El Departamento de Montes de la FAO se ocupa de cómo incrementar el potencial de los árboles, los bosques y otros recursos forestales para mejorar las condiciones económicas, sociales y ambientales de la población, garantizando la supervivencia de estos recursos para poder hacer frente a las necesidades de las generaciones futuras.

Para ayudar a sus Estados Miembros a conservar y aprovechar los recursos forestales y arbóreos de forma sostenible, la FAO trabaja en cooperación con gobiernos, organizaciones internacionales, organismos internacionales de financiación, grupos no gubernamentales, el sector privado, organizaciones comunitarias y asociaciones.

Las actividades forestales de la FAO comprenden actividades normativas y operacionales. La FAO coopera con los Estados Miembros a través de una red de oficinas descentralizadas, a nivel nacional, subregional y regional, y a través de los proyectos de campo. También colabora estrechamente con otros sectores técnicos en el ámbito de su mandato, mediante actividades interdisciplinarias, tanto en la Sede en Roma como en el campo.

La labor de la FAO en el sector forestal está organizada dentro de programas principales. El Programa de política y planificación forestal promueve el conocimiento de la situación socioeconómica y del potencial de las actividades forestales y los productos arbóreos y forestales. Este programa comprende la recopilación, el análisis y la difusión de información sobre la producción, comercio y consumo, y el seguimiento de las tendencias en los ámbitos del desarrollo y la inversión, que son el fundamento para la formulación de políticas y la planificación sectorial a largo plazo. Comprende también las actividades forestales comunitarias y las estrategias para conseguir que la población rural participe en las actividades relacionadas con los bosques y en los beneficios derivados de ellos.

A través del Programa de recursos forestales, la FAO prepara y promueve la adopción de directrices para el manejo de todos los tipos de bosques, naturales y plantados por el hombre, y de la diversidad biológica que contienen. La evaluación de los recursos forestales, la difusión de información sobre la situación actual y las tendencias de los bosques del mundo son elementos cruciales del programa. Este programa incluye también las actividades agroforestales, la silvicultura urbana y la protección de los bosques frente a los incendios, insectos y enfermedades, así como la consideración de la influencia de los cambios climáticos.

En el marco del Programa sobre productos forestales, la FAO promueve el aprovechamiento eficiente de todo tipo de productos forestales, tanto madereros como no madereros, respetando el medio ambiente, y en distintos niveles, tanto por lo que respecta a la complejidad de las operaciones como a la dimensión de las empresas que las realizan. El programa incluye también la utilización eficiente de la biomasa forestal para producir energía.

El Programa forestal de campo presta asistencia técnica directa a través de proyectos de campo, principalmente a países en desarrollo. El Centro de Inversiones de la FAO ayuda a los países a incrementar el flujo de inversiones y su rendimiento en el sector forestal.

La FAO fomenta la creación de redes y el aumento de la capacidad en todas sus iniciativas de desarrollo forestal. Concede gran importancia al aumento de la capacidad nacional para la elaboración de la política forestal y la planificación estratégica, el fortalecimiento institucional, el desarrollo de los recursos humanos y la asistencia a las comunidades y organizaciones locales. Esto incluye la formación del personal, la creación de métodos de educación eficaces y el apoyo a la investigación sobre la ordenación sostenible de los bosques.

Finally, FAO's Forestry Programme provides technical inputs to the intergovernmental dialogue on sustainable forest management through the programmes role in the interagency Collaborative Partnership on Forests.