FAO.org

Inicio > Themes_collector > Empleo rural decente > Áreas de trabajo > Empleo juvenil > Enfoque Integrado de País (ICA)
Empleo rural decente

Enfoque Integrado de País (ICA) para la promoción del empleo juvenil rural decente


El mundo está afrontando una crisis global de desempleo
. Los jóvenes, quienes tienen vínculos más débiles al mundo laboral que la población en general, están especialmente en desventaja: su tasa de desempleo es casi tres veces mayor que la de los adultos.

Al mismo tiempo, existe una gran cantidad de oportunidades de empleo en el sector agrícola que no han sido aprovechadas. Por ello, resulta urgente incrementar la cooperación entre el sector público y privado para ampliar la inversión enfocada a mejorar la productividad agrícola y la eficiencia de las cadenas de producción, y al mismo tiempo involucrar a los jóvenes. La agricultura y los sistemas agroalimentarios pueden ser promovidos de diferentes maneras. Uno de los desafíos clave es identificar qué medidas se han de tomar en cada contexto para asegurar que su desarrollo genere también empleos decentes y productivos para los jóvenes.

Abordar los desafíos que plantea el desempleo requiere un enfoque de desarrollo agrícola y rural más integrado. En particular, es necesaria una mayor coherencia entre las políticas de desarrollo agrícola, de empleo y las de juventud.

El rol de la FAO:

Para orientar su apoyo, la FAO ha desarrollado el Enfoque Integrado de País (ICA) para la promoción del empleo rural decente. El enfoque utiliza múltiples funciones básicas de la FAO, tales como el asesoramiento sobre políticas y estrategias, asistencia técnica y fortalecimiento de capacidades, generación de conocimiento, y facilitación de alianzas, así como las actividades de promoción y comunicación. En la fase inicial del programa, se realiza un mapeo para adaptar mejor la intervención a las demandas del país y a sus necesidades en términos de fortalecimiento de capacidades.

El enfoque se orienta a promover un cambio sostenible en las políticas públicas y pone énfasis en el fortalecimiento de las capacidades de las institucionales nacionales responsables del sector agrícola y del empleo para promover el empleo rural decente. En particular, el enfoque promueve las alianzas entre el sector público y privado y mecanismos interdisciplinarios. Además, el enfoque facilita la colaboración entre la FAO y otras agencias de las Naciones Unidas, tales como la OIT o la ONUDI. La equidad de género y la sostenibilidad ambiental siempre se incorporan como temas transversales.

A nivel nacional, el enfoque tiene como objetivo fortalecer el contenido de empleo de las estrategias nacionales, políticas y programas de agricultura y desarrollo rural para optimizar la contribución del sector en mejorar la cantidad y calidad de los empleos rurales. A nivel global y regional, el enfoque contribuye a producir y compartir conocimiento, lecciones aprendidas y buenas prácticas, así como influenciar las iniciativas regionales y globales sobre desarrollo agrícola.

Hasta la fecha, el Enfoque Integrado de País ha sido implementado en dos fases, ambas financiadas por la Agencia Sueca de Cooperación Internacional para el Desarrollo (SIDA), a través del Mecanismo de Apoyo a Programas Multiasociados (FMM, por sus siglas en inglés):

  • Una primera fase del programa fue implementada en Malawi y Tanzania, en el período 2011-2014. Basándose en evaluaciones participativas de las necesidades, la FAO facilitó el compromiso de las instituciones nacionales sobre el tema del empleo, brindando un apoyo sistemático para la inclusión del empleo decente en el diseño de políticas, estrategias y programas, como la Política Nacional Agrícola de Tanzania. En particular, se brindó asistencia técnica y se trabajó en el fortalecimiento de capacidades sobre los temas del empleo juvenil decente y de la prevención del trabajo infantil en la agricultura. La primera implementación del enfoque permitió el desarrollo y prueba sobre el terreno de diferentes metodologías y herramientas, reunidas en la Caja de Herramientas online, así como el desarrollo de la Base de Datos sobre ERD.
  • La segunda fase de implementación (2015-2017) se centra en Senegal, Uganda y Guatemala, aplicándo los mismos mecanismos institucionales, metodologías y herramientas desarrolladas durante la primera fase. En particular, esta segunda fase se centra en los jóvenes como principal grupo objetivo. Asimismo, adopta métodos con mayor eficacia para promover el desarrollo de capacidades, como las metodologías de aprendizaje en línea.

Senegal

Senegal

En Senegal, el Programa ICA trabaja con la Agencia Nacional para la Promoción del Empleo Juvenil. El principal objetivo es desarrollar e implementar la futura Política Nacional de Empleo Rural Juvenil y su estrategia.

Uganda

Uganda

En Uganda, el Programa ICA colabora con el Ministerio de Agricultura, Industria Animal y Pesca (MAAIF, por sus siglas en inglés) para el desarrollo de una estrategia nacional para el empleo de los jóvenes en la agricultura y para la inclusión del tema del empleo juvenil en el nuevo sistema de extensión agrícola. Asimismo, el Programa contribuye directamente al recientemente aprobado Plan de Acción Nacional de Empleo Juvenil (NAPYE, por sus siglas en inglés).

Guatemala

Guatemala

En Guatemala, el Programa ICA se enfoca en el Departamento de San Marcos, con el objetivo de incrementar el conocimiento acerca de los desafíos y necesidades de los jóvenes, y definir una Estrategia de Empleo Rural Juvenil en el marco del Plan de Implementación de la Política Nacional de Desarrollo Rural Integral (PNDRI).