EL ARROZ ES VIDA
  Todo sobre el arroz
FilipinasEl arroz en el mundo

Las terrazas de arroz de Banawe en Filipinas es una de las maravillas del mundo y han sido declaradas por la UNESCO patrimonio cultural mundial. Los campos dorados de arroz y las terrazas de arroz aparentemente interminables embellecen el paisaje. El arroz es también el alimento básico del país. Aunque se cultiva arroz en todo el país, el Luzón Central y el Valle de Cagayan son las principales regiones de cultivos de arroz. En el norte, la cosecha de arroz en la estación de las lluvias dura de junio a noviembre y la cosecha de la estación seca es de enero a mayo-junio. En el sur es al revés: la cosecha de la estación de lluvia dura desde octubre-noviembre a marzo-abril y el de la estación seca dura desde mayo-junio a noviembre.

Se han empezado cultivar diversas variedades de arroz índica altamente rentables, pero la Milagrosa, una variedad tradicional, sigue manteniendo su popularidad en muchas zonas. Recientemente, se empezaron a cultivar variedades de arroz híbrido cuya reputación va en aumento.

En todo el país, el arroz supone el 41% de la ingestión total de calorías y el 31% de la ingestión total de proteínas. No obstante, la producción local de arroz no puede satisfacer la demanda actual, por lo que Filipinas es uno de los principales importadores de arroz.

En Filipinas, normalmente se da un plato de lugaw (arroz sencillo) a los enfermos convalecientes. Pero el lugaw es un plato versátil, cuando el arroz glutinoso se mezcla con chocolate, azúcar y leche, el resultado es el tsamporado, un delicioso desayuno para los niños. Cuando el agua se sustituye por caldo de pollo y carne, al lugaw se le llama "arroz caldo". Si se utiliza caldo de ternera y se le añade ternera y callos, recibe el nombre de goto. El arroz caldo y el goto se sirven normalmente durante el desayuno o como tentempié.


Lugaw básico filipino
(4 raciones)


Ingredientes:

- 1 taza de arroz molido (preferiblemente Dinorado, Malagkit o Milagrosa)
- 6 ó 7 tazas de agua



Preparación:

Lave el arroz con agua, añada el agua (o el caldo) y llévelo a ebullición. Baje el fuego y déjelo hervir a fuego lento sin tapar durante unos 30 minutos. Déjelo cocer hasta que los granos de arroz aumenten de tamaño. No lo remueva con demasiada frecuencia para que la sopa quede clara y no se espese. No deje que el agua alcance el punto de ebullición.

Para servirlo - Vierta la sopa en los tazones y añada sal o agua, o si lo desea, otras guarniciones.