TITAO, Burkina Faso, 31 de julio de 2002 -- Las preciosas lluvias, poco frecuentes en el Sahel, antes erosionaban esta tierra rocosa y desigual causando tormentosas inundaciones intempestivas que dejaban las zonas altas por completo arrasadas. Los campesinos locales, incapaces de ganarse la vida con ese suelo degradado, partían hacia la sabana del sudeste, que es más fértil, o en busca de trabajo a los países cercanos. Esta franja del norte de Burkina Faso, apenas a 200 kilómetros al sur del Sahara, se transformó en desierto.

En 1992, un proyecto de la FAO financiado por Italia comenzó a recuperar estas tierras y otras en condiciones similares de Malí y Cabo Verde. El proyecto de Burkina Faso introdujo variedades mejoradas de mijo, sorgo y frijol. También proporcionó capacitación agrícola y colocó 11 000 dólares EE UU de capital inicial en fondos rotatorios en 20 aldeas, para financiar microproyectos lucrativos, por ejemplo actividades ganaderas para mujeres.

Este proyecto, que concluyó en julio de 2000, llevó tractores grandes de pesados arados para cavar surcos en la tierra endurecida, en ángulos transversales a la pendiente. La lluvia sigue resbalándose, pero ahora queda atrapada en los surcos, donde nutre los pastos y 40 000 acacias, neem y eucaliptos proporcionados por el proyecto.

"Más adelante los campesinos podrán cultivar parcelas de una hectárea de superficie, y el resto de las tierras recuperadas se destinará al pastoreo -explica Moussa Barry, presidente del grupo del proyecto de la aldea, de pie entre arbolitos que apenas le llegan a la rodilla y franjas de pasto verde y amarillo-. Queremos que siga el proyecto y abrir más tierras -añade-, el tractor sigue aquí, pero nos faltan combustible, refacciones y un conductor. El suelo está demasiado duro para abrirlo a mano".

Un muchacho lleva sus ovejas y vacas cebú por un camino de terracería que recorre la superficie recuperada. Rumbo a pastizales lejanos, Saidou Maïga afirma que le gustaría soltar a su ganado en el pasto nuevo, "pero está prohibido. Recuerdo cuando aquí estaba yermo, era apenas en 1997, nunca pensé que pudiera convertirse en esto".