Convenciones y acuerdos ambientales Medio ambiente
PROGRAMA 21 10 Recursos de tierra 11 Deforestación 12 Desertificación 13 Montañas
14 Agricultura 15 Biodiversidad Clima Energía

Informes de Avance
FAO, junio 1997
Capítulo 10:
Planificación y ordenación integradas
de los recursos de tierra

El desafío

Se prevé que desde ahora hasta el año 2050 la población mundial aumentará casi en un 75 por ciento, hasta llegar a más de 9 800 millones de habitantes. En algunos países en desarrollo, el crecimiento demográfico y económico será tan rápido que, según los cálculos, las necesidades de alimentos serán cuatro o cinco veces superiores a los niveles actuales. Ahora bien, ¿es posible lograr con los actuales métodos de aprovechamiento y de ordenación de los recursos de tierra los aumentos necesarios en la producción de alimentos?

Las tendencias actuales no son muy favorables. La mayor parte de las tierras adecuadas para el cultivo están siendo ya utilizadas y, según las proyecciones, la disponibilidad per cápita de tierras de cultivo en los países en desarrollo disminuirá de 0,65 hectáreas a unas 0,4 hectáreas entre finales del decenio de 1990 y el año 2010. Mientras tanto, el pastoreo excesivo, la erosión, la salinidad del suelo y el anegamiento están dañando o destruyendo millones de hectáreas de tierras agrícolas productivas.

Los mejores estudios disponibles indican que aproximadamente el 16 por ciento del total de la superficie cultivable ha sido degradado por la actividad humana durante el último medio siglo. En los países en desarrollo, la erosión y el pastoreo excesivo son problemas muy importantes. La erosión del suelo está aumentando en los países desarrollados, que sufren también de otras formas de degradación de la tierra, por ejemplo, la contami- nación causada por la industria y por el uso excesivo de productos químicos en la agricultura. Tanto en el mundo en desarrollo como en el desarrollado, la expansión de las zonas y las infraestructuras urbanas está ocupando tierras productivas y hábitats naturales. El medio ambiente, especialmente en las zonas urbanas, está tan contaminado que con frecuencia representa un peligro para la salud humana.

La solución de los conflictos sobre el uso de la tierra es indispensable para el desarrollo sostenible. Armonizando los recursos de tierra y las necesidades de tierras de los seres humanos, es posible aumentar la producción sostenible y al mismo tiempo reducir la competencia, lograr un equilibrio eficiente entre las necesidades y vincular el desarrollo socioeconómico con la protección y la rehabilitación del medio ambiente.

Un enfoque integrado exige una mejor coordinación de la planificación sectorial y de la ordenación de la tierra y sus recursos. En el Capítulo10 del Programa 21 se pide que se proceda a reorganizar y, cuando sea necesario, reforzar las estructuras de toma de decisiones, en particular las políticas, la planificación y los procedimientos de ordenación. Con este criterio se reconoce la necesidad de que todos los interesados participen en la toma de decisiones sobre el aprovechamiento de la tierra, y se colma la laguna existente entre los objetivos de producción y de ingresos de los usuarios de la tierra y el objetivo a largo plazo de la sociedad, es decir la conservación de los recursos naturales.

De importancia decisiva son las condiciones económicas y legales que alientan y facilitan las prácticas sostenibles de aprovechamiento de la tierra; los sistemas inadecuados de tenencia de la tierra son uno de los obstáculos más importantes. Es necesario establecer vínculos entre los sistemas tradicionales de ordenación de la tierra y la aplicación de la ciencia y la tecnología.

Progresos hechos desde la CNUMAD

Desde la celebración de la Conferencia de las Naciones Unidas sobre el Medio Ambiente y el Desarrollo (CNUMAD), varios países desarrollados han adoptado planes y programas generales de aprovechamiento de la tierra. Cabe citar, por ejemplo, los planes maestros de aprovechamiento de la tierra en el Japón, el programa de cuidado de la tierra en Australia y la planificación de la infraestructura ecológica en los Países Bajos. Otros países han creado bases de datos computadorizadas de recursos de tierras, han introducido la zonificación ecológica y se han interesado en la creación de instrumentos de planificación de la ordenación de la tierra.

