Se anuncia la publicación de un estudio conjunto "Educación para el desarrollo rural: hacia nuevas respuestas de política", realizado por el Departamento de Desarrollo Sostenible de FAO y el Instituto Internacional de Planeamiento de la Educación - IIEP.
Este estudio presenta una nueva perspectiva para el desarrollo de la educación en las áreas rurales:

  • Reseña las tendencias e innovaciones de la educación básica para niños rurales
  • Revisa temas destacados como la capacitación y las estrategias de educación para promover conocimientos, habilidades y destrezas en la sociedad rural

Más de la mitad de la población del mundo y más del 70% de la población pobre se encuentran en el área rural donde el hambre, el analfabetismo y pocos logros escolares son comunes. La educación de la gran población en el área rural es crucial para alcanzar el desarrollo sostenible. Las estrategias para la reducción de la pobreza ponen su énfasis en el desarrollo rural que involucra a todos aquellos que viven en las áreas rurales. Estas estrategias necesitan abordar la provisión de educación para las diversas audiencias, niños y niñas, jóvenes y adultos, dando prioridad a la inequidad de género. Este complejo y urgente desafío deberá abordarse sistemáticamente, a través de intrincadas medidas políticas a todos los niveles del sistema educativo.
El rápido cambio tecnológico y el incremento de la globalización también sugieren que una mejor educación y capacitación son esenciales para alcanzar medios de vida sostenible y la competitividad en la economía rural.
Por muchos años, el enfoque seguido por quienes formulan políticas educativas y por especialistas de la educación fue el de las habilidades prácticas y ocupacionales en relación con la capacitación agrícola provista en los niveles secundario y terciario. Aún en un espacio cada vez más integrado por actividades no agrícolas, y en un contexto político dominado por una agenda hacia la reducción de la pobreza, la educación para el desarrollo rural requiere un enfoque holístico que va más allá de los estrechos límites de la educación agrícola tradicional y el concepto de entrenamiento.
En este contexto, este estudio hace una contribución contradiciendo la sabiduría tradicional y a las políticas educativas que han guiado la provisión de la educación en las áreas rurales por varias décadas. Utiliza recursos de información recientes para reformular temas educativos dentro del marco de un discurso de desarrollo rural emergente. Varias contribuciones describen las tendencias e innovaciones actuales en la provisión y calidad de la educación básica en las áreas rurales. Este estudio también discute los desafios de las habilidades para el desarrollo, y analiza estrategias emergentes desarrolladas por instituciones innovadoras de educación superior para responder con éxito a las nuevas propuestas educacionales para un ambiente rural. Y por lo tanto, se abre a reconsiderar los enlaces entre educación y desarrollo rural. También proporciona elementos para quienes formulan políticas, con el fin de volver a pensar en las limitaciones heredadas de la división sectorial de trabajo entre los Ministerios de Educación y Agricultura.
La educación y la capacitación necesitan situarse en el centro de la agenda del desarrollo rural para contribuir con la erradicación de la pobreza extrema y del hambre, asegurar una agricultura sostenible y construir capacidades humanas para el desarrollo rural. Esta publicación busca apoyar los agentes de cambio que quieran progresar en esta dirección: