EAN para la seguridad alimentaria y nutricional

La seguridad alimentaria existe cuando “todas las personas tienen acceso físico, social y económico permanente a alimentos seguros, nutritivos y en cantidad suficiente para satisfacer sus requerimientos nutricionales y preferencias alimentarias, y así poder llevar una vida activa y saludable.” (Cumbre Mundial de Alimentación, FAO 1996).

Existen múltiples estrategias para mejorar la seguridad alimentaria, incluyendo las intervenciones agrícolas para aumentar la producción de alimentos, los programas de reducción de pobreza, la ayuda alimentaria, las mejoras en el manejo de los recursos naturales, entre otros. No obstante, el aumento en la disponibilidad y acceso a los alimentos o mayores ingresos no siempre se traducen automáticamente en una mejora de la alimentación o del estado nutricional de un grupo poblacional. 

La educación nutricional es un catalizador de los programas de seguridad alimentaria

Recientes evaluaciones han demostrado que las intervenciones de seguridad alimentaria tienen más probabilidades de mejorar la variedad de la dieta y la nutrición cuando integran un componente de educación alimentaria y nutricional. 

En este contexto, la EAN tiene gran potencial para que las personas:

  • Reconozcan la necesidad de mejorar su alimentación: al utilizar ingresos extra en la compra de alimentos nutritivos, o al consumir cultivos de alto valor nutricional en el hogar. Es especialmente importante educar y empoderar a las mujeres, ya que estas son decisivas en lo que se consume y prepara en el hogar. Las mujeres tienen una mayor probabilidad de invertir en la nutrición y salud de los hijos, que los hombres. Por ello, promover que las mujeres tengan algún control sobre el ingreso familiar es esencial.
  • Empiecen a exigir alimentos nutritivos. Lo que puede guiar la producción e incentivar a los pequeños y medianos productores.
  • Elijan mejor sus alimentos y eviten alimentos poco nutritivos.
  • Desarrollen habilidades y destrezas que les ayuden a mejorar su alimentación a largo plazo.
  • Diversifiquen la producción local.

Por otra parte, se ha visto que la EAN efectiva por sí sola puede optimizar el manejo de los recursos disponibles en el hogar, y por ende, mejorar el estado de seguridad alimentaria.

Importante

Para que la EAN sea efectiva en este contexto, es necesario:

  • Desarrollar las capacidades del personal y otros involucrados
  • Utilizar metodologías basadas en la evidencia y análisis situacional
  • Utilizar estrategias participativas y dirigidas a la acción/práctica 
  • Aprovechar puntos de entrada para producción y/o consumo (huertos caseros, asociaciones de productores, grupos de mujeres, puntos de venta de alimentos)
  • El empoderamiento comunitario
  • Construir sobre la experiencia de las personas
  • Promover alimentos culturalmente relevantes y disponibles localmente