6 de junio de 2003, Roma -- Perú ha ratificado hoy el Tratado sobre los Recursos Fitogenéticos para la Agricultura y la Alimentación, según informa la FAO. El Embajador de Perú, José Pablo Morán Val, destacó durante la ceremonia de ratificación la importancia del Tratado para su país.

"Este Tratado - señaló - es fundamental para proteger los productos autóctonos de nuestra región, como la papa, y va en beneficio de nuestros productores, muy en especial de las comunidades campesinas, gracias a las cuales estas especies se han conservado a los largo de los siglos".

Perú, como la región andina en general, es uno de los grandes centros de origen de cultivos básicos para la alimentación mundial como la papa y el tomate. Estos países poseen una gran biodiversidad acumulada, fundamental para garantizar la supervivencia de las generaciones futuras.

Perspectiva multilateral

La firma y posterior ratificación del Tratado por parte de Perú "reconoce la necesidad de abordar la conservación y utilización sostenible de los recursos fitogenéticos desde una perspectiva multilateral que beneficiará no sólo a los agricultores y al sector agrícola del Perú sino a todo el mundo, ya que todos los países dependen de los recursos provenientes de otras regiones para su desarrollo agrícola", aseguró el Secretario de la Comisión de Recursos Fitogenéticos para la Agricultura y la Alimentación de la FAO, José Esquinas- Alcázar.

El Tratado tiene como objetivo la conservación de los recursos fitogenéticos, su utilización sostenible y la distribución justa y equitativa de los beneficios derivados de su uso, incluidos los beneficios monetarios generados en su uso comercial. Incluye, además, el reconocimiento de los Derechos de los Agricultores y establece un sistema multilateral de acceso y reparto de beneficios para los principales 64 cultivos y plantas forrajeras más importantes para la seguridad alimentaria mundial.

Cuarenta países

El Tratado entrará en vigor una vez que haya sido ratificado al menos por 40 países. Estos cuarenta países conformarán su Órgano Rector, que decidirá en su primera reunión cuestiones fundamentales tales como el nivel, la forma y las modalidades de los pagos monetarios derivados de la comercialización del material genético, un acuerdo marco para la transferencia de material de los recursos fitogenéticos cubiertos por el Tratado, los mecanismos para promover el cumplimiento del Tratado, y la estrategia de financiación.

Es, por tanto, de gran valor estratégico estar entre los primeros países en ratificarlo, con el fin de asegurar que los respectivos intereses nacionales sean tomados en cuenta en la primera reunión del Órgano Rector. Hasta el momento, 20 países han ratificado, aceptado o adherido al tratado. 87 países lo han firmado, además de la Unión Europea.

Contacto:
Nuria Felipe Soria
Oficial de Información, FAO
(+39) 06 570 55899