8 de julio de 2003, Roma-- La Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO) ha conseguido entregar satisfactoriamente, por carretera, un notable contingente de semillas y herramientas en las zonas controladas por los rebeldes - hasta ahora inaccesibles - en las montañas Nuba al sur del Sudán.

La región está controlada por el Movimiento Armado Popular de Liberación de Sudán (SPLM/A). Las montañas Nuba ocupan el sur y parte de la región occidental de Kordofan. Desde 1985 la zona ha sido centro de los conflictos entre el gobierno del Sudán y el SPLM/A.

A consecuencia de la guerra, muchos habitantes de las montañas Nuba tuvieron que abandonar la planicie y viven en condiciones de inseguridad y precariedad cultivando pedazos de tierra en las laderas escarpadas y en las zonas llanas de las cumbres y entre las colinas.

El suministro de ayuda agraria, necesitada con urgencia, ha sido posible gracias al acuerdo de alto el fuego entre el gobierno sudanés y el SPLM/A firmado en enero de 2002.

Las ayudas mejorarán la situación alimentaria

La FAO ha distribuido alrededor de 130 toneladas de semillas de sorgo, maíz, sésamo, arveja de vaca, cacahuete y hortalizas en diferentes zonas de las montañas Nuba controladas por el SPLM/A. Los agricultores han recibido también 13 400 herramientas agrícolas (azadas, hachas, machetes y hoces). Más de 10 500 familias se beneficiarán de esta ayuda. El proyecto refuerza el reasentamiento de los repatriados y la pronta rehabilitación de la agricultura.

La FAO ha entregado también a los herreros locales cajas de herramientas y láminas de metal para fabricar aperos de labranza para los repatriados y los agricultores para que reanuden la agricultura.

El organismo de las Naciones Unidas ha distribuido también 154 toneladas de semillas de cultivos locales y más de 16 000 utensilios manuales a las personas desplazadas y a los repatriados en las zonas controladas por el gobierno sudanés. Estos socorros mejorarán la situación alimentaria de unas 12 500 familias campesinas. Las organizaciones no gubernamentales distribuyeron la ayuda entre los más necesitados.

En total, gracias a la entrega de semillas y herramientas se producirán, según las previsiones, 8 200 toneladas de alimentos en 2003 y esto redundará en la mejora de las condiciones de vida y de su seguridad alimentaria.

Una aportación a la paz

"Es un gran logro que la FAO haya podido entregar satisfactoriamente por carretera semillas y herramientas a las personas que viven en condiciones extremas de inseguridad en las montañas Nuba", ha declarado Anne M. Bauer, Directora de la División de Operaciones de Emergencia y Rehabilitación de la FAO. "Este proyecto hará que los agricultores y sus familias dependan menos de la ayuda alimentaria y puede representar una aportación a la paz y a la estabilidad en la región".

El proyecto está financiado por los gobiernos de Noruega, que da la aportación principal, de los Países Bajos y de Suecia.

La FAO recuerda que alrededor de 300 000 familias en el sur de Sudán necesitan con extrema urgencia semillas y herramientas, cuyo coste ronda los 8, 6 millones de dólares, para reanudar sus actividades agrícolas en la próxima estación que comienza en julio de 2003. Hasta ahora la FAO ha recibido sólo 1,7 millones de dólares.



Contacto:
Erwin Northoff
Oficial de información de la FAO
erwin.northoff@fao.org
(+39) 06 570 53105