EL ARROZ ES VIDA
  Recursos mediáticos

Comunicados de prensa

  • La ONU declara 2004 como
    Año Internacional del Arroz
    (31/10/03)
  • Se reúne en Roma la Conferencia Internacional sobre el Arroz: "Es necesario aumentar la producción de arroz pero los recursos de agua y de tierras están bajo presión..."

    ROMA, 12 de febrero de 2004 -- El aumento de la producción de arroz, con respeto del medio ambiente, es decisiva para la seguridad alimentaria, particularmente en Asia y Africa, declaró hoy la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO).

    La FAO celebra una Conferencia Internacional los días 12 y 13 de febrero de 2004, en su sede de Roma, titulada El arroz en los mercados mundiales y los sistemas sostenibles de producción, con el objetivo de incitar a la comunidad internacional a afrontar las limitaciones más apremiantes de la producción y las cuestiones de comercialización relativas al sector mundial del arroz.

    Esta Conferencia forma parte de la campaña de sensibilización y acción del Año Internacional del Arroz 2004 (AIA), declarado por la Asamblea General de las Naciones Unidas en diciembre de 2002.

    La FAO, organizadora oficial del AIA, lo considera una oportunidad para realizar el primero de los Objetivos de Desarrollo del Milenio, establecidos por las Naciones Unidas, que se propone reducir a la mitad el número de personas que sufren hambre y pobreza en el mundo para el año 2015.

    Medio mundo come arroz

    El arroz es el alimento básico de más de la mitad de la población del mundo. La FAO prevé que para 2030 la demanda de arroz será un 38 por ciento mayor que el volumen producido anualmente entre 1997 y 1999. Para satisfacer la demanda futura se requieren nuevos métodos y técnicas de producción, ya que los recursos de tierras y agua están bajo una fuerte presión.

    De los 842 millones de personas que siguen padeciendo hambre crónica, más del 50 por ciento vive en zonas cuyos alimentos, ingresos y empleos dependen de la producción de arroz.

    Dado que el arroz no contiene todos los elementos que prescribe una alimentación equilibrada, un aspecto clave del AIA es alentar a los productores de arroz a explotar plenamente sus capacidades para criar animales y pescado con los que complementar el valor nutritivo del cereal.

    La FAO considera que una mayor producción de arroz beneficiará la nutrición y los medios de subsistencia de la población que vive de este cereal, si se respeta la biodiversidad y se estimula la ordenación sostenible de los recursos naturales.

    Los campesinos pobres representan el 80 por ciento del total de los productores de arroz. Los medios de subsistencia de más de 2 000 millones de personas de los países en desarrollo dependen de la producción de arroz.

    La Secretaría del AIA indica que esta población suele estar atrapada en la pobreza debido a la incapacidad de aprovechar el potencial de aumento de la producción, las políticas económicas que favorecen a los consumidores de arroz y el apoyo cada vez menor a la investigación pública del arroz.

    En los últimos años los países además han afrontado la caída de los precios y una competencia cada vez mayor por los mercados, en un medio normativo en transformación.

    Retos y oportunidades del sector

    En la Conferencia de esta semana se debatirán los cambios que imponen las nuevas circunstancias económicas y normativas. Se destacarán las actividades nacionales e internacionales en curso para superar las principales limitaciones de la producción, y se discutirán las oportunidades de incrementar la eficacia y la sostenibilidad del sistema productor de arroz.

    Además, la Conferencia afrontará los aspectos relacionados con la ciencia y la tecnología, como el uso de la biotecnología para mejorar la eficacia de la producción de arroz, y abordará la necesidad de conservar y proteger la amplia gama de recursos genéticos que existen en los sistemas donde se produce el arroz.

    Louise Fresco, Subdirectora General del Departamento de Agricultura de la FAO, dijo que los sistemas de producción de arroz ofrecen "un prisma que permite entender con claridad las relaciones entre agricultura, seguridad alimentaria, lucha contra la pobreza y desarrollo

    sostenible". La estrategia del Año del Arroz consiste en promover la creación de programas en todo el mundo cuya conducción asuman los países interesados.

    Fresco hizo hincapié en que el éxito del AIA depende de la colaboración mundial y de que la comunidad internacional haga suyos los objetivos planteados.

    "El fomento del sector productor de arroz repercute directamente en una gran variedad de interesados, desde los campesinos y los sectores pobres de las ciudades hasta la comunidad científica y los responsables de elaborar las políticas del ámbito internacional, lo que hace del AIA una rara ocasión para la comunidad mundial de colaboración para cumplir los Objetivos del Milenio y de la Cumbre Mundial sobre la Alimentación", dijo Fresco.

    "Se trata de una campaña de acción, una oportunidad de hacer valer nuestra promesa a los miles de millones de personas para las cuales el arroz es la vida".

    El AIA se propone imprimir fuerza al apoyo al desarrollo sostenible de los sistemas de producción de arroz más allá del 2004.

    Habrá concursos científicos y de fotografía, y conferencias regionales e internacionales en todo el mundo.

  • Lea el los documentos de la Conferencia


    Contacto: Erwin Northoff
    Oficial de información de la FAO
    erwin.northoff@fao.org
    Sala de prensa de la FAO: http://www.fao.org/spanish/newsroom/