Sustainable Development Banner

Diciembre 1996

Asociados en la Consecución de la Seguridad Alimentaria

Las Organizaciones de Trabajadores Rurales, las Asociaciones de Agricultores y Productores Agricolas, las Cooperativas y las Organizaciones de Desarrollo/Promoción


extraído de "La función de los sindicatos, las organizaciones de trabajadores rurales, asociaciones de productores agrícolas y agricultores, cooperativas, y organizaciones de desarrollo/promoción en las actividades de colaboración para la Cumbre Mundial sobre la Alimentación y las actividades complementarias". Editor: Marilee Karl (FAO, 1996)

LOS SINDICATOS, las organizaciones de trabajadores rurales, las asociaciones de agricultores y productores agrícolas y las cooperativas representan a cientos de millones de personas que habitan en las zonas rurales en todo el mundo. Sus objetivos generales son mejorar las condiciones de vida y de trabajo de la población rural. Además, cientos de organizaciones no gubernamentales (ONG) desempeñan una función de promoción y apoyo ayudando a la población rural a organizarse y a mejorar sus condiciones de vida y de trabajo.

Estas organizaciones están interesadas en conseguir la seguridad alimentaria, en cooperar con la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO), los gobiernos y otras organizaciones de la sociedad civil.

Definiciones

Aunque estos varios tipos de organizaciones tienen rasgos que las distinguen, presentan también ciertas coincidencias. Muchos de los conceptos que aquí se presentan son todavía objeto de debate. Por consiguiente, las definiciones que se ofrecen a continuación no tienen un carácter rígido e inmutable, si no que son definiciones prácticas, basadas en las autodefiniciones de las organizaciones que han colaborado en el presente documento y reflejan el estado actual del debate.

Sociedad civil

La sociedad civil ha sido descrita como "el espacio para la asociación humana sin coacción y también el entramado de relaciones - establecidas en beneficio de la familia, la fe, el interés y la ideología - que ocupan este espacio"1. De acuerdo con esta descripción el término "organización de la sociedad civil" puede aplicarse a todo tipo de asociaciones, organizaciones y coaliciones oficiales y oficiosas que se establecen por iniciativa directa de los miembros o grupos de la sociedad y que no forman parte de los sistemas gubernamentales, políticos y administrativos oficiales a ningún nivel. Si bien la sociedad civil es complementaria del Estado, puede incluir asociaciones de personas que adoptan medidas políticas o en favor del desarrollo. En un sentido genérico, el término sociedad civil comprende los sindicatos, las organizaciones de trabajadores rurales, las asociaciones de agricultores y productores agrícolas, las cooperativas y las ONG de desarrollo/promoción.

Organizaciones populares y Organizaciones de desarrollo/promoción

"Organizaciones populares" y "organizaciones de desarrollo/promoción" son también términos genéricos que se refieren a dos sectores distintos de la sociedad civil, ambos representados en el presente documento.

En el Plan de Acción de la FAO sobre Participación Popular en el Desarrollo Rural, las organizaciones populares se definen del modo siguiente:

"instituciones voluntarias, autónomas y regidas por sistemas democráticos, por ejemplo consejos comunitarios tradicionales, grupos oficiosos, cooperativas, organizaciones de trabajadores rurales y sindicatos de agricultores, asociaciones de mujeres, etc. Ciertas organizaciones populares locales pueden establecer federaciones más amplias a nivel provincial, nacional o internacional con el fin de aumentar su capacidad de autoayuda y su poder de negociación y promover el desarrollo participativo a nivel local".
Por consiguiente, los sindicatos, las organizaciones de trabajadores focales, las asociaciones de agricultores y productores agrícolas y las cooperativas son organizaciones populares porque son todas ellas organizaciones representativas, autónomas y responsables ante sus miembros, quienes las gestionan democráticamente y se asocian libremente a ellas.

