Millones de personas en todo el mundo utilizan medicamentos, materiales de construcción y combustibles de origen forestal, y obtienen de los bosques sus ingresos... y alimentos. La FAO calcula que unos 500 millones de personas viven en los bosques o en sus proximidades, y en algunos lugares éstos son el principal suministro de alimentos. Pero casi en todas partes se consumen con regularidad alimentos que proceden de los bosques.

En muchos países en desarrollo los alimentos de origen forestal constituyen una red de seguridad imprescindible, que ayuda a la población a subsistir entre cosechas, cuando éstas se malogran o en época de sequía, hambruna o conflicto civil. En algunas zonas los bosques apoyan la producción pecuaria suministrando forrajes, y en otras, por ejemplo en las zonas pantanosas de los manglares, pesca.

Pero además de estas aportaciones a la seguridad alimentaria, los servicios ambientales que proporcionan los bosques son decisivos para garantizar la producción agrícola sostenible: los bosques contribuyen a filtrar y mantener las reservas de agua, protegen los suelos contra la erosión y evitan la degradación de la tierra, moderan el clima y frenan el calentamiento del planeta eliminando el bióxido de carbono de la atmósfera.

Asimismo, los bosques son ricos depósitos de biodiversidad, y proporcionan combustible a un gran número de personas pobres para preparar sus alimentos y calentar sus hogares, a la vez que los empleos forestales proporcionan ingresos a muchas personas.

"La supervivencia de los bosques realmente es una garantía de la supervivencia de la humanidad –afirma El Hadji Sene, Director de Recursos Forestales, de la FAO-. Los bosques proporcionan numerosos productos y servicios, cumplen tantas funciones importantes".

En el Congreso Forestal Mundial que se celebra en Quebec, Canadá, del 21 al 28 de septiembre, la FAO hará hincapié en estos lazos múltiples y en la función decisiva de los bosques en la conservación de otros recursos vitales, como el agua y los suelos.

Reunión trascendental

Sene define la reunión como un paso importante del trayecto en curso hacia la ordenación sostenible de los bosques. "El congreso reúne a personas del sector de todas partes del mundo, a fin de resolver cómo explotar los productos, los bienes y servicios que proporcionan los bosques, sin dañarlos. En pocas palabras, cómo aplicar la idea del desarrollo sostenible a los bosques", declara.

Desde 1947 la FAO ha desempeñado un papel de vanguardia en el patrocinio y organización de esta reunión, que se convoca cada seis años para reunir a los diversos interesados del sector forestal de todo el mundo en torno al debate de una gran variedad de temas. Se prevé la asistencia de unas 3 000 personas a la reunión de este año.

Además de patrocinar el congreso, la FAO también participa activamente en las deliberaciones y obtiene muchos conocimientos. Este año los expertos de la Organización participarán en reuniones sobre distintos temas como la medición de los recursos forestales, las prácticas de ordenación sostenible, el cambio climático, la deforestación, la lucha contra los incendios forestales, la reducción de la pobreza en los bosques y las oportunidades comerciales para los productos forestales no de madera.

Viaje compartido


La participación de la FAO en el Congreso Forestal Mundial complementa su intervención en otros debates internacionales en curso sobre política forestal.

A partir de la experiencia de la FAO en el sector forestal, la Conferencia de las Naciones Unidas sobre el Medio Ambiente y el Desarrollo pidió a la Organización coordinar la lucha internacional contra la deforestación. Con este mandato, la FAO ha colaborado productivamente con sus asociados del sistema de las Naciones Unidas y externos durante los últimos 10 años, incluso ha contribuido al funcionamiento y el apoyo a otros mecanismos multilaterales que se ocupan de las cuestiones forestales mundiales, como el Grupo intergubernamental sobre los bosques, el Foro intergubernamental sobre los bosques y la Asociación de Colaboración en Materia de Bosques, presidida por la FAO y dedicada a coordinar la información aportada por los organismos internacionales.

"También participamos activamente en la ejecución de otros mecanismos y tratados relacionados con los bosques, especialmente las primeras convenciones de Río", señala Sene.

Este nuevo marco internacional que promueve la cooperación ya ha dado resultados palpables, señala la FAO en Situación de los Bosques del Mundo 2003:

- más de 100 países han modificado sus políticas forestales y creado programas forestales nacionales, tomando en cuenta la necesidad de una amplia participación de los diversos interesados;

- 150 países participan en actividades internacionales para establecer criterios e indicadores para la ordenación forestal sostenible;

- han aumentado 88 por ciento las zonas sujetas a ordenación forestal oficial en los países desarrollados, y un 6 por ciento en los países en desarrollo;

- el 10 por ciento de los bosques del mundo hoy están comprendidos en zonas protegidas;

- está aumentando la participación de las comunidades locales en la planificación y la ordenación forestal.

Labor para el futuro de la silvicultura

Desde la fundación de la FAO en 1945, los bosques y la silvicultura forman parte de su mandato. Hoy, el Departamento de Montes de la FAO sigue trabajando en una gran variedad de temas importantes del sector, entre ellos: silvicultura comunitaria y mitigación de la pobreza, degradación de los bosques y deforestación, ordenación forestal sostenible, conservación y biodiversidad, lucha contra los incendios forestales y relación entre los bosques y cambio climático.

Una importante actividad en la que la FAO ha comenzado a colaborar recientemente con los países y con asociaciones regionales de todo el mundo es la elaboración de criterios e indicadores comunes para la ordenación forestal sostenible.

Explica Sene: "Se trata de que estos indicadores pueden ser la base de mejores prácticas, elementos básicos que orientan al profesional hacia la ordenación sostenible de los bosques".

Si desea más información sobre la labor del Departamento de Montes de la FAO y sobre las ideas que lleva la FAO al Congreso Forestal Mundial, consulte los enlaces que se proponen en este artículo.

Septiembre de 2003


Contactos
George Kourous
Oficial de Comunicación, FAO
george.kourous@fao.org
+39 06 570 53168