EL ARROZ ES VIDA
  Todo sobre el arroz
Arroz y agrobiodiversidadEl arroz y nosotros

El ganado ayuda a los agricultores en las necesidades de transporte y preparación de la tierra: por ejemplo, los excrementos del ganado pueden reciclarse en abono orgánico

La agrobiodiversidad en los sistemas basados en el arroz ofrece una excelente oportunidad para una mejor nutrición de las comunidades rurales y para el aumento de las rentas de los agricultores gracias a la diversificación de los cultivos, así como para la protección de una profusión de recursos genéticos para las futuras generaciones.

El potencial para diversificar las fuentes alimenticias dentro del ecosistema basado en el arroz es bastante elevado, dado que los arrozales de los humedales conforman el hábitat de una amplia variedad de organismos terrestres y acuáticos gracias a la continua presencia de agua fresca. A lo largo de miles de años, la gente del campo ha confiado enormemente en la existente biodiversidad de los ecosistemas basados en el arroz, y en muchos casos ha incrementado esta biodiversidad con plantas cultivadas, animales domésticos y acuicultura para garantizar su abastecimiento diario de alimentos y sus ingresos.

La gente local recurre a peces, ranas, caracoles, insectos y otros organismos acuáticos derivados de estos ecosistemas como su principal fuente de proteínas animales y ácidos grasos esenciales. Los organismos acuáticos de los arrozales pueden ser, o bien componentes naturales de la biodiversidad atrapados en los arrozales, o bien intencionadamente introducidos, como las especies de tilapia, barbo y carpa. La industria pesquera es especialmente importante para la gente con escasos recursos, en especial para los que no disponen de tierras, ya que pueden conseguir algunos ingresos gracias a la venta de alimentos acuáticos frescos o procesados y de productos medicinales.

Los sistemas basados en el arroz mantienen a varios tipos de ganado. En los arrozales, los patos se alimentan de pequeños peces, de otros organismos acuáticos y de algas, mientras que los búfalos, el ganado vacuno, las ovejas y las cabras tienen en la paja de arroz su principal fuente de alimento en las zonas dónde se cultiva arroz. El salvado de arroz, un subproducto de la molienda del arroz, así como los granos de arroz de baja calidad y los excedentes representan un suplemento de comida para el ganado. A su vez, el ganado ayuda a los agricultores en las necesidades de transporte y preparación de la tierra: por ejemplo, los excrementos del ganado pueden reciclarse en abono orgánico.

Los campos de arroz acogen también una amplia variedad de enemigos naturales o predadores, que sirven para controlar los insectos nocivos y las plagas, reduciendo así la necesidad de pesticidas. De igual modo, los peces se alimentan de algas ayudando así a controlar su crecimiento. Otras especies de plantas comparten una relación simbiótica con el arroz. Por ejemplo, el Azolla, un helecho acuático con capacidad para fijar el nitrógeno, puede cultivarse en los arrozales para aumentar la disponibilidad de nutrientes, para reducir las algas y para facilitar la integración de la cría de peces. Los agricultores utilizan diversas variedades de plantas como alimento y medicinas y como alimento para los peces y el ganado.