No hay desarrollo sostenible si no se erradica el hambre 

La manera en la que producimos nuestros alimentos deberá cambiar. La agricultua y los sistemas alimentarios son grandes usuarios de recursos naturales. Los sectores agrícola y pecuario utilizan el 70 por ciento del total de la extracción de agua. Los sistemas alimentarios consumen el 30 por ciento de la energía mundial.

La erradicación del hambre es esencial para el desarrollo sostenible por eso el consumo y los sistemas de producción sostenibles son fundamentales para erradicar el hambre y proteger los ecosistemas.

El futuro que queremos: un mundo sin hambre 

Durante la Conferencia de Rio+20 del 13 al 22 de junio la FAO participará en más de 30 eventos que van desde la seguridad alimentaria, la pesca, el secotr forestal hasta energía, nutrición y agua entre otros temas transversales que son indispensables a la hora de hablar de desarrollo sostenible. La seguridad alimentaria y el buen manejo de los recursos naturales deben ir de la mano si se quiere erradicar el hambre y la pobreza para lograr la visión de Rio de desarrollo sostenible. 

La FAO considera que:

  • La visión de Río de un desarrollo sostenible no podrá realizarse a menos que se erradiquen el hambre y la malnutrición.
  • La visión de Río requiere que tanto el consumo como la producción alimentarias logren más con menos.
  • La transición a un futuro sostenible requiere cambios fundamentales en la gobernanza de la alimentación y la agricultura, así como una distribución equitativa de los costos de la transición y de sus beneficios.  

     

última actualización:  viernes 19 de julio de 2013