EL ARROZ ES VIDA
  Todo sobre el arroz
BrasilEl arroz en el mundo

En Brasil se inició la producción de arroz hace sólo unos cuantos cientos de años, pero en la actualidad este país es el décimo productor de arroz del mundo. Brasil es el mayor productor de arroz de América Latina y del Caribe. Sin embargo, Brasil es también un importante importador de arroz.

El estado de Río Grande del Sur es el principal centro de producción de arroz. Allí el cultivo del arroz se practica bajo un clima subtropical en enormes granjas totalmente mecanizadas, con un tamaño medio de 200 ha. En el vecino estado de Santa Catalina, el tamaño medio por granja es de sólo 10 ha y es habitual emplear mano de obra familiar. El arroz se cultiva en todos los estados brasileños que tienen un clima tropical. Al principio se introdujeron las variedades japónica, pero a partir de 1980 empezaron a predominar las variedades índica del tipo IR8 engendradas localmente.

En los primeros años de la apertura de las zonas del Cerrado, o sabana, el arroz de monte fue el cultivo pionero y ocupaba la mayor parte de la zona total de arrozales. La zona sembrada con el arroz de monte alcanzó su punto álgido (cerca de unos 4,5 millones de ha) en 1988 y después se fue reduciendo paulatinamente.

En el año 2000, el consumo de arroz per capita era de aproximadamente 58 Kg. de arroz descascarillado. El arroz proporciona el 14% de las calorías y el 10% de las proteínas de la dieta. En el país existen numerosas recetas con arroz, pero el Arroz com Feijao (arroz con fríjoles) es uno de los más conocidos.


Brasilian Arroz com Feijao
(5 raciones)


Ingredientes:

- 2 tazas de arroz
- 1 pizca de sal
- 1 cucharada de mantequilla
- 1 taza de frijoles (negros o rojos)
- 4 cucharadas de aceite vegetal
- 2 dientes de ajo
- 1 cebolla, cortada a rodajas
- 1 hoja de laurel
- pimienta



Preparación:

Ponga mantequilla y sal en una sartén. Saltee el arroz y después añada agua. Deje que el agua hierva hasta que el arroz esté hecho. Lave los fríjoles que habrá dejado en remojo la noche anterior. Hierva los fríjoles hasta que estén blandos.

En una sartén, caliente el aceite para cocinar. Saltee el ajo y la cebolla hasta que estén dorados. Añada 1 cucharada de fríjoles cocidos y haga un puré. Añada sal y pimienta, déjelo cocer un poco más y después añádalo a la cacerola de fríjoles. Cocínelos con la hoja de laurel hasta que la sopa adquiera un aspecto cremoso.

Sirva el arroz con la sopa de fríjoles mientras todavía esté caliente.