La resiliencia
Las familias de Filipinas han obtenido importantes beneficios, monetarios y de otro tipo, del apoyo de la Acción anticipada de la FAO.

Las Filipinas | Adelantarse a las crisis para ayudar a las comunidades agrícolas

04/09/2020

Michelle Sandigan Mohammad sabe bastante de sequías. En la isla de Mindanao (Filipinas), donde cuida de su explotación agrícola, la sequía es un enemigo pertinaz. Antes, durante los períodos secos asociados a El Niño, se quedaba sin cosechas y sin ingresos, pérdidas que hacían mucho más difícil enfrentarse a la siguiente sequía.

“El impacto sobre nuestros ingresos es enorme”, admite Michelle. Para los agricultores, perder las cosechas y las ventas significa endeudarse para comprar semillas y otros materiales, a fin de sembrar de cara a la siguiente campaña, entrando en un círculo vicioso del que cuesta mucho escapar. Las cuotas escolares y los bienes de primera necesidad se vuelven inasequibles y puede verse afectada la alimentación.

En estos casos, actuar pronto —antes de que sobrevenga la sequía— garantiza que los agricultores puedan salir de la crisis con su medio de vida y su seguridad alimentaria indemnes. Las medidas preventivas no solo protegen los bienes y las fuentes de ingresos de estas comunidades, sino que además refuerzan su medio de subsistencia y lo hacen más resiliente.

Compartir esta página