En los últimos 100 años hemos atesorado una rica experiencia a partir de nuestro trabajo de instrucción y educación destinado a jóvenes de zonas rurales. La FAO misma ha participado de este esfuerzo durante los últimos 40 años. Hoy en día, el desarrollo de la juventud basado sólidamente en la investigación y el conocimiento y dotado de políticas apropiadas y materiales de apoyo, puede convertirse en una poderosa fuerza que permita que un gran número de jóvenes de zonas rurales, en los países en desarrollo, participen activamente en el desarrollo rural y la agricultura sostenible como colaboradores importantes del desarrollo en sus respectivos países.

La misión que la FAO realiza para el desarrollo de la juventud rural se basa en el fortalecimiento y la extensión de los programas destinados a la juventud rural tanto en la esfera gubernamental como no gubernamental. Asimismo, ayuda a crear nuevos programas que les permitan a las muchachas y muchachos y a las mujeres y hombres jóvenes llegar a ser ciudadanos activos y productivos en sus propias comunidades.

En los últimos años, se pueden considerar eventos importantes para la misión de la FAO las dos reuniones consultivas de expertos, realizadas una en 1985 en el marco del Año Internacional de la Juventud del sistema de las Naciones Unidas y la otra en 1995. Esta última consulta de expertos creó las bases para el programa actual de la juventud rural. El boletín informativo sobre la juventud rural, YouthWorks, que la FAO publica en francés, español e inglés desde 1986, llega a miles de profesionales que trabajan con los jóvenes en todo el mundo. En los últimos años, se han realizado una serie de diez seminarios nacionales sobre la juventud rural en Asia, África y América Latina/Regiones del Caribe centralizando la atención en la importante función que los jóvenes pueden desempeñar en la seguridad alimentaria y el desarrollo sostenible.

El punto referencial de la FAO para el trabajo con la juventud rural es el Oficial Superior de Desarrollo de la Juventud Rural rural-youth@fao.org, localizado en el Servicio de Extensión, Educación y Comunicación del Departamento de Desarrollo Sostenible en Roma, Italia. Los oficiales de extensión y comunicación que están en oficinas descentralizadas en todo el mundo también tienen responsabilidades en el desarrollo de la juventud rural. Estos están ubicados en las oficinas regionales de la FAO en Santiago, Chile para América Latina y el Caribe; Accra, Ghana para África; Cairo, Egipto para el Cercano Oriente; y Bangkok, Tailandia para Asia y el Pacífico. Los funcionarios con responsabilidades sobre la juventud también se encuentran en las oficinas subregionales de la FAO en Christ Church, Barbados para el Caribe y Harare, Zimbabwe para África oriental y del sur. Además de obtener personal del Servicio de Extensión, Educación y Comunicación, el desarrollo de la juventud rural recibe la experiencia de muchas otras direcciones que pertenecen a la FAO, incluyendo nutrición, agricultura, silvicultura y pesca.

El trabajo de la FAO para el desarrollo de la juventud rural se lleva a cabo con el apoyo del sistema de las Naciones Unidas para el Programa Mundial de Acción para la Juventud hasta el Año 2000 y años subsiguientes. La FAO es miembro del Grupo de Trabajo de Interorganismos sobre la Juventud de las Naciones Unidas, coordinado por la Unidad para la Juventud del Departamento de Asuntos Económicos y Sociales de las Naciones Unidas, en Nueva York. La FAO también participa periódicamente en Foros Mundiales de la Juventud del sistema de las Naciones Unidas.

La labor de la FAO sobre la Juventud Rural en estos años ha contribuido significativamente a incrementar la participación y la función productiva de los jóvenes en las zonas rurales mediante el fortalecimiento de las organizaciones que los atienden. Actualmente, las necesidades y los desafíos de la juventud rural son mayores de lo que han sido en el pasado. En la mayoría de los países en desarrollo, la juventud constituye más de la mitad de la población rural total.

A causa de su número y su impacto potencial, la juventud rural debería formar parte de cualquier propuesta relacionada a soluciones inmediatas o a largo plazo para resolver problemas de la seguridad alimentaria y el desarrollo sostenible. Es cierto que los jóvenes necesitan educación y capacitación para convertirse en los agricultores y los líderes comunitarios del futuro, pero es aún más importante, que reciban el mejor apoyo posible así como el acceso a los recursos para que se les permita llegar a ser participantes activos de las actividades en favor de la seguridad alimentaria de hoy.

Además de una mejor movilización de los recursos internos, la FAO sigue buscando participantes en otras organizaciones en favor de la juventud rural en el mundo. La nueva función del servicio de Extensión, Educación y Comunicación es suministrar el liderazgo que facilite esta extendida colaboración dentro de la FAO y promover una asociación efectiva con otros organismos de las Naciones Unidas, con organizaciones dedicadas al desarrollo internacional, con grupos de donantes, con gobiernos miembros y con sociedad civil. Se trata de compartir el interés común en posibilitar que los jóvenes de zonas rurales se transformen en participantes activos de la seguridad alimentaria y el desarrollo sostenible.

RYlogo2.gif