11 de marzo de 2003, Roma -- "A menos que haya cambios fundamentales, la situación forestal en África se caracterizará por continuas y elevadas pérdidas de vegetación forestal, el deterioro del estado del medio ambiente y la reducción de los productos forestales no madereros, en general, y de las plantas medicinales en particular", afirma un nuevo informe publicado hoy por la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO).

El informe, titulado Estudio de las Perspectivas Forestales en África (FOSA) indica medidas que serían necesarias para mejorar esta situación de forma significativa.

El informe FOSA, presentado por la FAO en la XVIª Sesión del Comité de Montes (COFO) de la Organización, que se celebrará en Roma entre el 10 y el 14 de marzo, ofrece una perspectiva en un arco de veinte años, así como un marco de planes a largo plazo para el desarrollo del sector forestal en África. Incluye un panorama general y cinco informes subregionales (Norte, Oriente, Sur, Centro y Occidente de África).

Según el informe, la situación en África en el año 2020, cuando la población haya pasado de los 798 millones actuales a los 1.186 millones - la mitad de los cuales viviendo en áreas urbanas - se caracterizará por:
  • continua pérdida de vegetación forestal y pocos progresos para conseguir una ordenación forestal sostenible;
  • la tala ilegal seguirá siendo un problema importante y África no estará en condiciones de producir madera de forma competitiva;
  • la madera representará la principal fuente de energía. El consumo de combustible para alimentación pasaría de los 635 millones de metros cúbicos del año 2002 a los 850 millones de metros cúbicos en 2020, mientras el aumento de la demanda urbana de carbón vegetal agravará la degradación de los bosques;
  • soluciones eficaces de los conflictos sobre el uso de la tierra serán de importancia capital para aprovechar plenamente el potencial de la flora y fauna silvestres;
  • la pérdida de la biodiversidad, la degradación y el deterioro de las cuencas hidrográficas seguirán siendo problemas fundamentales.
Lo que hay que hacer

El informe FOSA sugiere la necesidad de adoptar nuevos enfoques para los montes de África. Indica las "prioridades y estrategias para potenciar la aportación de los bosques a los intereses económicos, sociales y ambientales de África".

Según el informe de la FAO, "la mitigación de la pobreza y la protección del medio ambiente seguirán siendo las prioridades más importantes en las dos décadas próximas". A este respecto, las estrategias decisivas en la mayor parte de los países consistirían en dotar de los medios adecuados a las partes sociales interesadas, mediante cambios institucionales y de políticas, y crear las condiciones para la ordenación sostenible de los recursos. Entre las medidas claves para un cambio positivo habría que incluir:
  • revitalizar el sector público;
  • crear mercados para las personas de escasas posibilidades económicas;
  • potenciar la eficacia del sector informal mediante marcos legales e institucionales y un mejor acceso a la información.

Contacto:
Pierre Antonios
Oficial de Información de la FAO
pierre.antonios@fao.org
(+39) 06 570 53473