FAO.org

Inicio > Themes_collector > Empleo rural decente > Antecedentes
Empleo rural decente

Antecedentes

Más del 75 por ciento de los pobres del mundo vive en zonas rurales y muchos de ellos dependen de la agricultura para ganarse la vida. Por ello, es necesario crear más y mejores oportunidades de empleo para las poblaciones rurales. Esta medida es esencial en la lucha contra el hambre y la pobreza y para generar medios de subsistencia más productivos para la población en general. Los empleados con trabajos precarios y sujetos a condiciones de trabajo peligrosas tienden a ser menos productivos y a poner en riesgo su salud, situación que puede atrapar tanto a los trabajadores como a sus familias en la pobreza.

La FAO define el empleo decente como aquel trabajo que proporciona un ingreso adecuado para vivir y condiciones de trabajo razonables. Se refiere a un trabajo remunerado y digno que permite a las personas, ya sean trabajadores independientes o asalariados, mantenerse a sí mismos y a sus familias. Los trabajadores deben poder realizar su labor en condiciones que garanticen su salud y seguridad, así como tener la posibilidad de expresarse en sus trabajos. Puesto que se trata de un aspecto central de su misión, la FAO apoya de manera activa a los países a promover el empleo decente en la agricultura y en zonas rurales.