Las organizaciones de desarrollo y promoción, por el contrario, no suelen ser organizaciones populares representativas, sino organizaciones no gubernamentales de carácter voluntario, conocidas también como ONG para el desarrollo o el fomento. Estas organizaciones prestan apoyo y servicios a personas organizadas o no, pero no están directamente controladas por ellas ni son responsables ante ellas. Por tanto su función es diferente de la que desempeñan las organizaciones populares. En muchos casos, las ONG para el desarrollo/fomento se dedican a fortalecer la capacidad de la población rural para organizarse y constituir sus propias organizaciones representativas.

En particular, cuando están integradas por personas de los países y localidades en los que trabajan, estas organizaciones pueden ser un vehículo eficaz para apoyar a la población rural, en cooperación con los organismos de desarrollo, las organizaciones del sistema de las Naciones Unidas, los gobiernos y las organizaciones de la sociedad civil, entre las que se incluyen los sindicatos, las organizaciones de trabajadores rurales, las asociaciones de agricultores y productores agrícolas y las cooperativas.

Sindicatos y organizaciones de trabajadores rurales

Millones de jornaleros agrícolas y trabajadores de la industria agroalimentaria están organizados en sindicatos de carácter local, nacional, regional e internacional.

Un sindicato es una organización permanente y democrática, creada y dirigida por los trabajadores para:

Los sindicatos se basan en tres principios importantes. Estos tres pilares del sindicalismo son los siguientes:
  1. Unidad o solidaridad entre los trabajadores: dependiendo de su base de organización (sectorial, general, de oficio o de empresa, etc.) un sindicato debe estar abierto a todos los trabajadores y esforzarse por acogerlos y unirlos, sea cual fuere su raza, religión, credo, sexo, capacidad, etc.

  2. Independencia: el sindicato debe estar controlado por sus propios miembros. No debe permitir que lo dominen o controlen intereses externos, ya se trate de gobiernos, empresarios, partidos políticos, organizaciones religiosas o comunales, hermandades o particulares.

  3. Democracia: un sindicato debe aplicar métodos democráticos en sus procesos decisorios y en la elección de sus dirigentes y órganos rectores. Todos los miembros deben estar representados de modo equitativo y pleno (UITA, 1990).
Las organizaciones de trabajadores rurales pertenecen a una categoría especial de sindicato. Según la definición del Convenio de Organizaciones de Trabajadores Rurales de la OIT, se entiende por trabajador rural "toda persona dedicada a la agricultura, la artesanía o una ocupación afín en una zona rural, ya sea en calidad de asalariado o ... arrendatario, aparcero o pequeño propietario ... que trabaje la tierra por sí mismo o únicamente con ayuda de sus familiares, o recurriendo ocasionalmente a trabajadores supletorios, y que no emplee una mano de obra permanente; no emplee una mano de obra numerosa, con carácter estacional; o no haga cultivar sus tierras por aparceros o arrendatarios" (Convenio de Organizaciones de Trabajadores Rurales, 1975, No. 141).

De acuerdo con esta definición, se considera que tanto las organizaciones de trabajadores agrícolas asalariados como las de agricultores autónomos son organizaciones de trabajadores rurales. Muchas de ellas están afiliadas a sindicatos, pero otras, en particular las de agricultores por cuenta propia, se describen como asociaciones de agricultores o de productores agrícolas. La composición de estas organizaciones varía desde las integradas principalmente por trabajadores de plantaciones o jornaleros agrícolas hasta las constituidas por pequeños agricultores o por una mezcla. En todo este documento, los términos "trabajadores rurales", "agricultores" y "productores agrícolas" se utilizan con arreglo al modo en que las organizaciones representadas en él se definen a sí mismas y definen a sus miembros.

Según la OIT, los trabajadores rurales y los agricultores autónomos "constituyen el grupo ocupacional más amplio del mundo. En muchos países se estima que representan bastante más de la mitad de la población activa total... En muchos países figuran entre los más pobres y más desfavorecidos, y en general están peor organizados que los trabajadores de otros grupos ocupacionales. Pero, del mismo modo que los trabajadores industriales han sido capaces de mejorar sus condiciones constituyendo organizaciones para protegerse y favorecer sus intereses, hay también muchos ejemplos de cómo los trabajadores rurales han sido capaces de organizarse formando sus propias organizaciones, ya se trate de sindicatos de asalariados, de organizaciones de pequeños agricultores o de asociaciones de tipo cooperativo" (OIT, 1993).

