FAO.org

Inicio > Portal de Suelos de la FAO > About this site
Portal de Suelos de la FAO

Bienvenidos al Portal de Suelos de la FAO

Esta página web ha sido diseñada para servir como fuente de información y conocimiento sobre los distintos componentes y aspectos de los suelos. Asimismo se pretende realzar el valor y la importancia del suelo como recurso vital y limitado para los formuladores de política, planificadores del desarrollo, expertos científicos de suelos, extensionistas, instituciones y otros relevantes usuarios.  

 

 

La importancia del Suelo

Una mujer de la comunidad de Batwa cosechando boniato, Burundi.

Se torna complejo evaluar las diferentes funciones del suelo ya que, en cierta manera, todas se consideran esenciales para nuestro bienestar. Sin embargo, es importante realzar su función global de apoyo a la alimentación y  agricultura para la preservación y desarrollo de la vida humana del planeta.

El suelo es además la base para el crecimiento de las plantas, y contribuye al mantenimiento de la vegetación natural y cultivada. En esta vegetación se incluye nuestra diversidad forestal, praderas y una gran amplitud de especies y variedades de cultivos (anuales, arbustos perennes y árboles). Estos cultivos están dirigidos a la obtención de diversas fibras alimenticias, forrajes, combustibles y productos medicinales, estando en relación con el clima predominante, el paisaje y el tipo de suelo así como de acuerdo con las necesidades sociales.      

Mediante el crecimiento de las plantas, el suelo también juega un papel importante para el apoyo de la biodiversidad animal sobre la tierra, que incluye la fauna salvaje y doméstica. Además, el suelo contiene en sí mismo millones de diversos organismos que representan importantes funciones vitales, tales como la descomposición de restos vegetales, la absorción de componentes de la atmósfera, la oxigenación del suelo y regulación del carbono, los ciclos hidrológicos y nutrientes así como la descomposición de elementos tóxicos.  

El suelo es cada vez más reconocido por su papel fundamental en la calidad y del suministro de agua. El suelo, asociado al paisaje y a su vegetación, es responsable por la distribución de las precipitaciones pluviales sobre él mismo y en consecuencia una clave importante en lo que se refiere a los ciclos y abastecimientos hídricos, como han reconocido los hidrólogos en la actualidad.   

En cuanto a la circulación de las aguas por el suelo y la propiedad de absorción de éste, es esa propiedad de absorción del suelo la que representa una función importante en el control de la contaminación (pesticidas, nitratos etc.).

El suelo siempre ha sido importante para las fundaciones de los edificios, carreteras y otros sistemas de comunicación y asimismo proveedor de esos mismos materiales.   

Una gran parte de la populación se interesa por conocer sus orígenes y  la forma de vida de sus antepasados, y es ahí donde los suelos constituyen una parte importante en la preservación de la historia de la tierra y su patrimonio cultural.

Por último, se ha reconocido el suelo como clave importante en la modificación y mejora frente los riesgos e impactos que supone el cambio climático. La materia orgánica de los suelos no sólo representa una de las mayores reservas de carbono de la biosfera sino que también es importante como impulsora del cambio climático y como respuesta variable con respecto a este. De esta  manera el suelo es capaz de actuar no sólo como almacén de carbono sino también como sumidero.