ROMA, 19 de noviembre de 2002 -- La Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO) afirma que más de 60 millones de personas son víctimas de urgencias alimentarias y necesitan ayuda. La FAO hizo un llamamiento solicitando alrededor de 88,5 millones de dólares EE.UU. para llevar socorro agrícola a 17 países y regiones en crisis durante el próximo año.

La FAO es responsable de la parte agrícola de los llamamientos interinstitucionales unificados de las Naciones Unidas para 2003, publicados hoy.

"Nuestra solicitud de fondos se basa en cálculos conservadores -explicó Fernanda Guerrieri, Jefe del Servicio de Operaciones de Emergencia-. Se está pidiendo el mínimo real para los principales países, cuyas necesidades son las mayores. Estos países están en una situación crítica tras un conflicto o están atravesando una combinación de conflictos y desastres naturales".

"La distribución de semillas, aperos, fertilizantes y medicamentos veterinarios, así como el suministro de asistencia técnica básica, proporcionan a la población de los países más pobres la oportunidad de recuperar su autosuficiencia. Las personas desean producir sus propios alimentos, no quieren depender de la ayuda alimentaria".

La comunidad donante a veces no toma en cuenta la agricultura, dijo Guerrieri. "La agricultura es un sector complejo que a menudo no da resultados inmediatos. Pero la población rural vive de la agricultura. El fomento agrícola en los países más vulnerables proporciona la base de la supervivencia de la población y puede contribuir a la paz y la estabilidad".

En particular, la FAO busca ayuda internacional para (*):

Sudán

El conflicto civil y las condiciones meteorológicas adversas exacerban la situación de la seguridad alimentaria, ya de por sí deficiente en el sur del Sudán. Muchas personas se han desplazado y cientos de miles están aisladas del alcance de la comunidad humanitaria. Tres millones de personas desplazadas en el interior del país, víctimas de la sequía y grupos vulnerables de distintas partes del país dependen de la ayuda alimentaria. Informes recientes señalan que las perspectivas del suministro de alimentos en las regiones occidental y oriental del país han comenzado a deteriorarse debido a la sequía.

La FAO está buscando ayuda para suministrar semillas de buena calidad, tecnología agrícola mejorada, como arados para tracción animal y aperos básicos, para beneficiar a 1,9 millones de víctimas de la inseguridad alimentaria, de las cuales 1,5 millones viven en el sur de Sudán. Otros proyectos se orientarán a incrementar la producción agrícola en las zonas afectadas por la sequía, a proporcionar servicios comunitarios de sanidad animal y restablecer el sector pesquero.
    Total de la suma requerida: 19 millones de dólares EE.UU.

Angola

Se calcula que unos 4,3 millones de personas están en peligro en Angola. La mayoría han estado desplazadas en el interior del país durante los casi tres decenios de conflicto armado. Las cosechas son deficientes, los ingresos limitados y falta acceso a los mercados y servicios. El llamamiento de este año hace hincapié en la necesidad de una distribución oportuna y eficaz de insumos agrícolas, producción de semillas de buena calidad, cría de animales, apoyo a la pequeña pesca y asignación de tierras a las personas desplazadas que regresan a sus lugares de origen.
    Total de la suma requerida: 12,7 millones de dólares EE.UU.

República Democrática del Congo

La población de la República Democrática del Congo ha sufrido de una grave malnutrición desde el inicio de la guerra. La producción de alimentos sigue interrumpida por la guerra civil, particularmenteen la zona oriental del país. El conflicto en curso y el desplazamiento de la población, la disminución de la actividad económica y el deterioro de las actividades sociales han dificultado que grandes sectores de la población satisfagan sus necesidades más básicas.

Para 2003, la FAO propone las siguientes actividades de apoyo a los más débiles y vulnerables de la población: distribución de aperos agrícolas y artes de pesca; apoyo en los centros de nutrición a las familias con hijos; producción y distribución de semillas de buena calidad y cría de animales pequeños; rehabilitación de las carreteras rurales y de la acuicultura.

    Total de la suma requerida: 12,4 millones de dólares EE.UU.

Uganda

Tras años de conflicto, desplazamiento y sequía, muchas personas vulnerables siguen necesitando ayuda. Se requieren mayor acceso a insumos agrícolas (semillas y aperos) mejorados y nueva tecnología y capacitación para incrementar la producción de alimentos. La FAO propone suministrar insumos a los hogares encabezados por mujeres y a los ancianos, así como a las familias rurales víctimas del VIH/SIDA. La distribución de variedades de yuca podría ayudar a incrementar la producción de alimentos de unas 500 000 personas desplazadas en el interior del país.
    Total de la suma requerida: 3,8 millones de dólares EE.UU.

