16 de abril 2003, Roma -- Los agricultores iraquíes necesitan urgentemente piezas de recambio y combustible para las cosechadoras y tractores que utilizarán en la inminente cosecha de primavera, afirma la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO) en un comunicado publicado hoy.

"Hay que hacer todos los esfuerzos posibles para que los agricultores puedan regresar a sus campos y empezar a cosechar trigo y cebada a primeros de mayo" dice Laurent Thomas, Jefe del Servicio de Programas Especiales de Emergencia.

"Además, es necesario restablecer con urgencia el mercado de cereales y los servicios de distribución", y agrega que este año, tras el reciente conflicto militar, las perspectivas de la cosecha de primavera, la más importante para el país, son inciertas.

Las primeras estimaciones basadas en las imágenes del satélite relativas a la lluvia y la vegetación, indican que la producción de cereales de primavera, sobre todo trigo y cebada, es mas o menos la misma que la del año pasado, unos 1,7 millones de toneladas.

"Esta cantidad cubriría alrededor del 30 por ciento del total de las necesidades de cereales en Irak entre julio de 2003 y junio de 2004", asegura Thomas.

"Una buena cosecha sería fundamental para mejorar el acceso a los alimentos y serviría de estímulo a la economía rural", asegura, "aunque apesar de la cosecha potencialmente provechosa de esta primavera, todavía habrá que cubrir el grueso de las necesidades de cereales de Irak con importaciones y recurrir a cantidades substanciales de ayuda alimentaria", reconoce Thomas.

Incluso en los años de buenas cosechas, Irak siempre ha dependido de la importación de grandes cantidades de cereales.

Misión de evaluación

La productividad agrícola en Irak, sobre todo en el centro y el sur que son las zonas de mayor producción, adolece todavía de inversiones limitadas, escasez de insumos e infraestructura de regadío deteriorada.

La FAO ha anunciado que, tan pronto como lo permitan las condiciones de seguridad, planea enviar a Irak una misión, en colaboración con otros organismos, para evaluar las existencias alimentarias y la situación de la nutrición en el país.

La agencia de Naciones Unidas ha lanzado recientemente un llamamiento de ayuda urgente para conseguir 86 millones de dólares destinados al sector agropecuario en ese país, con el objetivo de garantizar los cultivos, la producción ganadera y mejorar la productividad agrícola.
Contacto:
Erwin Northoff
Oficial de información de la FAO
erwin.northoff@fao.org
(+39) 06 570 53105