EAN en las escuelas

La edad escolar se ha definido recientemente como una segunda ventana de oportunidad para optimizar el desarrollo y bienestar de los niños.

Las escuelas tienen un gran potencial para promover hábitos y prácticas alimentarias saludables en los niños y sus familias, y al mismo tiempo para mejorar los sistemas alimentarios locales; por lo que en los últimos años, los modelos holísticos y sostenibles de alimentación y nutrición escolar han obtenido mayor reconocimiento y relevancia. 

Dado que las costumbres alimentarias se forman en edades tempranas, éstas ofrecen múltiples oportunidades para el aprendizaje, como en las aulas, los huertos escolares y durante las horas de comida.

El objetivo final de la EAN en las escuelas es permitir que los niños adquieran una capacidad crítica y practiquen hábitos alimentarios adecuados a lo largo de sus vidas. Especialmente en un mundo cada vez más globalizado, que se caracteriza por el aumento del consumo de alimentos procesados y la pérdida de la cultura alimentaria tradicional.

La EAN en las escuelas permite:

  • traducir la disponibilidad de alimentos nutritivos en prácticas alimentarias saludables
  • involucrar a las familias y el resto de la comunidad escolar, en el desarollo de hábitos saludables
  • mejorar las actitudes y perspectivas de los niños hacia los alimentos, desde el campo a la mesa
  • aumentar la coherencia entre los distintos componentes de un programa de alimentación y nutrición escolar (ej. enlace entre la provisión de comidas escolares saludables con la higiene a la hora de comer, etiqueta en la mesa, disfrute de los alimentos, etc)

Importante

Para que la EAN sea efectiva en este contexto, es necesario:

  • Utilizar metodologías basadas en la evidencia y análisis situacional
  • Utilizar estrategias participativas y dirigidas a la acción (enfoque en comportamientos)
  • Involucrar activamente a los padres y al resto de la comunidad
  • Un currículum apropiado para cada grupo etáreo y con una duración e intensidad adecuada
  • Desarrollar las capacidades del personal escolar 
  • Un ambiente alimentario favorable