La investigación revela que las personas que durante su infancia consumen una gran variedad de fruta y hortalizas probablemente seguirán consumiéndolas en la edad adulta. Una forma de enseñar a los niños la importancia de consumir estos productos es impartir conocimientos de nutrición en el aula.

La campaña de Nueva Zelandia denominada “5 o más al día”, por ejemplo, transmitió su mensaje de promoción para el consumo de cinco o más porciones de fruta y hortalizas al día en las guarderías y escuelas primarias del país con óptimos resultados: un estudio revela que el 73 por ciento de los niños ahora llevan fruta u hortalizas todos los días con su almuerzo, y el 66 por ciento de los padres considera que la campaña “5 o más al día” ha contribuido a fomentar entre sus hijos un mayor consumo de productos frescos.

También se ha estudiado que los niños que reciben información de nutrición en la escuela tienden a llevarla a casa. En un proyecto de educación de este tipo, en el medio rural del sur de la India, por ejemplo, el 84 por ciento de los padres de 18 aldeas informó haberse enterado por sus hijos de la importancia del consumo de fruta y hortalizas.

La FAO participa en estas iniciativas de divulgación a través de dos programas distintos: “Alimentar la mente para combatir el hambre”, que proporciona material y planes didácticos de temas de nutrición y seguridad alimentaria, que los maestros de todo el mundo pueden adaptar para sus grupos. Y la campaña TeleFood, que a través de conciertos espectaculares, acontecimientos deportivos y otras actividades recauda fondos para financiar pequeños proyectos agrícolas sostenibles –como la formación de huertos escolares, que proporcionan a los niños la oportunidad de adquirir conocimientos de horticultura y consumir a la vez más fruta y hortalizas- en más de 100 países.

Octobre de 2003


Contacto:
Oficina de relaciones con los medios
[email protected]
(+39) 06 570 53625