ROMA, 5 de septiembre 2002 -- Camerún y Egipto han firmado el Tratado Internacional sobre los Recursos Genéticos de las Plantas para la Alimentación y la Agricultura, un acuerdo internacional jurídicamente vinculante que abarca todos los recursos genéticos de las plantas para la alimentación y la agricultura.

El documento fue firmado durante la tarde de ayer por el embajador de la República de Camerún, Michael Tabong Kima, en la sede central de la FAO. La semana pasada el embajador de Egipto Nehad Ibrahim Abdel-Latif, firmó también el tratado que, como observó, es un acuerdo agrícola esencial del que se beneficiarán las generaciones presentes y futuras.

Desde su adopción el pasado noviembre por la Conferencia de gobierno de la FAO, 58 estados y la Comunidad Europea han firmado el tratado y ocho de ellos también lo han ratificado. El tratado entrará en vigor cuando lo ratifiquen 40 países. La FAO espera que sea firmado y ratificado por más naciones durante el periodo que culminará en la próxima sesión de la Comisión Intergubernamental sobre Recursos Genéticos para la Alimentación y la Agricultura de la FAO (9-11 octubre 2002). La Comisión actúa como comité transitorio para el tratado.

El acuerdo internacional se propone garantizar la conservación de los recursos genéticos de las plantas para la alimentación y la agricultura, su uso sostenible, y el reparto correcto y equitativo de los beneficios derivados de su utilización, incluyendo los beneficios que se desprendan del uso comercial.

Los recursos genéticos para la alimentación y la agricultura son esenciales para el desarrollo de la agricultura sostenible y la seguridad alimentaria. Se calcula que 10.000 especies se utilizan para la alimentación de los seres humanos y la agricultura. Sin embargo, solamente unas 150 especies de plantas forman parte de la dieta de la mayor parte de la población mundial.

"A pesar de su importancia vital para la supervivencia humana, los recursos genéticos se pierden a un ritmo alarmante. Gracias al tratado, los beneficios se repartirán constituyendo así un incentivo para seguir conservando y desarrollando estos recursos", dice José Esquinas-Alcázar, secretario de la Comisión sobre Recursos Genéticos para la Alimentación y la Agricultura de la FAO.