, cuando el surgimiento de las ciudades y la nueva clase obrera, crearon una demanda de alimentos ricos de energía, económicos y que no fueran cereales. El resto es historia. Para 1948, la producción en Inglaterra y Gales culminaba, con casi 400 000 hectáreas dedicadas a la producción de la papa.

Desde 1960, la superficie cultivada de papa se ha reducido a la mitad, y el número de productores registrados disminuyó de 70 000 a 3 000. Con todo, el Reino Unido ocupa el lugar número 11 de los países productores de papa, y en 2007 cosechó 5,6 millones de toneladas. Con un consumo anual per cápita de 102 kilogramos, la demanda excede la oferta interna. En 2005 el Reino Unido importó más de 1,2 millones de toneladas (equivalente en crudo) de productos elaborados de papa.

9. Rumania

cartof

Producción, 2007
Área cosechada
267 035 ha
Cantidad
3 705 694 t
Rendimiento
13,9 t/ha
Fuente: FAOSTAT

Rumania está entre los principales 20 productores mundiales de papa. También es uno de los pocos países donde la producción de papa ha venido aumentando -de 2,8 millones de toneladas en 1961 a más de 4 millones de toneladas en 2006-, y desde 1990 el consumo de papa per cápita se ha duplicado con creces.

La papa, "cartof", es un importante cultivo para la agricultura y la economía de Rumania, así como para unos 2,2 millones de rumanos que producen este cultivo en sus pequeñas parcelas todos los años. Casi todas las papas cultivadas en Rumania se comercializan frescas, y sólo el 2% se elabora. En 2005, las importaciones de papa superaron las 140 000 toneladas, mientras que las exportaciones fueron inferiores a 5 000 toneladas.

Los investigadores rumanos están estudiando el potencial de la papa para producir etanol destinado al uso como combustible. Los tubérculos que se producen en el sur de Rumania con irrigación tienen un contenido tan alto de almidón que se pueden obtener 4 000 litros de etanol por hectárea.

10. Bélgica

aardappel, pomme de terre, kartoffel

Producción, 2007
Área cosechada
68 106 ha
Cantidad
2 877 685 t
Rendimiento
42,3 t/ha
Fuente: FAOSTAT

Antiguos documentos revelan que un oficial de Mons recibió un regalo de papas de un amigo del embajador del Vaticano en 1587. En un siglo, los belgas habían hecho una contribución incomparable a la historia de la papa, con la invención, según afirman, de las papas a la francesa.

Hoy Bélgica es el vigésimo productor mundial de papa, y en 2007 su producción fue de casi 2,9 millones de toneladas. Gracias a una productividad de 42 toneladas por hectárea, la papa es el principal cultivo alimentario del país, aunque la superficie destinada al tubérculo sea inferior al 5% del total de las tierras agrícolas.

En Bélgica, sólo el 14% de la producción de papas se consume fresca, un 86% se elabora en hojuelas, papas fritas congeladas, almidón y otros productos. En 2006, el país exportó más de un millón de toneladas de papas elaboradas, y 21 000 toneladas de semillas de papa. Importó también más de 1,35 millones de toneladas papa fresca y productos de papa, sobre todo de Francia, Alemania y los Países Bajos.

11. España

patata

Producción, 2007
Área cosechada
89 000 ha
Cantidad
2 502 300 t
Rendimiento
28,1 t/ha
Fuente: FAOSTAT

Si bien se desconoce la fecha exacta de la introducción de la papa en Europa, es probable que haya llegado a través de las Islas Canarias de España, donde se cultivaba el S. tuberosum por lo menos desde mediados del siglo XVI (registros posteriores revelan que se suministraban papas a los pacientes del Hospital de la Sangre, en Sevilla, en 1573).

Si bien la patata, como la llaman en España, al principio era más preciada por su flor que como cultivo alimentario, fue esencial en la agricultura española durante casi todo el siglo XX, con una producción anual superior a 5 millones de toneladas hasta el decenio de 1990. Sin embargo, hoy en día, como en le resto de Europa, en España está disminuyendo la producción de papa. En 2007 este país produjo 2,5 millones de toneladas de estos tubérculos, y la superficie donde se cultiva se redujo de 270 000 hectáreas en 1990 a menos de 90 000.

