Producción y productos avícolas

Pollos

Los pollos domésticos aparecieron hace más de 8.000 años en Asia Sudoriental y fueron introducidos en el resto del mundo por marinos y comerciantes. Hoy, son, con diferencia, la especie avícola más importante del mundo.

En las últimas décadas se han desarrollado razas comerciales de pollos de alto rendimiento para satisfacer la creciente demanda mundial de alimentos de origen animal. Estos pollos se crían específicamente para la producción de carne o huevos y requieren un manejo nutricional y sanitario intensivo para expresar su potencial genético. Están ampliamente presentes en todo el mundo y se utilizan en la mayoría de las grandes empresas.

Las razas autóctonas de doble propósito suelen criarse en zonas rurales y periurbanas y se considerarían ineficaces en las explotaciones agropecuarias comerciales. Pero a pesar de su baja productividad, son ideales para sistemas avícolas de bajos insumos. Están bien adaptadas a su entorno, son resistentes a las enfermedades, pueden escarbar en busca de alimentos, son ágiles y veloces como para evitar a los depredadores y el color y diseño de su plumaje les proporcionan un camuflaje natural. Las gallinas tienen un fuerte instinto de cría, lo que les permite empollar sus propios huevos y cuidar de los polluelos vulnerables.

En algunas regiones también se disponen de cruces. Su producción de carne y huevos es relativamente buena en condiciones climáticas y nutricionales moderadas.

¿Sabía que?

  • En 2017, la población mundial de pollos superaba los 22 000 millones de ejemplares. Aproximadamente el 56 por ciento de ellos se encontraban en Asia.
  • Los pollos de engorde, criados específicamente por su carne, son las aves producidas principalmente por las modernas instalaciones avícolas integradas, debido a su alto índice de conversión de alimentos.
  • Las gallinas ponedoras comerciales pueden poner más de 300 huevos al año, mientras que las gallinas autóctonas a menudo no ponen más que 40-60 huevos.
  • En todo el mundo, se reconocen casi 1 600 razas autóctonas de pollos. Estas son el resultado de siglos de selección natural, cruzamiento y apareamiento al azar dentro de las parvadas.