ROMA, 16 de septiembre de 2002 -- El famoso tenor italiano Luciano Pavarotti se unirá a la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO) en la batalla contra el hambre con el espectáculo "Pavarotti canta Verdi" que se celebrará el próximo 12 de octubre en el Grimaldi Forum del Principado de Mónaco, según anuncia hoy la FAO. Pavarotti y otras estrellas de la ópera contribuirán con su talento a la campaña TeleFood de la FAO. Con TeleFood la FAO quiere sensibilizar a la opinión pública y conseguir fondos para la lucha contra el hambre y la malnutrición.

La FAO encabeza a nivel mundial los esfuerzos para erradicar el hambre crónica que afecta a unos 800 millones de personas en todo el mundo, más que la suma de los habitantes de América del Norte y Europa Occidental. Mediante conciertos y otros actos de difusión nacional e internacional, la campaña TeleFood pretende dar a conocer la dimensión del hambre en el mundo y conseguir ayudas para alcanzar el objetivo de tener "Alimentos para todos". La campaña se articula alrededor del Día Mundial de la Alimentación, que recuerda la fecha de la fundación de la FAO, el 16 de octubre de 1945.

TeleFood se propone sensibilizar y concienciar a las personas del hambre en el mundo y movilizar recursos para cientos de proyectos destinados a paliar esta situación. Gente de todos los niveles de vida y nacionalidades colabora con TeleFood, ofreciendo ayuda económica o participando en la organización de los diversos actos. Cientos de patrocinadores y celebridades, entre ellas actores, cantantes y deportistas, contribuyen con su talento y su tiempo a difundir el mensaje de TeleFood.

Los actos de TeleFood son un llamamiento a la generosidad de aquellas personas preocupadas por el hambre en el mundo y sus aportaciones van directamente a proyectos básicos de desarrollo. Estos proyectos tienen un objetivo clave: capacitar a las personas para que puedan construirse una vida sin hambre. El coste máximo de un proyecto TeleFood es 10.000 dólares y ninguna de las sumas recogidas está gravada por costes administrativos. La mitad de los fondos recogidos con TeleFood se destinan a financiar proyectos en los que participan mujeres y jóvenes.

Cultivadores de fruta en Armenia, grupos de mujeres en Bolivia, familias campesinas en Camboya, ahumadores de pescado en Mali, cultivadores de especias en Nepal y apicultores principiantes en Samoa son sólo algunos de los proveedores de alimentos para el mundo que se benefician de la iniciativa de TeleFood.

Más de 1.000 microproyectos en todas las partes del mundo en desarrollo y de los países en transición están financiadas por el Fondo TeleFood. Aunque su coste y su escala sean reducidos, los proyectos de TeleFood tienen resultados significativos. En la escuela primaria de Kisowera (Uganda) las comidas escolares eran muy limitadas hasta que, gracias a los donativos de TeleFood, los estudiantes pudieron crear un huerto con verduras y frutas dentro de la escuela. En las provincias meridionales de Bolivia, los campesinos pueden dormir más tranquilos porque saben que sus cultivos están al seguro en silos de metal, salvaguardando así hasta el 40 por ciento de sus cosechas. Las mujeres sin trabajo y los jóvenes que han abandonado la escuela en Cotobato (Filipinas) han aprendido a aumentar el rendimiento de sus cultivos con técnicas agrícolas orgánicas y bio-intensivas.

Estos son apenas algunos de los ejemplos de los pequeños proyectos autónomos de producción agrícola, animal y pesquera que han dado a los agricultores y pescadores el dinero necesario para poder cubrir sus necesidades vitales básicas.