En consecuencia hoy España importa un gran volumen de papas. Desde 1990, las importaciones anuales de papas crudas y elaboradas, principalmente de Francia, Alemania, Italia y Marruecos, ha aumentado de 395 000 toneladas a 1,2 millones de toneladas.

12. Italia

patata

Producción, 2007
Área cosechada
71 968 ha
Cantidad
1 837 844 t
Rendimiento
25,5 t/ha
Fuente: FAOSTAT

Se cuenta que en 1565, el rey Felipe II de España envió a Roma un regalo de tubérculos de papa para el papa Pío IV, que envió algunos de ellos a un cardinal de Bélgica. Los tubérculos se enviaron con el nombre italiano "tartufoli" que, al multiplicarse estos ejemplares y propagarse por toda Europa, pasó al alemán (kartoffel), al rumano (cartof), el ruso (kartófil) e incluso al islandés (kartafla).

Si bien la papa -que hoy se llama patata en italiano- fue durante generaciones un alimento básico para las familias del campo, desde el decenio de 1960, cuando se producían 4 millones de toneladas en una superficie de 380 000 hectáreas, se cultiva cada vez menos en Italia. Desde entonces se han abandonado extensas zonas que no son adecuadas para la producción de papa, si bien la cosecha por hectárea ha aumentado de 10 a unas 25 toneladas.

Italia, país que adora la pasta, es uno de los menores consumidores de papa de Europa, menos de 40 kilogramos por persona al año. De todas formas, para satisfacer la demanda interna en 2005 fue necesario importar más de un millón de toneladas de papa cruda y elaborada.

13. Dinamarca

kartofler

Producción, 2007
Área cosechada
41 200 ha
Cantidad
1 625 600 t
Rendimiento
39,5 t/ha
Fuente: FAOSTAT

Si bien el primer tubérculo de papa se sembró en los Reales Jardines Botánicos de Dinamarca en 1642, los agricultores daneses no comenzaron a cultivarlo sino hasta casi un siglo más tarde, alrededor de 1720. Se piensa que la producción de papas llegó de Inglaterra o de Irlanda, cuando los hugonotes emigraron de Francia.

En 2007, la producción de papas en Dinamarca sumó 1,6 millones de toneladas, con un rendimiento de 39 toneladas por hectárea. Poco más de una tercera parte del total de la producción se consume directamente como alimento. En realidad, más de la mitad de la cosecha de papas de Dinamarca se elabora para obtener almidón y harina de papa, y el 9% se destina a papa semilla para la nueva siembra.

Todos los años el danés promedio consume unos 73 kilogramos de papas. Si bien el consumo per cápita es inferior que el de otros países europeos, como irlanda, las papas de todas formas son una parte importante de la alimentación nacional. Están presentes casi en todos los platillos daneses y son un acompañamiento esencial en todo alimento que se consuma caliente. El legendario akvavit de Dinamarca se destila de la papa.

25. Irlanda

práta, potato

Producción, 2007
Área cosechada
12 300 ha
Cantidad
454 800 t
Rendimiento
37,0 t/ha
Fuente: FAOSTAT

No, Irlanda no es un productor de papa muy importante, pero merece un reconocimiento especial. Los irlandeses fueron los primeros en dar a la papa una buena acogida en Europa, a principios del siglo XVIII, y este tubérculo forma parte desde entonces de la historia íntima de este país.

También se asocia a una tragedia nacional. Para el siglo XIX, las papas aportaban el 80 por ciento de la ingesta de calorías de la población y una parte importante de los piensos locales. Pero la dependencia de la papa resultó una navaja de doble filo: en el decenio de 1840, el tizón de la papa destruyó casi la totalidad de los cultivos de papas de Irlanda, lo que produjo una hambruna que causó la muerte de un millón de personas e hizo emigrar a varios otros millones.

Todavía hoy se consumen en Irlanda más papas que casi en todos los demás países del mundo. En 2007, los 830 agricultores irlandeses que producen papas produjeron unas 455 000 toneladas de este tubérculo. De este volumen, el 85 por ciento eran papas para consumo y el resto para material de siembra.

Fuentes: Atlas Mundial de la Papa; FAOSTAT; World Potato Congress; British Potato Council; Danish Potato Partnership; Comité national interprofessionnel de la pomme de terre; Irish Agriculture and Food Development Authority; Netherlands Potato Consultative Foundation; Institutul de Cercetare-Dezvoltare pentru Cartof