Política y gestión ambiental  Medio ambiente

Julio 1996

Primera Reunión Regional sobre Reducción del Impacto Ambiental de la Producción Animal Intensiva en Zonas Peri-Urbanas

10-14 junio 96
Santiago, República Dominicana


A dicha reunión participaron once especialistas en las disciplinas relacionadas con el tema de varios países (España, México, Colombia, Costa Rica, Cuba y Chile) asícomo participantes locales de varias instituciones y productores pecuarios. La FAO estuvo representada por el Sr. Manuel Sánchez, Oficial de Producción Animal, AGAP.

Los objetivos de la reunión fueron de intercambiar experiencias y promover la futura colaboración entre los representantes de los países mencionados, y de proponer soluciones a corto, mediano y largo plazo para resolver el problema específico de contaminación por desechos animales en la República Dominicana (RD). La reunión consistióen dos días de visitas de campo a granjas representativas, de dos días de presentación de ponencias y de discusión, de medio día de conclusiones y recomendaciones y de medio día para la demostración de la instalación de un biodigestor plástico.

A este respecto, la región del Cibao de la RD, la zona agrícola más importante, cuenta también con una densidad grande de población animal y humana del país. Estas altas densidades, aunadas a una deficiente o inexistente planificación del tratamiento y uso de los residuos sólidos y líquidos de las granjas, particularmente las porcinas, están causando graves problemas de contaminación al aire, suelo y aguas (superficiales y subterráneas). La gran concentración de la producción porcina se originó con la repoblación de los cerdos después de su eliminación total con la Fiebre Porcina Africana, al recomendarse sistemas muy intensivos de producción basados en la alimentación con concentrados hechos a partir de maíz y soya. La concentración de materia orgánica y de nutrientes contenidos en los residuales de las granjas, que son desechados en superficies limitadas, ciertamente muchas veces menores que las superficies donde originalmente se produjeron esos alimentos, están causando daños muy serios a la flora, fauna e incluso a los habitantes de las zonas aledañas.

Este problema no es exclusivo de la RD, sino que ocurre en todas aquellas zonas donde se importan grandes cantidades de alimento, y no se ha planificado adecuadamente el manejo y uso de las excretas.

Uno de los problemas principales es el agua contenida en los residuales, que es usada en exceso para lavar las instalaciones y los animales. Su volumen se ve significativamente aumentado al permitir la mezcla del agua de lluvia (1,200 l por m2 de superficie expuesta) debido al deficiente diseño de los edificios y demás instalaciones.

Otro problema serio en muchas granjas es el desperdicio de alimento, al proveerlo en comederos rudimentarios o con diseños deficientes. Este alimento forma parte de los residuales al limpiar los corrales junto con los excrementos.

Varias conclusiones y recomendaciones resultaron de esta interesante reunión desde los puntos de vista ambientales, institucionales, legales, del sistemas de producción, sociales y económicos. Estas son válidas no solo para el caso específico de la RD sino para otros muchos países y regiones con problemas similares.

Aunque cada granja, dependiendo de su tamaño (número de animales), localización y superficie de terreno agrícola, tendráuna solución diferente para el tratamiento y uso de los desechos, una estrategia general sería la siguiente:

  1. reducción al mínimo de gasto de agua y de los desperdicios de alimento;
  2. separación de sólidos, comenzando con la recogida de los excrementos sólidos por separado si fuese posible, utilizando alguna de las varias técnicas disponibles;
  3. tratamiento de los sólidos y posterior utilización (ensilaje con otros ingredientes para usarlos como alimento; compostaje para su uso como abono orgánico; tratamiento con lombrices para la producción de humus);
  4. tratamiento de los líquidos en un biodigestor (el biogas puede ser usado para cocción de alimentos, calentamiento de lechones, secado de productos, generación de electricidad, etc);
  5. utilización del efluente del biodigestor directamente como fertilizante; su secado con rejillas o mallas; o su ulterior purificación con plantas acuáticas (lirio acuático, Lemna, etc) para reciclaje en la finca.

A mediano y largo plazo, un sistema de producción basado mayormente en alimentos producidos localmente (eg. jugo caña de azúcar, productos de la palma de aceite, casava, plantas acuáticas, forrajes de alta calidad, etc.) tendrámuchos menos problemas con la contaminación ambiental, al poder permitir un reciclaje efectivo de nutrientes. La alimentación con una fuente de energía baja en proteína (eg. jugo de caña, aceite de palma, harina de casava) tiene la ventaja adicional de poder reducir significativamente el contenido de amino ácidos no esenciales de la dieta, y con esto, el de reducir efectivamente las excreciones de nitrógeno en las excretas.

Como seguimiento a la reunión:



Back to Top FAO Homepage