Año Internacional de las Legumbres – Diálogo Regional para Europa y Asia Central

El Diálogo Regional del Año Internacional de las Legumbres (AIL) para Europa y Asia Central se celebró del 12 al 13 de octubre de 2016 bajo el título Semillas nutritivas para un futuro sostenible en la Universidad de la Sapienza de Roma, Italia.

El diálogo, organizado por la FAO y la Sapienza con el apoyo del Fondo Internacional de Desarrollo Agrícola (FIDA), el Gobierno de Turquía, la Confederación Mundial de Legumbres (GPC, por sus siglas en inglés) y la empresa italiana Fertitecnica Colfiorito, forma parte de una serie de diálogos regionales encaminados a fomentar discusiones locales y regionales sobre el papel clave de las legumbres.

Con 80 participantes de 15 países, el diálogo supuso una oportunidad extraordinaria para abordar algunos de los temas más apremiantes del sector de las legumbres en la región de Europa y Asia Central. El evento fue una animada discusión multisectorial que contó con la participación de expertos técnicos y representantes de gobiernos, organizaciones internacionales, institutos de investigación, organizaciones de pequeños agricultores y el sector privado,

Las actividades incluyeron sesiones plenarias, grupos de trabajo paralelos, un espacio abierto donde los participantes pudieron presentar su propio trabajo y un evento paralelo abierto a estudiantes universitarios, con el objetivo de involucrar a un público más amplio y lograr una mayor difusión del AIL.

Durante dos días, los participantes identificaron vías efectivas y acciones concretas para promover la producción y el consumo de legumbres en la región.

Existe una gran necesidad de aumentar la producción. La proporción de la superficie cultivada con legumbres es del 2% en Europa y del 1% en Asia Central, porcentaje muy bajo en comparación con el respectivo 75% y 80% de cereales*. Con el fin de incrementar la producción, los participantes coincidieron en la necesidad de invertir en investigación básica y aplicada y en desarrollo de la estabilización de la productividad, mecanización, así como en tecnología para la cosecha y post-cosecha. Además, es crucial reconstruir el vínculo entre investigadores y agricultores, involucrando a estos últimos en el trabajo de los centros de investigación, como por ejemplo el mejoramiento genético participativo.

Es crucial aumentar los niveles de consumo. El desarrollo de herramientas educativas y de programas para niños y escuelas resulta esencial para promover la innovación de legumbres saludables y productos basados en ellas , así como recetas de legumbres sencillas y la recuperación de recetas tradicionales.

En este contexto, la industria alimentaria puede desempeñar un papel importante. Por ejemplo, Fertitecnica Colfiorito, un distribuidor de leguminosas, está invirtiendo en investigación y desarrollo de productos a base de legumbres como aperitivos –copos de garbanzos, lentejas y de guisantes- y ensaladas y sopas rápidas para cocinar.

Las políticas son fundamentales para incorporar las legumbres en la región. La estrategia no sólo debe basarse en incentivos para los productores, sino que debe ser integral y estar orientada geográficamente, teniendo en cuenta las diferencias entre países y regiones. Además, las políticas deben procurar promover prácticas agroecológicas y ampliar su enfoque más allá del aumento de la producción y el consumo.

Junto con los demás diálogos regionales del AIL, los resultados de este evento aportarán una visión general regional de las oportunidades, desafíos y entornos normativos existentes que actualmente apoyan o dificultan la promoción de legumbres. Las conclusiones regionales se abordarán en el Diálogo Global del AIL que está programado tenga lugar en la Sede de la FAO a finales de 2016.

 

*Fuente: Shiv Kumar, ICARDA (Centro Internacional de Investigación Agrícola en las Zonas Secas)

08/11/2016

Compartir esta página