Hoja de datos: Las legumbres y la biodiversidad

La FAO ha desarrollado una serie de hojas de datos sobre los mensajes clave del Año Internacional de las Legumbres. Estos documentos proporcionan una visión en profundidad de cómo las legumbres pueden ayudar a mejorar la salud, la nutrición, la biodiversidad, la seguridad alimentaria y la adaptación al cambio climático.

La biodiversidad se refiere a la variabilidad entre todos los tipos de organismos que viven en múltiples ecosistemas. Comprende la diversidad dentro de cada especie, entre las especies y de los ecosistemas. La biodiversidad es esencial para la seguridad alimentaria y la nutrición. Miles de especies interconectadas forman la red vital de la biodiversidad en los ecosistemas, que proporciona servicios esenciales para la producción mundial de alimentos.

La diversidad genética de las legumbres

Se estima que hay cientos de variedades de legumbres, incluyendo muchas variedades locales que no se exportan ni se cultivan en todo el mundo. La diversidad genética de estos cultivos es un componente esencial para la gestión del suelo y las plagas en las explotaciones agrícolas, especialmente para los agricultores en pequeña escala. Los agricultores también pueden elegir entre numerosas variedades de legumbres para seleccionar aquellas que son más resistentes a la sequía, las inundaciones y otros efectos del cambio climático.

La salud del suelo y la biodiversidad

La buena salud del suelo es la base de la seguridad alimentaria y las legumbres ayudan a aumentar la biomasa microbiana del suelo y su actividad, mejorando así la biodiversidad del suelo. Un atributo importante de legumbres es su capacidad para fijar biológicamente nitrógeno. Estas plantas, en simbiosis con ciertos tipos de bacterias, a saber, Rhizobium y Bradyrhizobium, son capaces de convertir el nitrógeno atmosférico en compuestos de nitrógeno que pueden ser utilizados por las plantas, además de mejorar la fertilidad del suelo.

Biodiversidad en las explotaciones agrícolas

Las legumbres son un componente clave de múltiples sistemas de cultivo intercalado, como la rotación de cultivos y la agroforestería. Estos sistemas de cultivo tienen una diversidad de especies mayor que los sistemas de monocultivo. El aumento de la diversidad de especies de los sistemas de cultivo podría traducirse en no sólo un uso más eficiente de los recursos, es decir, la luz, el agua y los nutrientes, sino también en mayor producción a medida que se incrementan los rendimientos, y un menor riesgo de fracaso general de los cultivos.

20/05/2016

Compartir esta página