Entre los sectores más pobres, las mujeres representan la mitad de esta mano de obra rural, y en muchas zonas su porcentaje es mucho más alto. Por ejemplo, en Africa las mujeres producen del 60 al 80 por ciento de los alimentos. Su trabajo es esencial para la economía rural y para la seguridad alimentaria de los hogares, pero a menudo se subvalora o no se reconoce, especialmente porque suele ser un trabajo familiar no remunerado. Además, las agriculturas están insuficientemente representadas entre los miembros de casi todos los sindicatos, organizaciones de agricultores y cooperativas, y constituyen sólo un pequeño porcentaje de sus dirigentes. Casi todas estas organizaciones son ahora conscientes de esta situación y están adoptando medidas para remediarla, pero los esfuerzos habrán de proseguir si se quiere que las mujeres estén representadas entre los miembros y los dirigentes de estas organizaciones proporcionalmente a su importancia en la mano de obra agrícola.

La FAO apoya los convenios de la OIT para proteger los derechos de los trabajadores rurales a organizarse y ha instado a sus estados miembros a que ratifiquen dichos convenios. Además, la FAO ha promovido en el curso de su historia la participación de los trabajadores rurales, los pequeños agricultores y las mujeres en las organizaciones de la población rural. Entre los documentos más destacados en los que se recogen sus políticas y actividades figuran los siguientes: la Carta del Campesino, la Declaración de Principios y Programa de Acción de la Conferencia Mundial sobre Reforma Agraria y Desarrollo Rural, el Plan de Acción de la FAO sobre Participación Popular en el Desarrollo Rural y el Plan de Acción de la FAO para la Integración de la Mujer en el Desarrollo, 1996-2001.

Asociaciones de agricultores y productores agrícolas

Los términos "asociaciones de agricultores" y "asociaciones de productores agrícolas" suelen utilizarse de modo intercambiable. Los agricultores y productores agrícolas incluyen los pequeños, medianos y grandes agricultores, las familias de agricultores, los campesinos sin tierra, los agricultores de subsistencia, los arrendatarios, los aparceros y la población indígena y otras personas que trabajan la tierra. El término "productores agrícolas" suele utilizarse en un sentido amplio que incluye a los pescadores y trabajadores forestales.

La Federación Internacional de Productores Agrícolas (FIPA) describe a las asociaciones que la componen como "organizaciones que pertenecen a los agricultores y que son gestionadas por agricultores que trabajan en el interés de los mismos. Son organizaciones de los agricultores para los agricultores. Comprenden sindicatos de agricultores, cooperativas agrícolas y cámaras de agricultura. La elección periódica de los cargos es decisiva para la credibilidad y autenticidad de las organizaciones representativas de agricultores" y (FIPA, 1995).

Cooperativas

Las cooperativas comprenden una amplia variedad de organizaciones, que pueden incluir asociaciones de agricultores y productores agrícolas y cooperativas de comercialización y suministro agrícolas, de consumidores, de transporte y de trabajadores rurales que contribuyen a garantizar la seguridad alimentaria en todo el mundo.

Las cooperativas pueden ir desde las cooperativas de comercialización muy amplias, que junto con las grandes empresas privadas se cuentan entre los negocios agrícolas más rentables, hasta las pequeñas asociaciones comunitarias que ayudan a los pequeños agricultores a obtener crédito e insumos, comercializar sus productos y crear pequeñas industrias de elaboración agrícola en las aldeas.

"Una cooperativa es una asociación autónoma de personas que se han unido de forma voluntaria para satisfacer necesidades y aspiraciones económicas, sociales y culturales en común mediante una empresa de propiedad conjunta y de gestión democrática", de acuerdo con la "Declaración sobre la identidad cooperativa de la Alianza Cooperativa Internacional (ACI)". Además, en la declaración se indica que los valores de la cooperativa son los de "la autoayuda, la autorresponsabilidad, la democracia, la igualdad, la equidad y la solidariedad". Los principios en que se basan las cooperativas son los siguientes:



Back to Top FAO Homepage