Lino Mamani

Panorama andino

Lino Mamani es un papa arariwa ("guardián de la papa", en quechua), de la comunidad agrícola de Sacaca, cerca de Pisac, en los Andes peruanos. En sus tierras, esta comunidad y otras cinco comunidades vecinas han establecido un "parque de la papa" de 12 000 hectáreas de extensión, donde cultivan y conservan variedades de papas andinas.

¿Cómo se constituyó el parque de la papa?

"Nuestras comunidades firmaron un acuerdo en diciembre de 2004 con el Centro Internacional de la Papa (CIP) para establecer el parque y colaborar en la conservación de nuestra biodiversidad de la papa. Esta zona tiene unas 600 variedades autóctonas que siempre producimos aquí. El CIP también nos ha devuelto cientos de variedades de su colección, y con la ayuda de nuestra Pacha Mama [Madre Tierra] las estamos adaptando para que vivan aquí."

¿Cuántas variedades están cultivando actualmente?

"Aquí tenemos unas 1 000 variedades de papas autóctonas. Hemos sembrado las variedades que nos devolvieron en distintas partes de las montañas, donde están aprendiendo a adaptarse para vivir en los lugares donde las pusimos. Sabemos que algunas prefieren lugares un poco más fríos y otras lugares un poco más cálidos. Pacha Mama sabe cómo nutrirlas. Con una cantidad mayor de variedades Pacha Mama está más contenta, así nos permitirá recoger cosechas más abundantes y alimentar a nuestras familias."

¿Cultivan variedades modernas?

"No nos gustan las papas modernas, hemos tenido malas experiencias con ellas porque necesitan sustancias y plaguicidas químicos que envenenan la tierra, y no se dan bien en nuestras tierras. Nuestras variedades autóctonas conviven bien con sus parientes silvestres, que aquí están por todas partes. Se llevan bien, como una familia. Pero nuestras papas no se llevan bien con las variedades modernas. Las papas que están aquí nos pertenecen. Nuestros ancestros nos las transmitieron y las van a heredar nuestros hijos."

¿En qué forma colaboran las comunidades?

"Si conseguimos adaptar una variedad en nuestra región, la compartimos con las otras comunidades. Todas las comunidades del parque trabajan unidas como una persona. Pero nos preocupa nuestra situación jurídica. Queremos que el gobierno reconozca el parque de la papa y nuestro trabajo, para que este parque siga estando administrado por y para las comunidades. Pedimos al gobierno regional de Cusco la creación de un fondo para la biodiversidad que proteja la vida tradicional de las comunidades y dé una condición jurídica al parque de la papa."

¿Se perciben los efectos del cambio climático en este valle?

"Antes la lluvia llegaba puntual, las tierras eran muy fértiles y el sol brillaba lo suficiente. Ahora el sol es más caliente, la lluvia no llega a tiempo, caen granizadas y las temperaturas a veces son heladas, también la sequía a veces es peor que nunca antes. Además, han aumentado las plagas de insectos y las enfermedades. Las variedades de papas que cultivaban nuestros abuelos en las tierras bajas, donde está el río, ahora están creciendo más arriba, en las laderas de las montañas. En estas tierras nos rodean nuestras apu [montañas sagradas], que nos ayudan a proteger nuestras papas, nuestros cultivos y nuestros animales. Antes estas montañas estaban cubiertas de nieve, ahora se ven tristes porque el clima se está haciendo más caliente y ya no hay nieve. Otras especies y animales están sufriendo, como el cóndor, las zorras, los venados, los patos y los peces que siempre han vivido con nosotros y que apreciamos mucho. Sabemos que Pacha Mama no está contenta con estos cambios y tenemos que trabajar unidos para que vuelva a estar contenta."