EL ARROZ ES VIDA
  Todo sobre el arroz
Arroz y producción postcosechaEl arroz y nosotros

Las actividades postcosecha del arroz representa el sustento de más personas de las que están implicadas en el propio cultivo del arroz

El término "actividades postcosecha" se refiere a la serie de procesos "del suelo a la mesa", entre ellos la trilla, la molienda, el procesamiento, el transporte al mercado y la cocción.

Aunque se ha avanzado mucho en la prevención de las pérdidas de arroz después de la cosecha, en los países en vías de desarrollo la media de las pérdidas se encuentra entre el 15 y el 16 por ciento. Estas pérdidas de arroz son importantes durante las operaciones críticas tales como el secado, el almacenaje y la molienda. Los motivos principales de estas pérdidas son la pobreza, un acceso insuficiente o escaso a la información técnica y la falta de acceso a las tecnologías adecuadas.

El arroz es vida no sólo por el alimento que proporcionan sus granos, sino también por la contribución de las diversas partes de la planta de arroz a la vida humana. Por ejemplo, la paja de arroz se utiliza como material de techumbre. Por consiguiente, es fundamental acometer una evaluación participativa de las necesidades de los agricultores para lograr un sistema postcosecha eficaz, puesto que cada etapa del proceso abarca unos determinados compromisos.

La contribución de las operaciones postcosecha al desarrollo económico es a menudo infravalorada. La fabricación, la reparación y el mantenimiento de las herramientas, de los útiles de trabajo y de los equipos para la cosecha y las operaciones postcosecha suponen unas fuentes de empleo adicionales para las poblaciones rurales, mientras que el comercio de las herramientas para el cultivo del arroz ha supuesto el desarrollo de muchas industrias manufactureras.