21.01.2014

México: un líder en la reducción de la pobreza y el hambre en América Latina y el Caribe

Durante la XXV Reunión de Embajadores y  Consejeros Mexicanos llevada a cabo del 6 al 10 de enero de 2014, la Sra. Rosario Robles Berlanga, Secretaria de Desarrollo Social de México (SEDESOL), anunció que este año México será anfitrión del VII Foro Ministerial de Desarrollo en América Latina (FMD) organizado anualmente por el PNUD, Oficina Regional para América Latine y el Caribe, con el apoyo de la Agencia Española de Cooperación Internacional para el Desarrollo (AECID). El objeto del FMD es proveer a los ministros y tomadores de decisiones con un espacio para discutir experiencias de política social e identificar respuestas para los nuevos desafíos de la región.

Similarmente, la Sra. Berlanga comunicó que México será el país anfitrión de la VIII Reunión del Grupo de Trabajo de la Iniciativa América Latina y Caribe Sin Hambre (IALCSH) 2025 de la FAO. La Iniciativa fue instaurada por la Organización de las Naciones Unidas en 2009 con la visión estratégica de erradicar el hambre de la región articulando un marco para la acción coordinada de la FAO a niveles global, regional y nacional. Uno de los pilares de la Iniciativa es una concepción de las cuestiones de inseguridad alimentaria y el hambre centrada en la dignidad humana y dentro de un enfoque basado en los derechos humanos, más allá de un problema nutricional o socioeconómico. El derecho a la alimentación se encuentra por lo tanto en el centro de la Iniciativa.

México recientemente incrementó su compromiso en la implementación de programas de política social. Con este fin, ha estado trabajando en estrecha colaboración con la FAO, la UNESCO y el PNUD para fortalecer la acción de la Cruzada Nacional Contra el Hambre, una estrategia nacional para la inclusión y el bienestar social que busca asegurar seguridad alimentaria y nutricional para 7.01 millones de mexicanos que actualmente viven en situación de extrema pobreza, y para contribuir a la plena realización del derecho a la alimentación. La Estrategia se basa en los principios de coordinación entre las varias agencias de la Administración Pública Federal y una asociación con la Sociedad Civil y el Sector Privado. Esta Estrategia tiene una perspectiva a largo plazo con objetivos a corto, mediano y largo plazo, lo que permite evaluar los progresos, identificar oportunidades, y adoptar adecuada rendición de cuentas y mecanismos de transparencia.

Logros importantes en el compromiso de México hacia la realización del derecho a la alimentación se han visto recientemente en el Estado de Guerrero, donde habitan muchos grupos y comunidades indígenas. Durante una visita a Cochoapa el Grande, SEDESOL anunció que, al día de la fecha, 500 cocinas comunitarias han estado sirviendo a 60,000 portadores de derechos.

Para mayor información, por favor leer aquí el comunicado de prensa de SEDESOL.

Archivo de Noticias