18 de febrero de 2003, Roma -- Pakistán se ha declarado "provisionalmente libre" de la peste bovina, la enfermedad mortal del ganado, según anuncia hoy la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO).

Para que un país declare que está libre provisionalmente de la peste bovina debe probar que no ha habido ningún brote en los últimos dos años, que han cesado las campañas de vacunación y que cuenta con un sistema de vigilancia, según la reglas establecidas por la Oficina Internacional de las Epizootias en París.

Los últimos casos de peste bovina, una enfermedad viral muy infecciosa que puede destruir poblaciones enteras de ganado y búfalos, se detectaron en 2000 en una granja de búfalos próxima a Karachi, informa la FAO.

"Hasta hace tres años era un sueño liberar a Pakistán de la peste bovina", dice Peter Roeder, Secretario del Programa de Erradicación Mundial de la peste bovina de la FAO. "En los recientes desplazamientos de búfalos y de cabezas de ganados de Pakistán a Afganistán, además de los destinados al comercio con Irán, no había rastro de peste bovina", agrega Roeder. "Esto refuerza la convicción de que en la actualidad Pakistán está libre de la infección".

Erradicación en todo el mundo para el año 2010

"Tras el éxito de Pakistán, ahora estamos cada vez mas convencidos de que Asia entera está libre de la peste bovina por primera vez en la historia".

"Este éxito supone un paso más para el GREP hacia el objetivo de erradicación de la peste bovina en 2010" dice Roeder. "Ahora el desafío para GREP en Asia es ayudar a todos los países a liberarse de la peste bovina y a estar listos para las emergencias. Necesitan también controlar de cerca la situación para demostrar finalmente que están libres completamente de la enfermedad".

"Pakistán tiene todavía mucho que hacer para conseguir el estatus final de ausencia de infección de peste bovina. Los servicios veterinarios del país seguirán necesitando ayuda por parte de la FAO y de la Unión Europea para conseguir este objetivo", dice Roeder.

Nuevas oportunidades para la exportación de ganado

"Ahora que la peste bovina ha desaparecido, Pakistán podrá exportar más ganado. Esto contribuirá a aumentar los ingresos y la seguridad alimentaria en las áreas rurales y contribuirá a la reducción de la pobreza", agrega Roeder.

El comercio del ganado representa alrededor del 12 por ciento de las divisas extranjeras para Pakistán.

En las regiones que dependen del ganado para la carne, los productos lácteos o donde hay animales de tiro, la peste bovina ha provocado la difusión del hambre y ha causado graves daños económicos y sociales.

El último reducto del virus parece limitarse a un vasto número de rebaños en las tierras semi áridas de las dehesas del Cuerno de África, dice la FAO.

A mediados de los años 90, un brote de peste bovina arrasó la región norte de Pakistán provocando la muerte de centenares de miles de cabezas de ganado, de búfalos y de yaks. La enfermedad llegó después a las granjas lecheras de los alrededores de Karachi y a las áreas remotas del sur de Pakistán.

A raíz de ello comenzó el programa de erradicación de la peste bovina en Pakistán en 1995 con la ayuda de la FAO, mientras se difundía esta plaga del ganado. La Unión Europea, apoyando otro de los proyectos de éxito de la FAO en 2000, financió a ese organismo de las Naciones Unidas con 1,8 millones de euros para que prosiguiera sus esfuerzos de erradicación de la peste bovina.

Por otra parte, la Unión Europea está a punto de lanzar un proyecto de desarrollo de servicios para el ganado, financiado con varios millones de euros, en ayuda de la producción ganadera y de los servicios veterinarios en el país, asegurando así la continuidad por al menos seis años.




Persona de contacto :
Erwin Northoff,
Oficial de Información,
(+39) 06 570 53105
erwin.northoff@fao.org