ROMA, 4 de julio de 2002 -- Ningún país que supere la tasa del 1% de su población total de personas afectadas por el HIV/SIDA puede basar su estrategia de combate a la enfermedad con medidas meramente sanitarias, advierte la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO) en vísperas de la XIV Conferencia Internacional sobre SIDA, que se celebrará en Barcelona entre los días 7 y 12 de julio.

"Es una cuestión de números", explica Marcela Villarreal, Jefa del Servicio de Población y Desarrollo de la FAO y Punto Focal para las cuestiones de VIH/SIDA. "De los 40 millones de seropositivos en el mundo, 28,1 millones viven en África. Lo que cuesta el tratamiento de la enfermedad hoy, aún en su costo más bajo, es 350 dólares por persona al año, una cifra que supera el ingreso medio anual por habitante en muchos de los países más afectados".

El SIDA, que era un problema mayormente urbano, ha avanzado hacia el campo de los países en desarrollo, devastando una gran parte de las comunidades agrícolas y dejando a los empobrecidos supervivientes apenas en condiciones de alimentarse. Las estadísticas del Programa de la FAO sobre el SIDA referentes al África subsahariana, la región más devastada por esta enfermedad, confirman el alcance de las repercusiones de la epidemia en el campo: El SIDA ha causado la muerte a unos siete millones de trabajadores agrícolas desde 1985 en los 25 países más gravemente afectados de África y podría acabar con la vida de otros 16 millones antes del año 2020.

"El campo africano se está quedando sin mano de obra. La cadena de transmisión de conocimientos y prácticas agrícolas, heredados de generación en generación, se está rompiendo y los sobrevivientes de esta tragedia, en su mayoría mujeres y niños, están recurriendo a la prostitución como último recurso para conseguir alimentarse", reconoce Marcela Villarreal. Por ello, es necesario abordar el problema reduciendo la vulnerabilidad de las personas a la enfermedad y esto, en la opinión de FAO, significa invertir en desarrollo rural para garantizar la seguridad alimentaria y la nutrición de aquellas comunidades que conviven con la enfermedad.

El jueves 11 de julio, en el Centro de Conferencias de Barcelona (Fira de Barcelona, Plaça d'Espanya y Palau S. Jordi, Montjuïc), la FAO, junto con otras agencias del sistema de Naciones Unidas especializadas en agricultura y seguridad alimentaria, ha organizado un evento paralelo en el marco de la Conferencia de Barcelona bajo el título: El desafío del HIV/SIDA para la nutrición y la seguridad alimentaria, con el objetivo de llamar la atención sobre la importancia de garantizar la seguridad alimentaria de estas poblaciones y proponer acciones soluciones para prevenir y mitigar los efectos del HIV/SIDA en las comunidades y hogares rurales y ayudar a las poblaciones afectadas a romper el circulo vicioso de la pobreza rural.

Participan en el evento los responsables y puntos focales para cuestiones de VIH/SIDA de la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO), del Fondo de Inversiones para el Desarrollo Agrícola (FIDA), el Programa Mundial de Alimentos (PMA) y la Organización Mundial para la Salud (OMS) así como representantes de organizaciones no gubernamentales de África y Asia y académicos de varias universidades especializadas en el tema.

Nota: Para las televisiones interesadas, existe material vídeo reciente en formato Betacam, en inglés y español, sobre actividades de la FAO para mitigar el impacto del SIDA en las comunidades rurales. Para solicitar copias, contactar la Oficina de Relaciones con los Medios de la FAO, tel. 00 39 06 570 52232