FAO.org

Inicio > Themes_collector > Empleo rural decente > Áreas de trabajo > Migración
Empleo rural decente

Migración

La mayor parte de los migrantes del mundo, es decir unos 763 millones de personas, se desplazan dentro de sus propios países y no hacia el extranjero. Viajan de una zona rural a otra o desde zonas rurales a zonas urbanas. Son muchas las razones que llevan a una persona a migrar. Sin embargo, con frecuencia la motivación mayor es escapar de situaciones de vulnerabilidad provocadas por la pobreza, la inseguridad alimentaria, la falta de trabajo, la mayor competencia por tierras, la escasez de recursos hídricos, entre otras. En las próximas décadas, es probable que fuerzas demográficas, la globalización y el cambio climático aumenten las presiones migratorias tanto al interior de los países como entre ellos.

Las consecuencias de la migración plantean desafíos y oportunidades para la seguridad alimentaria, la agricultura sostenible y el desarrollo rural. Por ejemplo, la pérdida de capital humano y de mano de obra agrícola puede tener efectos negativos en la producción agrícola y en la disponibilidad de alimentos. Por otra parte, es posible que las personas que migran puedan dejar atrás condiciones de vida deficientes, reducir la presión sobre los recursos en los lugares que abandonan y agreguen recursos al enviar remesas a sus familias en su tierra natal. Promover los vínculos económicos entre zonas rurales y urbanas, mejorar y diversificar las oportunidades de empleo rural, especialmente para las mujeres y los jóvenes, ayudar a los pobres a manejar los riesgos de mejor manera a través de protección social y aprovechar las remesas para realizar inversiones en el sector rural pueden ser estrategias eficaces para mejorar los medios de vida y reducir la migración producida por situaciones de vulnerabilidad.

La función de la FAO:

Cuando se gestiona correctamente, la migración puede tener un potencial de gran alcance para los migrantes y sus comunidades, países de origen y de destino. La FAO intenta aprovechar tales oportunidades en aras de la seguridad alimentaria y de reducir la pobreza rural. En especial, la FAO trabaja para:

  • Recopilar mayor cantidad de información sobre el efecto de la migración de mano de obra y de las remesas en la seguridad alimentaria y medios de vida rurales. La FAO genera conocimientos sobre los elementos impulsores, los patrones y los efectos de la migración con el propósito de entregar información útil para las políticas que afectan la vida de los migrantes, sus comunidades y sus países.
  • Fortalecer el diálogo y la coordinación de políticas entre los principales sectores y las partes interesadas clave. La FAO colabora de manera estrecha con los gobiernos y la sociedad civil, incluyendo organizaciones de productores y redes de migrantes a fin de promover opciones de políticas destinadas a abordar las causas principales de la migración. Asimismo, respalda la inclusión de cuestiones relativas a migración en estrategias agrícolas y de desarrollo rural.
  • Contribuir de manera más sistemática a mecanismos de cooperación internacional, como es el caso del Grupo Mundial sobre Migración (GMM). La FAO colabora con socios como la Organización Internacional para las Migraciones (OIM), el Fondo Internacional de Desarrollo Agrícola (FIDA), el Banco Mundial y la Organización Internacional del Trabajo (OIT) para promover la migración para el desarrollo.