Tecnología energetíca y ambiental Medio ambiente

Abril 1998

Sinergía FAO y GLAERS

por Gustavo Best, Coordinador de Energía, Servicio del Medio Ambiente y los Recursos Naturales (SDRN) de la FAO


Extraído del Boletín de la Secretaría del Grupo Latinoamericano y del Caribe sobre Energización para un Desarrollo Rural Sostenible (GLAERS/CLER - http://www.ute.com.uy/glaer.htm)

LOS ULTIMOS 18 meses has sido muy fructíferos para el Grupo Latinoamericano y del Caribe sobre Energización para un Desarrollo Rural Sostenible (GLAERS), durante los cuales se llevaron a cabo 2 reuniones en Cuba con su participación activa, se lanzó este Boletín y su página de Internet y se continuó consolidando la Secretaría Permanente, quisiera dedicar este espacio a informales sobre algunas actividades que planeamos llevar a cabo durante el año próximo.

Como fue decidido en Cuba, apoyaremos fuertemente la reunión: Caña de Azúcar: Una Agenda para el Siglo 21. Esperamos que esa reunión permita dar un salto en la percepción y la acción sobre el enorme potencial que ofrece una visión integrada de ese recurso. Haciendo converger aspectos energéticos, ambientales, agrícolas, forestales, nutricionales y socioeconómicos, podría lograrse un aprovechamiento más integral de todas las partes de la caña, un ahorro en términos de insumos, y se contribuiría a sistemas de energía y de alimentación más sostenibles. Estoy convencido que la cooperación entre FAO, GLAERS, OLADE y GEPLACEA en esta actividad redundará en beneficios para la Región.

Planeamos preparar dos estudios: "Una Nueva Agenda Energética para la Cadena Alimentaria", y "Análisis del Impacto sobre el Proceso de Energización Rural de la Reforma Institucional". El primero, de carácter global, pensamos contribuirá a optimizar el conjunto energético/alimentario, tanto del punto de vista de la intensidad energética, como de la sostenibilidad de sistemas agrícolas. El segundo, de carácter latinoamericano y preparado en el contexto del GLAERS, aclarará de una vez por todas, el efecto de las políticas de privatización y de ajuste en el panorama energético del sector más pobre de la sociedad.

En el plano tecnológico, creemos importante revisitar el tema de la gasificación de biomasa, analizando la disponibilidad tecnológica y su grado de comercialización. Comenzaremos este estudio en la India, esperando que la metodología utilizada allí pueda ser repetida en otros países y regiones. El Boletín "Rural Energy" que publicamos en la Oficina Regional de FAO para Asia y el Pacífico en Bangkok será probablemente dedicado a este tema.

También en relación a publicaciones, preparemos ponencias para varias reuniones y congresos, tales como el Congreso Solar Mundial a celebrarse en Florencia y el Congreso del Consejo Mundial de Energía (CME) a celebrarse en Houston, ambas en el mes de septiembre. Para este último, estamos trabajando estrechamente con el Comité de Países en Desarrollo del CME preparando un estudio global sobre energía en el sector rural, en el cual habrá un capítulo especial sobre el uso de la leña, preparado por Miguel Trossero.

Hemos avanzado algo este año en la definición de energía como indicador de sostenibildad de sistemas agrícolas y domésticos. El primero, muy relacionado al concepto de intensidad energética, sirve para analizar tendencias de uso energético sea en una región geográfica, sea en un sistema de producción. El segundo, más relacionado al concepto de transición energética, nos dá una medida de qué tan lejos está un sistema de ser totalmente sostenible del punto de vista de las fuentes energéticas que emplea. Falta incluir en estos indicadores los importantes conceptos tan bien definidos por Luiz Augusto Horta en el excelente artículo incluido en este número del Boletín, así como aspectos socioculturales. Contamos con los lectores del Boletín para conocer otros trabajos en este campo, que creemos se convertirá en una importante herramienta en la planificación y gestión de la energía.

En el continente Africano planeamos intensificar la asistencia técnica en relación a los requerimientos energéticos de la agricultura. Como probablemente están al tanto, la FAO tiene como una de sus actividades prioritarias el Programa Especial de Seguridad Alimentaria. Es en el contexto de este programa que se planteará el tema de la energización agrícola. Obviamente se buscará también de aprovechar oportunidades para promover el papel de la agricultura como fuente de bioenergía, cuidando que no se compita con la producción alimentaria que es obviamente prioritaria.



Back to Top FAO Homepage