EL ARROZ ES VIDA
  Todo sobre el arroz
EgiptoEl arroz en el mundo

Egipto es el mayor productor de arroz del Oriente Próximo. Probablemente, la producción de arroz se introdujo en Egipto en el siglo VII. En la actualidad, la producción de arroz se sitúa en el valle inferior del río Nilo. Debido a la intrusión del agua del mar, cerca del 25-30% de la tierra del valle inferior del Nilo se ve afectada por diferentes grados de salinidad. En estas zonas, la producción de arroz permite separar la sal de las capas superiores de la tierra y así ganar terreno al mar para las actividades agrícolas.

La mayoría de las variedades del arroz sembrado son japónica. La elevada radiación solar, los largos días y las frías noches entre mayo y septiembre favorecen un óptimo cultivo del arroz. De hecho, el cultivo del arroz en Egipto es de los más elevados del mundo (9,1 toneladas por hectárea en el 2001). Debido a los escasos recursos hidrológicos, el gobierno egipcio ha intentado limitar el cultivo del arroz. Pero el cultivo ha continuado expandiéndose debido a los enormes beneficios que proporciona la producción de arroz, por lo que Egipto es actualmente uno de los principales exportadores de arroz.

El consumo per capita en el 2000 fue de 58,6 Kg. de arroz descascarillado, lo que representa unas 410 calorías y unos 7,9 gramos de proteínas por persona y día. Los egipcios han perfeccionado muchos platos en los que se utiliza el arroz. El Ruzz mu'ammar bi-I-tuyur, o arroz al horno con leche y pichón, se sirve normalmente en los restaurantes de las principales ciudades, tales como Alejandría.


Ruzz mu'ammar
bi-I-tuyur egipcio

(4 raciones)


Ingredientes:

- 2 tazas de arroz
- 1 taza de leche
- 1 cucharadita de café de canela
- 1 cuchara de mantequilla
- 2 pichones aderezados
- Sal y pimiento negra



Preparación:

Dore los pichones durante 10 minutos y córtelos en trozos. Salpiméntelos y fríalos ligeramente, después sáquelos de la sartén y colóquelos encima de un papel absorbente.

Ponga el arroz en una fuente honda para el horno. Mezcle la canela con la leche y viértala encima del arroz. Cubra los pichones previamente preparados con el arroz. Corte la mantequilla en trozos diminutos y repártalos por encima del arroz. Coloque la fuente en la parte central del horno moderadamente precalentado y deje cocer hasta que la parte superior esté dorada (aproximadamente 1 hora).

Sirva inmediatamente para que no se enfríe.