Sierra Leona

Los 10 años de conflicto civil han reducido la producción de alimentos y diezmado el ganado en Sierra Leona. La inseguridad alimentaria de los hogares y la malnutrición son elevadas, exacerbadas por la propagación del VIH/SIDA. Los resultados de las elecciones pacíficas de 2002 han propiciado una mayor estabilidad, pero el abundante flujo de refugiados procedentes de Liberia ha incrementado las tensiones en los campamentos y en las zonas circundantes.

El objetivo de la FAO es ayudar a restablecer la producción de alimentos para recuperar los niveles anteriores a la guerra y reducir la dependencia de la ayuda alimentaria, suministrando a las personas desplazadas en el interior del país, a los refugiados y a las comunidades de acogida insumos agrícolas y capacitación en buenas prácticas agrícolas. La ayuda de emergencia también contribuirá a restablecer los servicios en los sectores de reproducción de semillas, industria pesquera, sanidad animal y herrería.
    Total de la suma requerida: 3,1 millones de dólares EE.UU.

Somalia

La seguridad alimentaria en Somalia sigue siendo inestable debido a los años seguidos de sequía e inseguridad. La reciente intensificación del conflicto ha forzado el desplazamiento de un gran número de personas. El embargo a los productos ganaderos de Somalia a los países de la Península Arábiga ha obstaculizado las exportaciones ganaderas, una de las principales fuentes de ingresos de los pastores somalíes.

Para mejorar la situación de los campesinos pobres, los pastores y la población desplazada, la FAO propone realizar proyectos de introducción de nuevas variedades de semillas, mejorar la producción ganadera y ayudar a los repatriados procedentes de Etiopía y a las personas desplazadas en el interior del pais.
    Total de la suma requerida: 2,3 millones de dólares EE.UU.

Eritrea

Desde octubre de 2001 ha llovido muy poco, lo que pone en peligro la seguridad alimentaria de miles de campesinos y pastores. Se prevé que la cosecha de cereales será aproximadamente un 70 por ciento inferior al promedio de los últimos 10 años, y sólo satisfaría el 12 por ciento de las necesidades de alimentos. Eritrea está recuperándose de una devastadora guerra fronteriza con Etiopía. Sigue habiendo un gran número de personas desplazadas y miles de agricultores todavía están por desmovilizarse. La FAO tiene particular preocupación por más de un millón de personas vulnerables, lo que constituye alrededor de un tercio de la población del país.

La FAO está buscando fondos para proporcionar semillas, fertilizantes, piensos y equipo veterinario para las familias campesinas más vulnerables a fin de reducir su dependencia de la ayuda alimentaria.
    Total de la suma requerida: 1,9 millones de dólares EE.UU.

Tayikistán

La población de Tayikistán, que está recuperándose de la guerra civil y la sequía, sigue afrontando una situación compleja y precaria. Alrededor del 85 por ciento de la población vive por debajo del umbral de pobreza y la malnutrición está muy difundida, debido a lo cual un tercio de los niños presenta retraso del crecimiento.

La agricultura sigue siendo la principal fuente de alimentos e ingresos. Con todo, la falta de tierras productivas, la escasez de insumos y el mal estado de la maquinaria y de los sistemas de riego obstaculizan las actividades agrícolas.

Se necesita ayuda de los donantes para proseguir las actividades de urgencia para las familias que padecen de inseguridad alimentaria; proporcionar semillas, aperos y fertilizantes; apoyar la irrigación y una mejor gestión del agua y combatir la langosta y las enfermedades pecuarias. Se prestará especial atención a las mujeres campesinas que no pueden producir suficientes alimentos para satisfacer sus necesidades.
    Total de la suma requerida: 2 millones de dólares EE.UU.

Indonesia

Si bien el suministro de cereales del país es satisfactorio, muchos indonesios de los sectores más pobres, personas desplazadas en el interior del país y refugiados se enfrentan al hambre y a la malnutrición. Casi 1,4 millones de personas siguen desplazadas después de la crisis de 1999. Entre dos y tres millones de personas siguen viviendo en zonas de conflicto o luchan por ayudar a las personas desplazadas en el interior del país que buscan refugio en sus comunidades. Las tasas de malnutrición son elevadas incluso en comparación con los países más pobres del mundo. Mejorar la seguridad alimentaria de las personas desplazadas en el interior del país ayudará a evitar tensiones con las comunidades de acogida.

La FAO está planificando apoyar a las familias que se están asentando de nuevo o que están regresando y a las comunidades de acogida con material agrícola básico, artes de pesca y aparatos localmente adaptados para la industria alimentaria.
    Total de la suma requerida: 1,3 millones de dólares EE.UU.


(*) Países y regiones incluidos en el llamamiento: África oeste, Angola, Burundi, Caúcaso norte, República Democrática del Congo, República Popular Democrática de Corea, Eritrea, La franja de Gaza y la orilla oeste, Grandes Lagos, Guinea, Indonesia, Liberia, Sierra Leona, Somalia, Sudán, Tayikistán, Uganda

La Dirección de Operaciones de Emergencia y Rehabilitación de la FAO actualmente tiene actividades en más de 70 países.