En el mundo en desarrollo, tanto la planificación como la ordenación tropiezan con graves dificultades debido a la falta de capacitación, de información básica y de medios financieros. Sin embargo, un número cada vez mayor de países están haciendo progresos importantes, especialmente en el marco de los planes de acción ambiental nacionales que cuentan con el apoyo del Banco Mundial.

Varios países de Asia y de América Latina han realizado estudios sobre recursos nacionales de tierras y sobre el aprovechamiento de la tierra, y están creando instituciones cuya finalidad será formular planes y políticas integrados en colaboración con los usuarios de la tierra. Bolivia ha completado recientemente una zonificación detallada de su región amazónica, con la participación de los interesados. En 1994, los nueve países miembros del Tratado de Cooperación Amazónica iniciaron un programa principal de zonificación ecológica-económica. Hay tendencias hacia una mayor consulta entre los gobiernos y los usuarios de la tierra en Tanzanía, Kenya y varios países del Africa occidental.

Las reformas de la tenencia de la tierra pueden tener un efecto muy positivo en la ordenación de tierras. China y Viet Nam, así como varios países con economía en transición, han comenzado a asignar tierras a personas y familias. En varios casos, los aumentos de la producción han sido espectaculares y, por primera vez en mil años, es mayor el número de árboles que se plantan que el número de los que se talan.

La FAO ha apoyado nuevos programas participativos en la planificación del aprovechamiento de la tierra en cierto número de países mediante su Programa de Cooperación Técnica y en colaboración con donantes.

Asimismo, en los últimos años se ha registrado un nuevo desarrollo de los sistemas de información computadorizada, teledetección y tecnología de posicionamiento mundial. Sin embargo, si bien estos instrumentos y tecnologías podrían apoyar una planificación para lograr un aprovechamiento más productivo y sostenible de la tierra, los progresos han sido mucho menores en la creación de capacidad para aplicarlos normalmente en todos los países.

Además, muchos métodos de planificación del aprovechamiento de la tierra han demostrado ser ineficaces, con frecuencia porque no toman en cuenta los objetivos de los usuarios de la tierra, así como los de los gobiernos. Su aplicación tropieza también con muchos obstáculos debido a la falta de una planificación interdisciplinaria y de órganos de gestión en todos los países, tanto a niveles nacionales como locales.

Cuestiones principales

Las cuestiones siguientes, determinadas después de celebrar consultas con otras organizaciones, exigen un examen urgente:

El papel de la FAO

La FAO es el coordinador sectorial del Capítulo10. En colaboración con el Programa de las Naciones Unidas para el medio ambiente (PNUMA), la Organización ha perfeccionado un marco de desarrollo y ordenación de recursos de tierra que trata de las principales deficiencias de los métodos actuales. Estos nuevos conceptos se están introduciendo mediante una serie de tres publicaciones: Nuestra tierra, nuestro futuro, que introduce brevemente el nuevo enfoque, Negociación de un futuro para la tierra, que se publicará en 1997, y una guía detallada de aplicación que está en curso de preparación.

La FAO ha elaborado bases de datos de aprovechamiento de la tierra, una metodología para clasificar las zonas agroecológicas y preparar mapas al respecto, un marco de evaluación de la tierra y metodologías para armonizar las necesidades relativas al clima y el medio ambiente. Cuenta también con programas de acción especiales de desarrollo de recursos hídricos y de agricultura sostenible y para la conservación y rehabilitación de tierras, y está colaborando con organismos de las Naciones Unidas para elaborar sistemas de clasificación de la cubierta terrestre y aprovechamiento de la tierra. Está llevando a la práctica un proyecto importante - Africover - destinado a la preparación de un mapa de la cubierta terrestre y el aprovechamiento de la tierra en el continente africano.

La FAO continúa promoviendo la planificación y ordenación integradas del aprovechamiento de la tierra, aunque cada vez cuenta con menos recursos. En vista de la importancia fundamental de los problemas relacionados con la tierra y el agua, los países y las instituciones tienen que encontrar la forma de proporcionar el apoyo necesario y elaborar programas de colaboración.


Contactos

Robert Brinkman
Director, Dirección de Fomento de Tierras y Aguas, FAO
Fax: (39-6) 5225-6275
Correo electrónico: Robert.Brinkman@fao.org


Programa 21: 10 Tierra | 11 Deforestación | 12 Desertificación | 13 Montañas | 14 Agricultura | 15 Biodiversidad | Clima | Energía



Back to Top FAO Homepage