Género y desarrollo Gente

Un nuevo marco para el desarrollo

GENERO+  Panorama  Recursos naturales Agricultura  Nutrición   Políticas   Papel de la FAO 

LAS CAUSAS RADICALES de la pobreza permanente y la inseguridad alimentaria entre las mujeres rurales y las familias que ellas sustentan, están interrelacionadas:

Para la FAO dar el debido tratamiento a estas áreas prioritarias es de fundamental importancia para mejorar la situación de las mujeres rurales, y al mismo tiempo lograr la seguridad alimentaria, mitigar la pobreza y alcanzar un desarrollo sostenible.

El enfoque de la Mujer en el Desarrollo (MED) fue acrecentar la conciencia de todos aquellos que trabajan en el desarrollo sobre las peculiares prioridades, situación y asuntos de la mujer; y también en estimular la construcción de redes y alianzas entre las mujeres rurales y quienes las sostienen. MED enfatiza el rol sustancial de la mujer rural, y su participación a la producción agrícola y alimentaria, con el objeto de modificar las prácticas de desarrollo y poder así dirigir hacia ellas los escasos recursos económicos. El riesgo de ésto es que tratando a las mujeres como beneficiarias especiales en proyectos y programas, a menudo, los asuntos de la mujer se vuelven apéndices de las intervenciones y de los esquemas de desarrollo. Dada la lentitud en el avance de la situación de la mujer, resultó evidente que no era suficiente identificar a la mujer como grupo con necesidades especiales. Resultó claro que eran más bien todos los factores estructurales de la sociedad - implantados en los preceptos y hábitos del hogar, de la comunidad, del mercado y de la nación - los que mantenían a la mujer en una posición subordinada, y que tenían que ser entendidos y verdaderamente cambiados.

El enfoque Género y Desarrollo (GAD) busca entender los modos en que estos conceptos limitan o facilitan los esfuerzos para promover un crecimiento económico sostenible, que paralelamente asegure una distribución de beneficios equitativa. El énfasis está puesto en analizar las diferencias claves entre los incentivos y restricciones bajo los cuales operan mujeres y hombres, con el objeto de "hacer visible" cómo se diferencian los roles y la carga de trabajo que tienen, cómo mujeres y hombres pueden experimentar en forma diferente el impacto de las intervenciones, cómo varían sus capacidades para conquistar el acceso a los recursos y a la toma de decisiones, y qué implicaciones tienen estas conclusiones para la planificación y la ejecución de proyectos.

La eficiencia es un componente central de este enfoque, en cuanto provee las herramientas y los métodos para intervenciones más válidas. Para alcanzar ésto, se requiere una participación mayor de las mujeres en todas las etapas y a todos los niveles del proceso de desarrollo. El uso de un enfoque participativo potencia la capacidad de decisión de las mujeres, mediante la elevación de su conciencia - y de sus voces - sobre sus necesidades, derechos y habilidades. En este sentido, el enfoque participativo sobre la cuestión de género y desarrollo, no solamente pone en evidencia la subordinación de la mujer, sino que también ayuda a movilizar a todos los protagonistas para trabajar en función de un cambio social y económico.

Paralelamente, nuestras ideas sobre el significado del desarrollo también han cambiado. En la era posterior a la UNCED, después de la Conferencia Internacional sobre Desarrollo Social y la Cuarta Conferencia Mundial sobre la Mujer, el Departamento de Desarrollo Sostenible recientemente instituído por la FAO, está tratando de interpretar operativamente el concepto de desarrollo sostenible. Esto significa moverse más allá de la retórica de los debates internacionales, e integrar - efectivamente - la dimensión humana, social, económica y ambiental del concepto de sostenibilidad, en una visión global y coherente a favor de una agricultura y un desarrollo rural sostenible.

El progreso de la mujer es el pivote para lograr un desarrollo sostenible. No obstante las mujeres sean las responsables del manejo de los recursos naturales, gracias a sus tareas reproductivas y productivas cotidianas como las de proveer leña, agua y comida para el consumo familiar y para la venta, ellas excepcionalmente ocupan una posición desde la cual influenciar las decisiones sobre la asignación de recursos, y por lo tanto el uso sostenible de tierras, aguas y bosques. Si las mujeres han aprendido métodos agrícolas ecológicamente sostenibles y han adquirido vastos conocimientos sobre diversidad genética; y a pesar de ésto se le niega ser sujetos activos del desarrollo, entonces esta sabiduría se perderá.

A menudo, son principalmente las mujeres las que se ocupan de la subsistencia familiar. Cuando no tienen acceso a los recursos productivos, es mayor el número de personas que sufre por la pobreza y sus consecuencias, hambre, desnutrición y enfermedades incluidas. Mejorar el acceso de la mujer a los recursos y servicios incrementa la productividad agrícola, contribuye a un uso más eficiente de los recursos, y por último proporciona una producción más remunerativa. Promover un desarrollo que sea económicamente eficiente, compatible con el ambiente y equitativo, requiere reorientrar los esfuerzos en el ámbito del desarrollo con el propósito de mejorar las capacidades de la mujer. El Plan de Acción de la FAO para la Mujer en el Desarrollo busca cumplir este objetivo abordando lo que las mujeres necesitan en el ámbito del desarrollo, tal como se ha delineado en los objetivos estratégicos del Plan:

El Plan de Acción

El Plan de Acción de la FAO para la Mujer en el Desarrollo (1996-2001) constituye una respuesta continua de la Organización a los acontecimientos mundiales de los años '90, así como a las recomendaciones de los recientes foros internacionales, en particular la Conferencia Mundial de Derechos Humanos, la Conferencia Internacional sobre Nutrición, la Conferencia Internacional sobre Población y Desarrollo, la Cumbre Mundial sobre el Desarrollo Social y la Cumbre Mundial de la Alimentación. También representa el marco de la FAO para asistir a los Estados Miembros en la aplicación de la Plataforma de Acción, que constituye el esquema global de acciones para promover el avance de la mujer, y que fue el resultado principal de la Cuarta Conferencia Mundial sobre la Mujer, celebrada en Beijing en septiembre de 1995.

Los propositos del plan

En la ejecucion del plan, las actividades de la organizacion se centran en cuatro campos relacionados entre si:
GENERO+  Panorama  Recursos naturales Agricultura  Nutrición   Políticas   Papel de la FAO



Back to Top FAO Homepage